-----------------------------f- 11 DE ENERO – 1919 – HENRY FORD LANZA “THE DEARBORN INDEPENDENT”. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

viernes, 11 de enero de 2019

11 DE ENERO – 1919 – HENRY FORD LANZA “THE DEARBORN INDEPENDENT”.


Un 11 de enero de 1919, el fabricante de automóviles Henry Ford lanzó “The Dearborn Independent”. Aunque la revista publicó artículos en diversos campos, se hizo notoria por sus artículos sobre el judío internacional.

En 1918, el ayudante más cercano y el secretario privado de Ford, Ernest G. Liebold , compraron el Independiente a Marcus Woodruff, quien lo había estado manejando con pérdidas. El personal inicial del periódico incluía a EG Pipp, anteriormente director gerente de Detroit News, a los escritores William J. Cameron (también anteriormente de News ), A Marcus Woodruff, y a Fred Black como gerente de negocios.

Se imprimió en una prensa usada comprada por Ford e instalada en la planta de tractores de Ford en The Rouge. La publicación bajo el Sr. Ford se inauguró como hemos señalado, el 10 enero de 1919. El periódico inicialmente atrajo notoriedad en junio de 1919 con la cobertura de la demanda por difamación entre Henry Ford y el Chicago Tribune, ya que las historias escritas por Pipp y Cameron fueron recogidas a nivel nacional.


Henry Ford era un pacifista que se oponía a la Primera Guerra Mundial  y era consciente de que los judíos eran los responsables de iniciar guerras para sacar provecho de ellas:

"Los financieros internacionales están detrás de toda guerra. Son lo que se llama el judío internacional: judíos alemanes, judíos franceses, judíos ingleses, judíos estadounidenses. Creo que en todos esos países, excepto el nuestro, el financiero judío es supremo... aquí el judío es una amenaza".

Ford afirma que los judíos, en su papel de financieros, no aportaban nada de valor a la sociedad. Acusaba a los negociantes judíos de centrarse  únicamente en el precio y abaratar sus productos.

En 1915, Ford acusó a los judíos por instigar la Primera Guerra Mundial, diciendo:

"Sé quién causó la guerra: banqueros judíos alemanes".
Más tarde, en 1925, Ford dijo:

"A lo que más me opongo es el poder monetario judío internacional que se encuentra en cada guerra. Eso es lo que me opongo: un poder que no tiene país y que puede ordenar la muerte de los jóvenes de todos los países".
Ford se aseguró de que todos los que trabajaban para cualquiera de sus compañías aceptaran sus puntos de vista, y se aseguraron de no contratar a un solo judío en trabajos de oficina, aunque los contrató para trabajo físico.

Así comenzaron los artículos que exponían la conspiración mundial por parte de los supercapitalistas judíos, poniendo énfasis en la presencia de judíos en la promoción de los mercados de valores, para llenarse los bolsillos y corromper a los pueblos huéspedes.

Al año y medio de adquirida la publicación, Ford reemplazó al editor EG Pipp, quien no estaba de acuerdo con la línea editorial anti judía, por  William J. Cameron, a quien se le encomendó la tarea de exponer los pensamientos de Ford sobre el tema. A su vez se contrató personal editorial para recopilar material de investigación.

Uno de los artículos, "El poder judío y la hambruna de dinero en Estados Unidos", afirmaba que el poder ejercido por los judíos sobre la oferta de dinero de la nación era insidioso, privando a los agricultores y demás productores del dinero cuando más lo necesitaban. El artículo hizo la pregunta:

"¿Dónde está el suministro de oro estadounidense?... Puede estar en los Estados Unidos pero no pertenece a los Estados Unidos".
Llegó a la conclusión de que los judíos controlaban el suministro de oro y, por lo tanto, el dinero estadounidense.


Otro artículo, "Sistema de reserva federal moldeado en ideas judías", fue un reflejo de la desconfianza de Ford hacia el sistema de reserva federal y hacia su principal impulsor, Paul Warburg . Ford creía que el sistema de la Reserva Federal era un fraude secreto e insidioso. 

A partir de  1920, el Independent publicó una serie de artículos sobre temas relacionados con el control financiero de los judíos. Los temas tratados fueron:
- La idea judía en los asuntos monetarios estadounidenses: la extraordinaria historia de Paul Warburg, quien comenzó a trabajar en el sistema monetario de los Estados Unidos después de tres semanas de residencia en este país.
- Sistema de la Reserva Federal moldeada por ideas judías: mientras Baruch controla el material de guerra, Paul Warburg hace lo mismo con las finanzas de la guerra. Algunas curiosas revelaciones del dinero y la política.
- Idea judía de un Banco Central para América: La evolución de la idea de Paul M. Warburg del Sistema de Reserva Federal sin la administración del gobierno.
- Cómo funcionan las finanzas internacionales judías: la familia y la firma Warburg dividieron el mundo entre ellas e hicieron cosas asombrosas que los no judíos no podían hacer.
- El poder judío y el hambre de dinero en Estados Unidos: la Reserva Federal de Warburg extrae dinero a Nueva York, dejando a las secciones productivas del país en una necesidad desastrosa.

- El plan económico de los judíos internacionales: un esbozo de la política monetaria de los protocolistas, con notas sobre el paralelo encontrado en la práctica financiera judía.


El periódico publicó “Los Protocolos de los Ancianos de Sión”, que fue desacreditado por “The Times of London”. En febrero de 1921, el New York World publicó una entrevista con Ford en la que en respuesta a la duda sobre la autenticidad de Los Protocolos afirmó:

"La única declaración que me interesa hacer sobre los Protocolos es que encajan con lo que está sucediendo ahora".

Durante la República de Weimar a principios de la década de 1920, los Protocolos se reimprimieron y publicaron en Alemania, junto con los artículos antijudíos publicados por primera vez por “The Dearborn Independent” como un conjunto de cuatro volúmenes encuadernados, titulados de forma acumulativa “El Judío Internacional, El problema más importante del mundo”.

Adolf Hitler respetaba profundamente  a Ford. Varios temas de los artículos de “The Dearborn Independent” aparecen en Mein Kampf. Hitler incluso citó al “The Dearborn Independent” en “Mein Kampf” y Henry Ford fue el único estadounidense que Hitler nombró específicamente:

"Cada año [los judíos] logran convertirse cada vez más en el control de la fuerza de trabajo de un pueblo de 120.000.000 de almas. Un gran hombre, Ford, para su exasperación aún resiste independientemente allí incluso ahora".

El 1 de febrero de 1924, Ford recibió en su casa a Kurt Ludecke, un representante de Hitler. Ludecke fue presentado a Ford por Siegfried Wagner (hijo del famoso compositor Richard Wagner) y su esposa Winifred, ambos simpatizantes del Nacionalsocialismo y antisemitas. Ludecke le pidió a Ford una contribución para el NSDAP, aunque esto es negado por la Ford Motor Company.

Henry Ford recibe la Gran Cruz del Águila Alemana.

En julio de 1938, antes del estallido de la guerra, el cónsul alemán en Cleveland le otorgó a Ford, en su 75 cumpleaños, el premio de la Gran Cruz del Águila Alemana, la medalla más alta que el III Reich podía otorgar a un extranjero. James D. Mooney, vicepresidente de operaciones en el extranjero para General Motors, recibió una medalla similar, la Cruz al Mérito del Águila Germana de Primera Clase. Esta medalla de mérito también le fue otorgada a Charles Lindbergh, quien había formado la organización "America First", que estaba en contra de una interferencia estadounidense en la Segunda Guerra Mundial contra Alemania, de la que más tarde Ford se convirtió en miembro.

Después de la primera campaña anti judía del periódico realizada en1920-1921, comenzó una nueva en los años 1924-1925. Fue entonces, en 1925, cuando “The Dearborn Independent” alcanzó su edición más alta, con 900,000 lectores.

La revista publicó su último número en diciembre de 1927. Posteriormente, fue objeto de varias demandas debido a su material y la organización judía “Liga Anti Difamatoria” (ADL) organizó una campaña de boicot de los productos de Ford. Una colaboración entre el lobby judío, liderado por ADL, aseguró que una de las demandas se convirtiera en un proceso judicial. Al mismo tiempo, ADL logró inducir a la prensa de Detroit a socavar el periódico y sus artículos. Sin embargo, cuando la revista publicó su último número, Ford había llegado con éxito a millones de personas en los Estados Unidos y otras partes del mundo.

Artículos relacionados:
Los Protocolos de los Sabios de Sión. Debate sobre su autenticidad.


1 comentario :

  1. Buen artículo.
    Por cierto, es una pena que hayan encarcelado a los editores del daily stormer en español, cada vez la persecución es mayor

    ResponderEliminar