-----------------------------f- 10 DE AGOSTO - 1877 - NACE HARALD BERGSTEDT. AUTOR Y POETA DANÉS CONVERTIDO EN NACIONALSOCIALISTA ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

sábado, 10 de agosto de 2019

10 DE AGOSTO - 1877 - NACE HARALD BERGSTEDT. AUTOR Y POETA DANÉS CONVERTIDO EN NACIONALSOCIALISTA

El 10 de agosto de 1877, nació el conocido autor y poeta Harald Bergstedt. Después de ser el rostro cultural de los socialdemócratas daneses, Bergstedt a principios de la década de 1940 cambió su percepción del nacionalsocialismo y se hizo seguidor de la idea.

“A lo largo de mi vida, he sido considerado como sincero, valiente e intocable. Luego, a mis setenta años me voy a la mierda me convierto en una porquería".

Así, Bergstedt respondió al llamado tribunal de justicia que en 1947 evaluaría sus actividades durante la Segunda Guerra Mundial.

"Solkarrusellen", uno de los libros infantiles de Harald Bergsted.  Publicado en 1938.


Bergstedt fue una de las principales personalidades de la literatura danesa junto a escritores como Harald Tandrup , Svend Fleuron , Svend Borberg y otros. Su inmortal canción “El sol es tan rojo”, fue prohibida hasta 1963.

Harald Alfred Petersen Bergstedt nació el 10 de agosto de 1877 en Køge (al sur de Copenhague) como hijo de Hans Petersen y Maria Bergstedt . En 1908 tomó el nombre de su madre. También fue en 1908 y 1909 que consiguió un trabajo como maestro de escuela en Skagen y encontró a la mujer que se convertiría en su primera esposa, Christiane Iversen, que era maestra en la misma escuela. Se inscribió en el mismo período en el Partido de Izquierda Radical.

En 1913, la pareja tuvo su primer hijo, pero Christiane nunca se recuperó de su nacimiento y murió en 1919 en tuberculosis, a los 44 años. Harald Bergstedt también tuvo un hijo con otra mujer antes. Al mismo tiempo, debutó con sus primeros libros: “Canciones de la provincia” (primer libro) en 1913, “Canciones de la provincia” (segundo libro) en 1915 y su novela en verso “Hans y Else” en 1916. Después de la muerte de su esposa, comenzó una relación con una joven, Helga Hansen y se comprometió el 10 de agosto de 1919 y se casó con el 7 de noviembre del mismo año. Este matrimonio duró hasta la muerte de Bergstedt, pero no tuvieron hijos.

Harald Bergstedt sobre cómo cambió de rumbo.

Además de sus escritos, Bergstedt fue también el editor local de Vendsyssel Venstreblad hasta 1919. Luego trabajó como presentador, orador popular y moderador. Colegas y amigos admiraron su trabajo y compromiso.

En 1927 se mudó a Copenhague y se convirtió en empleado de la revista “Socialdemócratas” y miembro del Partido Socialdemócrata. En la edición dominical del periódico, contribuyó con un comentario fijo: “Textos del Domingo”.

Rápidamente entró en conflicto con dos líderes socialdemócratas contemporáneos, Thorvald Stauning y KK Steincke, acerca de lo que era la cultura del trabajo. Bergstedt buscaba una cultura de trabajo popular que se desarrollara independientemente dentro del propio camino de la socialdemocracia, en lugar de asumir los valores "burgueses" (estadounidenses), la "cultura fina" que comenzó a afianzarse, entre otras cosas, en el cine y en la radio. Bergstedt abogaba por una cultura simple basada en el canto, la solidaridad y la comunidad, y las cosas simples como el teatro amateur o hacer un viaje compartido a la playa.

Participó activamente en la Asociación Socialdemócrata de Jóvenes, estableció un coro de canto y un grupo de teatro, pero una disputa con Steincke hizo que lo retiraran de la columna del domingo en 1934 y en lugar de eso fuera a trabajar en la radio.

Los principales socialdemócratas esperaban una excusa para finalmente patear a Bergstedt y esta oportunidad se presentó cuando El Socialdemócrata publicó tres artículos el 20, 21 y 23 de junio de 1941 sobre el viaje de reconciliación de Bergstedt a Alemania. El viaje fue organizado por el Dr. Gustav Meissner., adjunto de prensa en la Embajada de Alemania en Dinamarca para un grupo de sindicalistas en el Partido Socialdemócrata y pasó por Alemania hacia  Berlín. A Bergstedt se le asignó un campo de trabajo en Gdynia, mantuvo conversaciones con un nacionalsocialista en Breslau (un hombre que le causó una profunda impresión) y también tuvo tiempo de explorar el servicio de trabajo alemán durante seis meses. El 4 de noviembre de 1942, la ruptura final se produjo cuando Bergstedt entregó su último manuscrito para los socialdemócratas. Al mismo tiempo, asumió su nuevo trabajo en el periódico Nacionalsocialista “Fædrelandet” (“Patria”).

En el periódico, el nuevo empleado fue recibido con las siguientes palabras:

Los editores enfatizan que Harald Bergstedt no ha roto con los socialdemócratas y que todavía es un socialista. Él confiesa honestamente y sinceramente su fe en una Europa nueva y mejor de la que ahora se derrumba en el abismo.

Bergstedt se convirtió en miembro de DNSAP el 10 de diciembre de 1942 con el número de carnet  54.184.

Mi tiempo en Fædrelandet pertenece a los momentos más felices de mi vida, lleno de recuerdos felices, en medio de un tiempo horroroso. Fue la mayor libertad que nunca tuve. Ir en contra de las opiniones estancadas, para hacer pensar a la gente, siempre ha sido mi alegría.

Continuó como crítico de radio en Fædrelandet, pero también recibió su propia columna, donde dio respuestas a las preguntas de los oyentes. A partir de enero de 1943, se imprimió “La vida de las personas: los recuerdos de un socialista incurable” como una columna diaria en el periódico. Bergstedt permaneció en el periódico hasta el 5 de mayo de 1945. También escribió en otras revistas nacionalsocialistas, incluidas “Cartas Mensuales del NSDAP”, “Acción académica” y “Globus”.

Solo una vez Bergstedt tomó una posición sobre la cuestión judía, en una crónica del 22 de noviembre de 1942:

"Cuando las hormigas se asientan en una carretera y construyen una casa, sus vidas se convierten en una tragedia. Lo mismo hicieron los judíos. Sus vidas realmente se convirtieron en una tragedia histórica mundial”.
Y dos veces, Bergstedt escribió poemas a Hitler, que se publicaron en las “Cartas mensuales del NSDAP” en junio de 1943:
Y en el recuerdo de ti y de tu gran obra.
Se hará fuerte  la juventud.
Testificando cuando cayó el desánimo en los corazones,
¡Que un alma abrió el camino a través de todo!

Bergstedt no era partidario de una región nórdica unida y afirmaba que "el futuro pertenece al socialismo ruso o al alemán".

Harald Bergstedt en el podio de la comunidad de trabajo danesa, DDA, el equivalente danés de Deutsche Arbeitsfront y Kraft Durch Freude.


Después de la guerra, el Tribunal de Distrito de Copenhague el 19 de marzo de 1946 lo condenó a 2 años de prisión por su trabajo en la revista Fædrelandet y 5 años de "pérdida de confianza general". Esto último significaba que perdía el derecho a votar, ocupar puestos en el estado, trabajar como médico, abogado, dirigir su propio negocio o ejercer otra profesión que requiera un permiso oficial, etc. El 27 de marzo de 1947, el ex autor inmortal también fue expulsado de la Asociación Danesa de Autores.

Cumplió su veredicto y fue puesto en libertad el 11 de septiembre de 1947. Publicó una serie de libros, entre ellos una colección de versos llamada “Canciones en la cárcel” con sus pensamientos sobre su vida y sus obras.

También publicó una revista mensual llamada Folkets Røst  (“Voz popular”) y escribió artículos para la revista “Revision”. Esta última era un periódico escrito por los "traidores" que habían colaborado con los nacionalsocialistas. El propósito era liberar y rectificar a los presos políticos que habían sido condenados por el llamado tribunal de justicia.

Bergstedt mantuvo hasta su muerte mantuvo que actuó de acuerdo con la actitud del gobierno danés hacia las fuerzas de ocupación alemanas y que era una víctima de la actitud tibia política socialdemócrata. Murió el 21 de julio de 1965 a la edad de 88 años. Su obituario en el períódico Aktuelt (Actualidad), escrito por sus viejos "amigos", decía: "Su voz todavía suena en nuestros oídos: - Ahora escuchen las estrellas cantoras, me cantan en paz ...". Nunca lo perdonaron, pero encontraron difícil ignorarlo como una de sus personalidades culturales. Pero no pudo haber actuado de manera diferente, porque siempre vivió su vida al máximo.


0 comentarios :

Publicar un comentario