-----------------------------f- INFORME ESPECIAL: EL PACTO MUNDIAL SOBRE MIGRACIÓN DE LA ONU. PLAN DE INVASIÓN DE NUESTRAS PATRIAS. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

martes, 6 de noviembre de 2018

INFORME ESPECIAL: EL PACTO MUNDIAL SOBRE MIGRACIÓN DE LA ONU. PLAN DE INVASIÓN DE NUESTRAS PATRIAS.


I. SU HISTORIA.

Desde hace más de diez años se viene trabajando a nivel mundial para lanzar sobre los países soberanos olas de invasores alógenos. El Plan Kalerghi esbozado para Europa con un objetivo de suplantación de su población originaria, se extiende ahora incluso a la primer potencia mundial y también lo sufrirán países tradicionalmente blancos como Argentina y Uruguay en Sudamérica, así como  Australia y Nueva Zelandia en el Pacífico.

En septiembre del 2016 se produjo en la ONU la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes. Se trata de una declaración “no vinculante”, pero que sin embargo propone compromisos tales como:
  • Proteger los derechos de los migrantes, lo que implica en buen romance reconocer como Derecho Humano, el derecho a emigrar al país que a cada uno se le antoje.
  • Asegurar que todos los niños refugiados y migrantes estén estudiando en un plazo de unos meses después de su llegada. Por tanto los nacionales verán como sus hijos son obligados a compartir aulas con niños de culturas y costumbres totalmente diferentes, violentando el derecho a su identidad.
  • Condenar enérgicamente la xenofobia contra los refugiados y los migrantes, y respaldar una campaña mundial para combatirla. En buen romance significa penalizar cualquier tipo de protesta contra la presencia de elementos invasores en nuestras patrias ancestrales.

Pero hay un compromiso que pinta de cuerpo entero el cangrejo que se esconde debajo de esta piedra:
  • Fortalecer la gobernanza mundial de la migración incorporando a la Organización Internacional para las Migraciones en el sistema de las Naciones Unidas. Más claro imposible. El tema de los flujos migratorios y su impacto en los lugares de destino deja de ser resorte de la soberanía de cada Estado y pasa a ser un tema de “gobernanza mundial”.


Desde el momento que se firmó la Declaración de New York se comenzó a trabajar en la redacción de un "Pacto Mundial por una Migración Segura, Ordenada y Regular” que será promulgado en Marruecos el 11 de diciembre próximo (Ver aquí

Los objetivos de este Pacto claramente expresan la voluntad de sacar de la órbita estatal la política migratoria y sustituirla por un sistema mundial de imposición obligatoria. Esto pese a que varias veces se habla de declaraciones “no vinculantes”.

Pero entre los objetivos hay uno que expresa la realidad del fin buscado: 
“Establecer una gama de compromisos ejecutables, medios de implementación y un marco para el seguimiento y revisión entre los Estados miembros con respecto a la migración internacional en todas sus dimensiones”. 
Más claro, agua.

II. EL SECRETARIO GENERAL DE LA ONU DEFIENDE EL PLAN.

El 11 de enero de 2018 el periódico izquierdista y mundialista inglés The Guardian publicaba un artículo de António Guterres, Secretario General de la ONU, en el que revelaba su plan para promover la migración masiva global. (Ver aquí)

António Guterres, Secretario General de la ONU y ejecutor del plan de sustitución poblacional e invasión de naciones soberanas.
Su artículo, titulado "La migración puede beneficiar al mundo. Así es como nosotros, planeamos ayudar” hace la audaz afirmación de que la migración masiva “potencia el crecimiento económico, reduce las desigualdades y conecta a diversas sociedades”.


"Este será el primer acuerdo internacional global de su tipo", se jactó, pero afirmó que no "impondría obligaciones vinculantes a los estados", sino que más bien sería una "oportunidad sin precedentes para que los líderes contrarresten los mitos perniciosos que rodean a los migrantes". Por supuesto, como veremos, las garantías expresadas por el burócrata internacional no han convencido ni a Donald Trump ni a varios presidentes de países europeos.

Guterres dijo que era crucial "reconocer y reforzar los beneficios (¡) de la migración... Los migrantes hacen enormes contribuciones tanto a sus países de acogida como a los países de origen".

Hizo la contenciosa afirmación de que los migrantes "toman empleos" que los trabajadores locales "no pueden" llenar, y afirmó que esto es algo positivo. También intentó hacer valer el hecho de que los migrantes envían enormes sumas de dinero directamente de sus países de acogida  de vuelta a sus países de origen como un tipo de complemento a la ayuda extranjera.

El secretario general no es la primera figura sénior de la ONU que ensalza los supuestos beneficios de la migración masiva. La institución intergubernamental lo ha promovido como "inevitable, necesario y deseable" a través de su campaña #ForMigration por algún tiempo.
El mega burócrata internacional Peter Sutherland, defensor de la ingeniería social y la sustitución poblacional
El ex Representante Especial de las Naciones Unidas para las Migraciones, Peter Sutherland, un globalista de peso pesado que fue un actor clave en muchos otros organismos globales y corporaciones multinacionales, fue uno de sus defensores de la migración masiva más prominentes antes de su fallecimiento a en enero de 2018.

En 2012, comentó de manera infame que la Unión Europea, a la que anteriormente había servido como comisionado europeo, debería hacer todo lo posible para "socavar la homogeneidad nacional" y promover "estados multiculturales" a través de la migración masiva.


III - LA REACCION.

Parece que los mundialistas no las tienen todas consigo. Pese a la monumental maquinaria de propaganda montada alrededor de este plan, donde juegan ONG´s, la gran burocracia internacional, enquistada en la ONU, la UE y otros organismos internacionales, la prensa globalista, y los grupos de presión de toda índole, varios países se comienzan a separar tanto de la Declaración de Nueva York, como del Pacto que se firmará en Marruecos.

1. LOS QUE SE FUERON.

A - ESTADOS UNIDOS.

Estados Unidos anunció el 2 de diciembre  del 2017 su retirada del Pacto Mundial de la ONU sobre Migración y Refugiados. Fue así el que dio el punta pie inicial a una serie de países que se han comenzado a retirar. La decisión fue tomada en último término por el presidente, Donald Trump, alentado por uno de sus más próximos asesores, el nacionalista Stephen Miller- El Departamento de Estado se mantuvo bastante neutral sobre el tema, yla embajadora ante Naciones Unidas, Nikki Haley, era favorable a mantenerse dentro del mismo. Pese a estar en contra de la posición de Donald Trump la embajadora debió dar la noticia sobre el abandono:
"Estamos orgullosos de nuestra herencia de inmigrantes y nuestro liderazgo moral al brindar apoyo a las poblaciones de migrantes y refugiados en todo el mundo. Pero nuestras decisiones sobre las políticas de inmigración deben ser tomados por los estadounidenses y solo por los estadounidenses. Nosotros decidiremos la mejor forma de controlar nuestras fronteras y quien recibirá autorización para entrar en nuestro país. El enfoque global en la Declaración de Nueva York simplemente no es compatible con la soberanía de los Estados Unidos".
Mas allá de las discrepancias ideológicas que guardamos con Mr. Trump, se debe reconocer su positiva política restrictiva de migraciones y la influencia positiva que está ejerciendo en muchos otros países.
Trump se decantó por la retirada, convencido por Miller, por su jefe de Gabinete y punta de lanza del Departamento de Seguridad Interior en materia de inmigración durante los primeros meses de su adminstración, John Kelly, así como por el fiscal general, Jeff Sessions. El Departamento de Estado se opuso en principio a la decisión pero acabó cambiando de opinión, según fuentes de 'Foreign Policy' próximas al desarrollo de las conversaciones.

B - HUNGRÍA.

En Hungría, el primer ministro soberanista Viktor Orban, que fue reelegido para un segundo mandato en abril pasado, ha puesto de relieve desde 2015 su política hostil a la acogida de migrantes procedentes de fuera del territorio europeo, suscitando las críticas de los agentes del globalismo.  El pasado 18 de julio declaró que se retiraba del pacto mundial sobre la migración aprobado la ONU, afirmando que el acuerdo es “peligroso”.

Viktor Orban defiende la soberanía territorial de su país Hungría. Ha sido catalogado por la mafia sorista como "el hombre más peligroso de Europa". 
El ministro de Relaciones Exteriores húngaro, Peter Szijjarto, afirmó claramente que el documento es "peligroso para el mundo y para Hungría", ya que "incitará a millones de personas a tomar la carretera".
“Hungría tiene que salir del proceso de aprobación (del texto) y, haciéndolo, señalar claramente que no considera de ninguna manera que las medidas o líneas directrices del paquete constituyan la vía a seguir”.
C - AUSTRALIA.

Australia tampoco firmará el Pacto Mundial para la Migración, al considerar que afecta a su soberanía. Tales fueron las declaraciones del dijo hoy el ministro del Interior del país oceánico, Peter Dutton, realizadas el pasado 2 de agosto
"Nos tomamos con seriedad el mantenimiento seguro de nuestras fronteras. No vamos a permitir que la ONU o cualquiera perturbe el trabajo duro que se realiza".
Así se expresaba Dutton a la radio 2GB donde remarcó que el documento "rinde" a la soberanía australiana.
 
Peter Dutton, Ministro de Inmigración de Australia
Dutton también dijo que muchos países europeos pierden sus identidades por haber sido inundados por millones de inmigrantes indocumentados y aseguró que "en generaciones venideras esto tendrá un gran impacto en estas sociedades".

El Gobierno australiano ha sido criticado por los líderes de la suplantación poblacional, entre ellos la ONU, por su férrea política contra la entrada de inmigrantes indocumentados que intentan ingresar al país por vía marítima y a quienes devuelve a sus puntos de embarque.

D - AUSTRIA.

El canciller federal Sebastian Kurz y el vicecanciller Heinz-Christian Strache (FPÖ) manifestaron el pasado 30 de octubre que Austria no participará del Pacto Migratorio de la ONU.
"Estamos seriamente preocupado por el contenido y los objetivos del Pacto de Migración de la ONU”. 
En particular, el Canciller y su adjunto temen que el pacto diluya y mezcle la migración legal e ilegal y ponga en peligro la soberanía de Austria.
Canciller austríaco Sebastian Kurz
El  canciller Kurz manifestó:
“Creemos que hay una necesidad de realizar una clara separación entre la migración laboral y el asilo”. 
El vicecanciller Strache agregó: 
“La migración no es ni puede ser un derecho humano. Por lo tanto, no puede darse el caso de que no se distinga entre flujos de migración legales e ilegales. En última instancia, se trataba de proteger la soberanía de Austria”.
2. LOS PRÓXIMOS EN IRSE.

Como mínimo dos países más es casi seguro que se retiren del Pacto: Polonia y Repúblca Checa.

A principios de noviembre el primer ministro checo, Andrej Babis, cuestionó el apoyo de su país al pacto migratorio luego de los rechazos de Estados Unidos, Hungría y Austria.
"No me gusta el pacto. "No está claramente interpretado y podría ser objeto de abuso. Los Estados Unidos se han retirado, Hungría también, ahora Austria, y Polonia también lo está debatiendo".
Por su parte el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, aseguró el pasado 2 de diciembre que "es muy probable" que Polonia se retire del pacto mundial por los derechos de los migrantes de Naciones Unidas antes de su entrada en vigor, por entender que este acuerdo multinacional podría tener un efecto llamada para la inmigración ilegal.

También es muy probable que Italia no firme este pacto, teniendo en cuenta la posición de Matteo Salvini respecto a la migración ilegal y el fuerte enfrentamiento que ha tenido con la ONU en septiembre pasado.

PREGUNTA A NUESTROS LECTORES. 

¿Cómo les parece que deberíamos actuar en nuestros países cuyos gobiernos están todos firmando este Pacto infame?

Dejen sus respuestas en los comentarios.



0 comentarios :

Publicar un comentario