-----------------------------f- noviembre 2018 ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

viernes, 30 de noviembre de 2018

"PUNTO DE VISTA RACIAL NACIONAL-SOCIALISTA": EXTRACTO DE '¿POR QUÉ LA LEY ARIA?'


Por el Dr. EH Schulz y el Dr. R. Frercks

En 1934, el gobierno nacionalsocialista adoptó una ley que eliminaba a los judíos de las diversas ocupaciones en la sociedad alemana, una aplicación de una legislación mucho más integral que aseguraba la integridad racial del pueblo alemán. La composición, a continuación, es un extracto de un folleto mucho más grande que defiende esta ley, y coloca el punto de vista filosófico del Partido y el Estado Nacionalsocialista en el contexto de la ley.
Durante mucho tiempo, las personas en el país y en el extranjero afirmaron que el nacionalsocialismo significaba la guerra a cualquier precio. Solo gradualmente se está volviendo claro que una Alemania estable, que necesita paz durante décadas para construirse económica y agrícolamente, es una garantía de paz más segura que una nación desgarrada por conflictos partidistas, que es una fuente constante de inestabilidad política. El pensamiento racial de la nueva Alemania es el elemento más difícil de entender para muchos, al encontrarse con el rechazo y el malentendido. Parte de esto es el resultado de la falta de comprensión honesta de la antigua perspectiva liberal, pero parte también es el resultado de un intento consciente de rodear a Alemania. Antes de la guerra, el peligro era visto como el "Imperio militarista". Hoy en día, la perspectiva racial se ve como una amenaza para toda la cultura humana y la civilización, haciendo necesario un frente unificado de todas aquellas naciones cuya dignidad está amenazada por la barbarie alemana. Ese es el enfoque actual de los círculos extranjeros interesados ​​en aislar a Alemania.

A la larga, ninguna idea es más adecuada para garantizar la paz entre las naciones que el pensamiento racial nacionalsocialista, que exige el avance y el mantenimiento de la propia raza y el propio pueblo, y apoya esfuerzos similares por parte de otras naciones. Tal respeto mutuo que requiere respeto tanto por la propia nación como por la de los demás rechaza la conquista forzosa de otras naciones, y la historia muestra que también es inútil. Los esfuerzos imperialistas son rechazados desde el principio, ya que significarían una superposición de las actividades propias con las de los demás.


'Familia alemana', de Adolf Wissel.
No cabe duda de que, como en muchas otras áreas, las generaciones humanas se desarrollan de manera unificada. Pero la humanidad encuentra su significado más profundo cuando los elementos externos están determinados por el carácter y las características espirituales que encuentran su expresión visible en la raza y la nacionalidad. Ningún pensamiento o sentimiento, si es genuino y profundo, puede escapar de sus límites raciales.

"...ninguna idea es más adecuada para garantizar la paz entre las naciones que el pensamiento racial nacional-socialista, que exige el avance y el mantenimiento de la propia raza y el propio pueblo, y apoya esfuerzos similares por parte de otras naciones... ".
Uno de los principios fundamentales de la cosmovisión nacionalsocialista es que no existen principios humanos universales, como la idea paneuropea en política o la idea de una sopa humana en términos raciales. Los juicios solo son posibles desde la vida, que es determinada racialmente. Interesarse y preocuparse por el tipo de persona no es despreciar a los pueblos y razas extranjeros. Los judíos son responsables de los cargos de que Alemania pone a todos los demás pueblos y razas en la tierra en un nivel inferior. Así como no se puede decir que un animal o una planta es mejor que otro, tampoco puede hacer un juicio de valor objetivo entre los europeos y los mongoles. Sus pensamientos y sentimientos sobre asuntos esenciales son diferentes, lo que significa que tendrán culturas diferentes. Tenemos nuestros valores, otros pueblos tienen los suyos.

La paz duradera es posible sobre la base de la conciencia del carácter distintivo étnico o racial de cada nación, y un reconocimiento de su derecho mutuo a la existencia en lugar del mantenimiento de algún tipo de posición de poder. La nueva Alemania que ve positivamente su propia raza y origen étnico debe, por lo tanto, distinguir dentro de su territorio entre una raza y otra, entre un pueblo y otro. La mezcla de sangre daña a ambos lados. La raza es un problema para todas las personas si han de vivir de acuerdo con su naturaleza. El pueblo alemán no es tan arrogante como para creer que es el pueblo elegido. La cita familiar de Geibel, "El mundo debería disfrutar los caminos alemanes", debe entenderse en el contexto de los sueños de mejora mundial de aquellos días pasados.

El punto de vista racial nacional-socialista tiene consecuencias claras para la relación entre alemanes y judíos. La gente ha dicho a menudo que el enfoque nacional-socialista de la cuestión racial es puramente negativo y destructivo, y que su característica esencial es el antisemitismo radical. Debemos admitir que hicimos que la cuestión judía fuera más clara para todos los alemanes, y enseñamos a toda una generación a reconocer la importancia de la cuestión judía no solo para nuestra gente, sino para todo el mundo. Nuestro tratamiento del problema judío en los años anteriores a que tomáramos el poder debe considerarse como la educación política del pueblo alemán, que había perdido sus instintos raciales en un grado peligroso.

"...la cosmovisión nacionalsocialista [rechaza la idea de] principios humanos universales..."

El tema tomó su propia naturaleza en Alemania. A muchos ciudadanos se les abrieron los ojos, y el atractivo simultáneo de todas las virtudes heroicas y varoniles del hombre alemán dio lugar a una selección racial de luchadores políticos que hoy están a la cabeza del nuevo estado. Anteriormente, la cuestión judía, tal como la veía el estado, era una cuestión de completa igualdad y la inmigración sin trabas de los judíos del este. Esta es la mejor prueba de cómo el sentimiento y la conciencia racial se habían perdido. Nuestro tono no fue puramente negativo o el simple rechazo de los demás, sino que se hizo hincapié en los valores positivos de nuestra propia gente. Esto requiere señalar que los judíos, a través de su papel de liderazgo marxista de lucha de clases y sus medidas financieras internacionales dirigidas a Alemania, apoyaron todo tipo de acción antinacional en los campos cultural y político.



EL ENIGMA MUNDIAL DE LA CUESTIÓN JUDÍA: "¿CUÁNDO TERMINARÁ EL PELIGRO JUDÍO?".


Este artículo proporciona una excelente fuente de reflexión: primero, que el problema es antiguo. Segundo, que la judería es un problema biológico, más que cultural o religioso; el sionismo, por ejemplo, es un síntoma más que la causa de este problema. En tercer lugar, el problema en sí mismo es un problema mundial, marcado en aquellos tiempos, pero no único para el pueblo alemán. Cuarto: el final del artículo nos pone frente a un dilema moral muy fuerte. 
La redacción del blog no comparte todas las afirmaciones del presente artículo y lo publica como forma de mostrar hasta qué grado, la guerra había llevado a la radicalización al pueblo alemán, que percibía claramente que era víctima de una agresión mundial judía.
Fuente: Ernst Hiemer "Wann ist die jüdische Gefahr beseitigt ?," Der Stürmer , # 19/1942 . Traducción de Randall Bytwerk.  
El antisemitismo es tan antiguo como el propio judío. El judío era un mentiroso, un estafador, un explotador, un alborotador, un envenenador de la sangre y un asesino desde el principio. Los pueblos gentiles respondieron así a este pueblo de criminales a lo largo de la historia con desprecio y rechazo.

A lo largo de los siglos, se hicieron repetidos intentos para eliminar el peligro judío. Bajo el supuesto de que la cuestión judía era un asunto religioso, uno intentaba hacer a los judíos inofensivos obligándolos a ser bautizados. No pasó mucho tiempo para que la gente se diera cuenta de que esta era una solución totalmente falsa. La conversión de los judíos al cristianismo fue sólo en la superficie. Los judíos se hicieron "cristianos" solo para continuar como judíos.
Conversiones forzadas.
Otra forma de resolver la cuestión judía era que la población gentil numéricamente superior absorbiera a la minoría judía. La gente creía que el contacto cercano entre los judíos y los pueblos anfitriones, a través de la igualdad, el matrimonio mixto y la mezcla de sangre, "diluiría" gradualmente a la raza judía y conduciría a su desaparición. Los resultados de este error fueron catastróficos. La raza judía no fue "diluida" y se volvió inofensiva, sino todo lo contrario: la sangre de los pueblos gentiles fue envenenada de una manera grave.

La experiencia mostró a los pueblos gentiles que la incorporación del elemento judío extranjero en su comunidad no solo no era bueno, sino que causaba un daño muy grave. Gradualmente, las personas se dieron cuenta de que solo había un método efectivo para tratar con los judíos: la separación constante de su propio cuerpo racial.

Incluso durante la Edad Media, numerosos gobiernos exigían a los judíos que se distinguieran de sus pueblos gentiles anfitriones vistiendo ropas especiales como sombreros judíos puntiagudos, símbolos amarillos, anillos, etc. Teniendo en cuenta las buenas intenciones que tenían estas medidas, solo tuvieron un éxito limitado. A veces los judíos llevaban estos símbolos con orgullo. Estaban complacidos de que el "estúpido Goy" se encargara de que solo el "pueblo elegido" usara tales símbolos externos. Pero otros judíos cuyos intereses comerciales no eran prosperaban por el hecho de que eran judíos simplemente siguieron avanzando por el país disfrazados como "gentiles".
Vida en el barrio judío de Roma.
Otra forma de separar a los judíos de los pueblos gentiles era obligarlos a vivir en ciertas áreas. El barrio judío se conoció como el "gueto".

Pero este método tampoco logró su objetivo. Algunos judíos acogieron con satisfacción la creación del ghetto. Una vez más tuvieron su "comunidad en el extranjero" En el gueto, los planes secretos de la judería fueron forjados. En el gueto los judíos tenían su "bastión". Aquellos judíos que llevaron a cabo su travesura entre los gentiles recibieron sus órdenes desde el gueto. El peligro judío era mayor que nunca.

Al darse cuenta de que separar a los judíos en su propio barrio no era suficiente, varios pueblos siguieron adelante. Expulsaron a los judíos de sus países. Esto por primera vez despertó a los judíos. ¡Ahora vieron un peligro real! ¡Ahora tenían que actuar antes de que fuera demasiado tarde!

La judería tiene miles de años. Gracias a su inteligencia diabólica, a menudo ha encontrado una manera de salir de situaciones casi sin esperanza. ¡Aquí también! Los judíos se dejaron expulsar sin mucho alboroto. Se reunieron al otro lado de la frontera y esperaron y esperaron y esperaron. Esperaron durante años y décadas. Esperaron el momento en que el conocimiento del peligro judío desapareció gradualmente de las mentes de las personas. Luego volvieron los judíos. Entonces arrasaron la tierra más terriblemente que antes.

Hoy Europa está lista para resolver la cuestión judía de una vez por todas. Por lo tanto, es bueno aprender de los errores del pasado y recordar lo que enseña la historia. ¿Y qué nos enseña la historia? Enseña:
¡La cuestión judía no es solo una cuestión alemana! 
¡Tampoco es solo un problema europeo! ¡La cuestión judía es una cuestión mundial! Así como Alemania no está a salvo de los judíos mientras un solo judío permanezca en Europa, Europa no puede resolver la cuestión judía mientras los judíos vivan en el resto del mundo. 
La judería es la criminalidad mundial organizada. El peligro judío será eliminado solo cuando los judíos de todo el mundo hayan dejado de existir.



LA RAZA COMO CONCEPTO BIOLÓGICO


Por Jean Philipe Rushton[1]

Rushton precedió su lanzamiento del artículo a continuación con esta declaración:

Estoy publicando esta declaración a una amplia gama de medios de comunicación y partes interesadas en respuesta al reciente artículo de Knight-Ridder de Washington que sostiene que la raza no tiene validez como concepto biológico cuando se aplica al hombre (Ver “Genetic Basis For Race Just Skin Deep”, del 13 de octubre de 1996).
Refuté esta declaración ampliamente difundida a nivel local (incluida una aparición en el programa de entrevistas de John Oakley TV, el 24 de octubre de 1996 y en una carta a “The Toronto Star” del 28 de octubre de 1996). Sin embargo, la campaña de desinformación interminable que intenta deconstruir la raza como un concepto biológico, debe ser contrarrestada por un examen cuidadoso de lo que sabemos sobre la variación humana.
Insto a los académicos, periodistas y editorialistas a revisar la evidencia presentada aquí antes de ofrecer más comentarios sobre este tema controvertido. En todo caso, los académicos y los medios de comunicación deben ser conscientes de que se están realizando grandes esfuerzos en toda Europa para reprimir el debate libre sobre la raza mediante el endurecimiento de las llamadas "leyes del odio" y en América del Norte mediante la restricción de la forma en que se puede realizar (y financiar) la investigación. La implementación de estas políticas amenaza los principios generales de la libertad de expresión, la investigación abierta y la libertad y permanencia académicas.
La discusión sobre la "raza" muestra pocos signos de disminución, a pesar de los esfuerzos por deconstruir el concepto. La deconstrucción del concepto de raza no solo entra en conflicto con la tendencia de las personas a clasificar y construir historias familiares de acuerdo con su ascendencia común, sino que también ignora el trabajo de los biólogos que estudian especies no humanas. Desde 1758, cuando el naturalista sueco Carolus Linneo creó el sistema de clasificación que todavía se usa en biología en la actualidad, la mayoría de los zoólogos han reconocido al menos las cuatro subdivisiones humanas que Linneo delineó: asiáticos, indios americanos, europeos y africanos. (Técnicamente, algunos agruparían las dos primeras subdivisiones de Linneo, generando así tres razas principales, a menudo denominadas, mongoloides, caucasoides y negroides). Tales clasificaciones de alto nivel no descarta la posibilidad de hacerlas más específicas.

Una raza es lo que los zoólogos llaman una variedad o subdivisión de una especie. Cada raza (o variedad) se caracteriza por una combinación más o menos distinta de rasgos morfológicos, conductuales y fisiológicos heredados. En flores, insectos y mamíferos no humanos, los zoólogos estudian de manera sistemática y rutinaria el proceso de diferenciación racial. La formación de una nueva raza tiene lugar cuando, durante varias generaciones, los individuos en un grupo se reproducen con más frecuencia entre ellos que con otros. Este proceso es más evidente cuando los individuos viven en diversas áreas geográficas y, por lo tanto, desarrollan adaptaciones únicas y reconocibles (como el color de la piel) que son ventajosas en sus entornos específicos. Pero la diferenciación también se produce en circunstancias menos extremas. Los zoólogos y evolucionistas se refieren a poblaciones tan diferenciadas como razas. Dentro de la nomenclatura taxonómica formal de la biología, las razas se denominan subespecies. Los zoólogos han identificado dos o más razas (subespecies) en la mayoría de las especies de mamíferos.

A menos que uno sea un fundamentalista religioso y crea que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios, es absurdo creer que los seres humanos están exentos de la clasificación biológica y de las leyes de la evolución que se aplican a todas las demás formas de vida. Por supuesto, los individuos varían mucho dentro de cada grupo racial y deben ser tratados como tales. No obstante, se ha aprendido mucho estudiando las diferencias estadísticas entre las diversas razas humanas. En mi libro  Race, Evolution and Behavior  (1995, Transaction Publishers), así como en otros escritos recientes (p. Ej., El número de febrero de 1996 de  Current Anthropology), reviso las diferencias de comportamiento, morfológicas y fisiológicas entre las tres razas humanas principales: mongoloide, caucasoide y negroide, y muestro que estas diferencias estadísticas son constantes a lo largo del tiempo histórico, las fronteras nacionales y los sistemas políticos y económicos.

Aquí resumiré brevemente los hallazgos. Los asiáticos y los africanos se agregan constantemente en los extremos opuestos, con los europeos intermedios, en un continuo que incluye más de 60 variables anatómicas y sociales. Estas 60 variables incluyen el tamaño del cerebro, la inteligencia, los hábitos sexuales, la fertilidad, la personalidad, el temperamento, la velocidad de maduración y la longevidad. Si la raza fuera un concepto arbitrario, socialmente construido, desprovisto de todo significado biológico, tales relaciones consistentes no existirían.

Los que se oponen al concepto de raza argumentan que las definiciones taxonómicas son arbitrarias y subjetivas. Aunque los críticos tienen razón al señalar que la variación dentro de cada raza es extremadamente grande, que existe un desacuerdo en cuanto a la cantidad exacta de razas que existen, y que hay una falta de definición de los bordes de la categoría debido a la mezcla, se equivocan al afirmar que las clasificaciones son arbitrarias. Por ejemplo, el crítico de la raza Jared Diamond, en la edición de 1994 de Revista Discover, examinó media docena de rasgos geográficamente variables y formó razas muy diferentes dependiendo de los rasgos que eligió. La clasificación de las personas con genes antipalúdicos, tolerancia a la lactosa, patrones de huellas dactilares o color de la piel hizo que los suecos de Europa se ubicaran en la misma categoría que Xhosa y Fulani de África, los ainu de Japón y los italianos de Europa.

Las clasificaciones de Jared Diamond, sin embargo, son arbitrarias y sin sentido porque tienen poco o ningún valor predictivo más allá de la clasificación inicial. Más significativamente, confunden el significado científico de la raza, es decir, una población geográfica reconocible. En la vida cotidiana, como en la biología evolutiva, un "negroide" es alguien cuyos ancestros nacieron en el África subsahariana, y lo mismo ocurre con un "caucasoide" y un "mongoloide". Esta definición encaja con los límites temporales ofrecidos por la mejor teoría actual de la evolución humana. Así, desde que el Homo Sapiens apareció por primera vez en África hace unos 200,000 años, se ramificó en Europa hace unos 110,000 años, y en Asia 70,000 años, un "negroide" es alguien cuyos ancestros, hace entre 4,000 y (para adaptarse a las migraciones recientes) 20 generaciones, nacieron en el África subsahariana, y de la misma manera, para un caucasoide y un mongoloide.
Las definiciones sociales, es decir, la autoidentificación y la identificación con otros en realidad concuerdan bastante bien con la evidencia física. Los mongoloides, caucasoides y negroides se pueden distinguir en función de las diferencias obvias en la morfología esquelética, el cabello y las características faciales, así como por los grupos sanguíneos y las huellas dactilares y de ADN. Los antropólogos forenses clasifican regularmente esqueletos de cuerpos descompuestos por raza. Por ejemplo, los pasajes nasales estrechos y una corta distancia entre las cuencas oculares identifican a una persona caucasoide, los pómulos caracterizan a una persona mongoloide y las aberturas nasales con forma de corazón al revés caracterizan a una persona negroide. En ciertas investigaciones criminales, la raza de un perpetrador puede identificarse a partir de muestras de sangre, semen y cabello. Negar la validez predictiva de la raza en este nivel no es científico ni realista.

El patrón medio de logros educativos y económicos dentro de países multirraciales como Canadá y los Estados Unidos ha demostrado ser cada vez más válido internacionalmente. Por ejemplo, a menudo no se reconoce, tal vez porque contradice las teorías políticamente correctas de que la inteligencia es puramente una cuestión de condiciones socioeconómicas, que los asiático-americanos y los asiáticos en Asia a menudo superan a los estadounidenses blancos y los europeos blancos en las pruebas de CI y en las pruebas de logros educativos (a pesar de que las pruebas fueron desarrolladas en gran medida por los europeos y los estadounidenses blancos para su uso en una cultura euroamericana). Los negros en el Caribe, Gran Bretaña, Canadá y África subsahariana, así como en los Estados Unidos, tienen bajos puntajes de CI en relación con los blancos. Para el crimen violento, Los análisis de los datos de INTERPOL de los años 80 y 90 muestran la misma distribución internacional que se produce dentro de los Estados Unidos (es decir, los asiáticos menos, los europeos en el medio y los africanos más). Un gradiente racial similar se encuentra tanto dentro de los EEUU como a nivel mundial para las medidas de la actividad sexual y las frecuencias de las enfermedades de transmisión sexual como el SIDA (según los datos de la Organización Mundial de la Salud).

Un contribuyente neurohormonal al crimen y el comportamiento reproductivo es la testosterona. Los estudios muestran que los estudiantes universitarios y los veteranos militares negros tienen entre un 3% y un 19% más de testosterona que sus homólogos blancos. Los japoneses tienen incluso cantidades más bajas que los blancos. Las hormonas sexuales circulan por todo el cuerpo y se sabe que activan muchos sistemas de comportamiento cerebral que involucran agresión y reproducción. Por ejemplo, en todo el mundo, la tasa de hermanamiento dicigótico por cada 1.000 nacimientos (causada por una doble ovulación) es menor que 4 entre los asiáticos, 8 entre los europeos y 16 o más entre los africanos. Se sabe que las diferencias en el parto múltiple se pueden heredar a través de la raza de la madre independientemente de la raza del padre, como se encuentra en los apareamientos asiáticos/europeos en Hawai y en los apareamientos europeos/africanos en Brasil.

La publicación de  “The Bell Curve”  atrajo una amplia atención pública a la investigación sobre la raza que se ha ido acumulando durante los últimos 30 años en revistas técnicas y especializadas que desafía demostrablemente a todos y cada uno de los artículos del dogma del igualitarismo biológico. Sorprendente y alarmante para muchos, es la conclusión que se sigue de estos datos de que si todas las personas recibieran el mismo trato, la mayoría de las diferencias de raza promedio no desaparecerían. Con el igualitarismo bajo asedio, se ha realizado un gran esfuerzo para volver a poner al "genio de la raza" en la botella, para comprimir la pasta de dientes previamente tabú en el tubo, para suprimir o negar las últimas evidencias científicas sobre raza, genética y comportamiento.

Independientemente de la medida en que los medios de comunicación promuevan resoluciones "políticamente correctas", pero científicamente erróneas, de sociedades profesionales como la Asociación Americana de Antropología, los hechos siguen siendo hechos y requieren una explicación científica apropiada, no política. En promedio, los chinos, los coreanos y los japoneses son más similares entre sí y son diferentes de los australianos, los israelíes y los suecos, quienes a su vez son similares entre sí y son diferentes de los nigerianos, kenianos y jamaicanos. Nada de esto debe interpretarse en el sentido de que los factores ambientales no juegan ningún papel en el desarrollo individual. Pero con cada año que pasa y cada nuevo estudio, la evidencia de la contribución genética a las diferencias individuales y grupales se establece más firmemente que nunca.



[1] Jean Philippe Rushton​ (3 de diciembre de 1943 - 2 de octubre de 2012)​ fue un profesor canadiense de psicología en la Universidad de Ontario Occidental, siendo más conocido por su trabajo sobre las diferencias entre grupos raciales, como la investigación sobre la raza y la inteligencia, la raza y el crimen, y la aplicación de la teoría de selección K para los seres humanos en su libro “Race, Evolution and Behavior” (1995). Su trabajo ha sido defendido por sectores de la comunidad científica y también fuertemente criticado por los científicos del pensamiento políticamente correcto, quien lo han descrito como racista,​ así como a la “Pioneer Fund”, la fundación de investigación donde fue jefe desde 2002.​



miércoles, 28 de noviembre de 2018

PRENSA NACIONALSOCIALISTA - ILLUSTRIERTER BEOBACHTER - INFORMACIÓN GENERAL

El Illustrierter Beobachter fue creado en 1926 por Max Amann y por el fotógrafo Heinrich Hoffmann con motivo del "Segundo Congreso del NSDAP", realizado en Weimar. Surge como reacción del NSDAP ante la creciente importancia de las publicaciones ilustradas en el mercado alemán.​  El primer ejemplar del IB salió a su venta el 3 de julio de 1926, primero como una publicación mensual, después como un título semanal. El IB lo publicó en Múnich la editorial central del Movimiento: la Franz Eher-Nachfolger GmbH. Este semanario fue subvencionado por el NSDAP.


El IB, fue una innovación en el periodismo gráfico por el uso de fotomontajes, al servicio de la propaganda nacionalsocialista. Utilizó las misma técnicas periodísticas creadas por Ullstein para la BIZ, es decir, fotos, novelas en capítulos, etc. No mantuvo colaboradores permanentes fuera de las fronteras de Alemania, sino que envía a uno o dos empleados al extranjero ocasionalmente, según se daba el caso, a cubrir las informaciones.

El periódico oficial del NSDAP fue el Völkischer Beobachter, el Illustrierter Beobachter fue la versión semanal altamente ilustrada. Muchos temas muestran a Adolf Hitler y otros líderes nacionalsocialistas en la portada. Los artículos fuertemente ilustrados cubrían todo lo que el NSDAP consideraba importante en ese momento, como el Führer en todo tipo de ocasiones, los Días del Partido del Reich, las visitas de líderes políticos de países extranjeros, las nuevas fuerzas armadas alemanas, el automóvil de la KdF, el Reichsautobahn, la incorporación de Austria (en los números de 1938) y de Bohemia y Moravia (en los números de 1939), etc. Desde el estallido de la guerra en septiembre de 1939, el contenido cambió, por supuesto, más hacia los temas de la guerra. Cada edición estaba muy ilustrada y contiene mucha información histórica interesante.

Además compraba informaciones, sobre todo material fotográfico, a UFA. El IB tuvo sólo 2 fotógrafos, además de Hoffman uno de apellido Fischer. El IB tuvo en 1936 una tirada semanal promedia de 680.000 ejemplares, tenía unas 24 páginas (término medio), salía a la venta cada jueves. 

En cuanto al contenido, referían sobre todo al trabajo y la lucha del NSDAP, Hitler y el movimiento nacionalsocialista.

Durante el "Kampfzeit" hasta 1933, los temas eran en su mayoría antisemitas, antimarxistas y estaban dirigidos contra los estilos de vida y la política inglesa y estadounidense. Además, incluyeron informes de luchas y confrontaciones con oponentes ideológicos, así como informes de todo el mundo, acertijos y novelas. Desde el ​​principio la revista cubría un amplio campo de información.
Inicialmente Hitler tenía su propia sección con "La política de la semana de Hitler". Por supuesto también se informaba sobre la campaña electoral, desfiles, funerales, etc.

Las caricaturas y dibujos propagandísticos fueron de Hans Herbert Schweitzer, quien apareció bajo el seudónimo de "Mjölnir". También se reproducían obras de Philipp Rupprecht, llamado FIPS, quien inicialmente era caricaturista y dibujante para el STÜRMER.

Después de la elección en 1933, el contenido cambió lentamente. El NSDAP estaba ahora en el poder. El incendio del Reichstag fue reportado en varias ediciones. También sobre el boicot de los negocios judíos en la primavera de 1933. Cada vez más, se celebraban los éxitos y proyectos, desfiles y eventos importantes. Incidentalmente, también contenían informes sobre innovaciones en el movimiento nacionalsocialista, el culto alrededor del 9 de noviembre, al 1 de mayo, asi como a los combatientes muertos, etc.

Los números aumentaron en volumen. En la sección de publicidad había anuncios de libros nacionalsocialistas y otras lecturas para encontrar. Se publicaron gran cantidad de números especiales en el contexto de eventos puntuales (Reichsparteitag, cumpleaños de Hitler, etc.).

Con motivo de los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, los números 33 (14 de agosto de 1936) y 34 (20 de agosto de 1936) contenían informes especiales sobre los juegos, así como fotos de Jesse Owens. En las portadas había un círculo con anillos olímpicos y la adición "Diario Olímpico del IB". Numerador con "I" y "II".

Durante la Segunda Guerra Mundial, aparecieron informes y fotos de los combates. Solo unas semanas después del desembarco de Normandía, el 6 de junio de 1944,  ello era informado sin restricciones por el IB.

El "Kohlenklau", conocido como  "batalla por garra de carbón", donde se intentaba persuadir a las personas para que ahorrasen energía dentro del esfuerzo de guerra,  apareció una y otra vez en los temas de guerra del IB. Se recurría a pequeñas caricaturas para ahorrar carbón.

Además, se publicaron numerosos números especiales. Temas como la Recuperación de los Sudetes, Reichsparteitage, "Culpa de Inglaterra” y "Culpa de Alemania".

La revista también se distribuyó en el extranjero: Italia, Lituania, Suiza, España, Portugal, Hungría, Bélgica, Holanda, Croacia, Serbia, Bulgaria, Rumania.

Los temas tratados a menudo estaban continuaban de un número a otro. Existía además la posibilidad de comprar portadas anuales para encuadernar la publicación.
Anuncio en el IB ofreciendo tapas para encuadernar los números de forma anual.
A finales de 1934 aparecieron reimpresiones de los números editados en  los años del tiempo de lucha 1926-1933 encuadernado en lino, los cuales se podían adquirir en la editorial.

También se publicó desde 1926 y hasta 1932 el semanario “Der Eisenhammer” editado por Heinrich Foerster. El mismo sirvió al IB temporalmente como un suplemento y a veces también se lo llamó Illustrierte Eisenhammerbeilage.

Su último título se publicó en abril de 1945. Las ediciones completas del IB se encuentran en la ciudad de Dortmund en la hemeroteca del Institut für Zeitungsforschung Dortmund (Instituto de Investigaciones del Periódico), adjunto a la Stadt und Landesbibliothek Dortmund (Biblioteca Municipal de Dortmund).

ALGUNAS PORTADAS.

Ejemplar del 9 de agosto de 1930
"El 14 de septiembre; contra la cobardía burguesa y el marxismo traidor a los trabajadores! Vota Lista 9!
La nueva Alemania marcha!
Las SA desfilan frente a la Catedral de Berlín.
Ejemplar del 14 de febrero de 1931

En el interior del ejemplar anterior se informa sobre las marchas del NSDAP en Berlín.
Ejemplar del 22 de octubre de 1932
Ejemplar del 31 de enero de 1933

HITLERJUGEND!
Ejemplar del 17 de noviembre de 1934
Ejemplar del 2 de septiembre de 1939
El Führer de todos los alemanes

Sigue esta serie de Prensa NS. Próxima entrega: "Völkischer Beobachter". Sale el 4 de diciembre.



LA CARTA DE PAZ DE ADOLF HITLER AL JEFE DE GOBIERNO FRANCÉS ÉDOUARD DALADIER

Ejemplar de The Jew York Times publicando en forma completa la carta enviada por Hitler al mandatario francés Édouard Daladier.

Tres días antes de que la Wermacht ingresara en territorio adjudicado a Polonia en el Tratado de Versalles, Adolf Hitler enviaba una carta al Primer Ministro Francés Édouard Daladier.

En la misma instaba al mandatario francés a intervenir ante el gobierno polaco para que se avenga a llegar a una solución pacífica respecto a las controversias con el Reich Alemán.
Este es un ejemplo más de las tantas veces que Adolf Hitler abogó por la paz con Gran Bretaña y Francia. También es un ejemplo más de las tantas veces en que su llamado cayó en saco roto.

Sus sinceras propuestas fueron ignoradas cuando los Aliados, bajo el falso pretexto de "proteger" a su agresivo y militar aliado polaco, ¡declararon la guerra primero!

Esta es la historia que no se cuenta en los libros de texto, en las escuelas y universidades. La falsificación de los hechos es de tal magnitud que solamente empalidece ante la gran mentira del holocausto.

A continuación ofrecemos el texto de la carta, intercalado con análisis sobre lo que expresa.
ADOLF HITLER:  
Mi querido ministro presidente:  
Entiendo el recelo al que usted da expresión. Yo tampoco he pasado por alto las graves responsabilidades que se imponen a quienes están a cargo del destino de las naciones. Como un viejo luchador de primera línea, yo, como usted, conozco los horrores de la guerra. Guiado por esta actitud y experiencia, he tratado de eliminar todos los asuntos que puedan causar conflictos entre nuestros dos pueblos. 
Francamente, he dado una seguridad al pueblo francés, a saber, que el retorno del Sarre constituiría la condición previa para ello. Después de su regreso, pronuncié inmediata y solemnemente mi renuncia a cualquier otra reclamación que pudiera afectar a Francia. Los alemanes aprobaron mi actitud.
ANÁLISIS:

Según los términos del Tratado de Versalles posterior a la Primera Guerra Mundial, la región del Sarre iba a ser ocupada conjuntamente por el Reino Unido y Francia durante 15 años. La producción de carbón del Sarre estaba controlada por Francia. En 1935, se permitió un referéndum y los habitantes de la región del Sarre (que limita con Francia) votaron, con un margen del 91%, para regresar a Alemania.

Posición del Sarre en el mapa, alemanes festejando luego del plebiscito y ceremonia de liberación el 1 de marzo de 1935 en la Schloosplatz

Después de que se celebró el plebiscito de  Saar para reunificarse felizmente con la patria alemana como se había prometido, Hitler declaró que las fronteras occidentales de Alemania estaban solucionadas.
ADOLF HITLER:  
Como pudo juzgar por sí mismo durante su última visita aquí, el pueblo alemán, en el conocimiento de su propio comportamiento, no tiene malos sentimientos, ni mucho menos odio, por su único y valiente oponente. Por el contrario, la pacificación de nuestra frontera occidental condujo a una creciente simpatía. Ciertamente, en lo que respecta al pueblo alemán, una simpatía que, en muchas ocasiones, se mostró de una manera realmente importante. 
ANÁLISIS:

Esto es totalmente cierto. A lo largo de la década de 1930, ni en la prensa alemana ni entre el feliz pueblo alemán, se puede encontrar alguna expresión de animosidad hacia Francia o Inglaterra. Esto es notable dado lo que Francia hizo a la República de Weimar indefensa después de la Primera Guerra Mundial (pérdidas territoriales, aplastantes reparaciones monetarias, bloqueo del hambre, ocupación, robo de recursos, etc.).

El primer ministro británico, David Lloyd George, es recibido por Adolf Hitler en su casa, Berghof el 4 de septiembre de 1936. [500x637]

El ex primer ministro británico David Lloyd George visitó a Hitler en 1936 y luego escribió:
"Por primera vez desde la guerra, hay un sentido general de seguridad. La gente está más alegre. Hay un mayor sentido de alegría general en todo el país. Es una Alemania más feliz. Lo vi en todas partes y los ingleses que conocí durante mi viaje y quienes conocían bien a Alemania, quedaron muy impresionados con el cambio”.

Después de muchos años de humillación y sufrimiento, el pueblo alemán bajo Hitler había obtenido la felicidad. Lo último que ellos o su gobierno querían era otra guerra destructiva contra Francia e Inglaterra.
ADOLF HITLER: 
La construcción de las fortificaciones occidentales, que se tragaron y aún tragan muchos millones (de Marcos) al mismo tiempo, constituye para Alemania un documento de aceptación y fijación de las fronteras finales del Reich. Al hacerlo, el pueblo alemán ha renunciado a dos provincias que alguna vez pertenecieron al Reich alemán, que luego fueron conquistadas nuevamente a costa de mucha sangre, y finalmente fueron defendidas con más sangre. 
Creía que con esta renuncia y esta actitud se habían eliminado todas las posibles fuentes de conflicto entre nuestros dos pueblos que podrían conducir a una repetición de la tragedia de 1914-1918. 
La idea de una Alemania que intimide a Europa con la amenaza de que su ejército irresistible pueda cruzar las fronteras no forma parte de la nueva visión (de Hitler).
ANÁLISIS:

Hitler utiliza aquí un razonamiento muy lógico. Si alguien construye una valla costosa a lo largo de cierta línea en su propiedad, el sentido común nos dice que ha aceptado esa línea como límite de propiedad, y todo lo que está del otro lado como el de su vecino. Al gastar millones de marcos en fortificaciones fronterizas en un lugar determinado, la renuncia verbal de Hitler a un territorio adicional también fue respaldada por hechos reales.

Con el fin de eliminar cualquier posible tensión entre Francia y Alemania, Hitler renunció a cualquier reclamación de las provincias robadas de Alsacia-Lorena y construyó fortificaciones de defensa de Alemania detrás de la región.
ADOLF HITLER:
Esta limitación voluntaria de los reclamos alemanes a la vida en Occidente, sin embargo, no puede interpretarse como una aceptación de todas las demás fases del dictado de Versalles. Realmente he intentado, año tras año, lograr la revisión de al menos las disposiciones más imposibles e insoportables de este dictado a través de la negociación. Esto era imposible.
En este sentido, he tratado de eliminar del mundo las disposiciones más irracionales del dictado de Versalles. He hecho una oferta al gobierno polaco que sorprendió al pueblo alemán. Nadie, excepto yo mismo, podría atreverse a ir ante el público con tal oferta. Por lo tanto, podía hacerse sólo una vez.
ANÁLISIS:

¡El hombre está diciendo la verdad, otra vez! En su edición del 2 de septiembre, el New York Times resumirá los detalles de la generosa oferta que Alemania hizo a Polonia agresiva. Entre otras concesiones, Hitler ofreció darle a Polonia una carretera de 1 milla de ancho que atraviesa el territorio alemán para que siempre tenga acceso al Mar Báltico. La respuesta de Polonia fue aumentar el abuso de los alemanes que estaban varados en Polonia debido a la apropiación de tierras posterior a la Primera Guerra Mundial.

Prusia occidental fue robada a punta de pistola bajo amenaza de inanición después de que Alemania fue engañada y traicionada para rendirse incondicionalmente durante la Primera Guerra. Mundial. El ridículo Corredor Danzig entregó la región al recién creado estado de Polonia y separó a Prusia Oriental del resto del Reich. Los alemanes atrapados en el Corredor y la "ciudad libre" de Danzig (hoy Gdansk, Polonia) sufrieron horribles abusos y se les negó el derecho a la autodeterminación.
ADOLF HITLER:  
Estoy profundamente convencido de que si, especialmente, Inglaterra en ese momento hubiera, en lugar de iniciar una campaña desenfrenada contra Alemania en la prensa y de lanzar rumores de una movilización alemana, de alguna manera convencido a los polacos de que fueran razonables, Europa hoy y por veinticinco  años podría disfrutar de una condición de paz más profunda.  
Tal como estaban las cosas, la opinión pública polaca estaba emocionada por una mentira sobre la agresión alemana. Las decisiones claras que requería la situación se hicieron difíciles para el gobierno polaco. Sobre todo, la capacidad del gobierno para ver las limitaciones de las posibilidades realistas se vio afectada por la promesa de garantía que siguió. 
ANÁLISIS:

Hitler no fue el único que acusó a la prensa británica de belicismo. Entre otros, Lord Beaverbrook, el periodista más grande de Inglaterra, hizo esta misma observación en un par de cartas privadas de 1938.
"Hay 20,000 judíos alemanes en Inglaterra - en las profesiones, persiguiendo la investigación. Todos trabajan en contra de un acuerdo con Alemania".
En una carta posterior, Beaverbrook agregó:
“Los judíos tienen una gran posición en la prensa aquí. Estoy realmente preocupado. Los judíos pueden conducirnos a la guerra."
El magnate de los medios Beaverbrook escribió en privado lo que no se atrevía a decir públicamente.
ADOLF HITLER:  
El gobierno polaco rechazó las propuestas. La opinión pública polaca, convencida de que Inglaterra y Francia ahora lucharían por Polonia, comenzó a hacer demandas que posiblemente estigmatizaríamos como una locura ridícula si no fueran tan tremendamente peligrosas. En ese momento, un terror insoportable, una persecución física y económica de los alemanes, aunque sumaban más de un millón y medio, comenzó en las regiones cedidas por el Reich.
ANÁLISIS:

En lo que respecta a que Polonia estuvo apoyada y animada a luchar contra Alemania, una vez más, Hitler puede ser corroborado por una fuente independiente. El conde Jerzey Potocki, embajador de Polonia en los Estados Unidos, escribió en privado en 1934:
"Sobre todo, la propaganda aquí está totalmente en manos judías. Cuando se tiene en cuenta la ignorancia pública, su propaganda es tan efectiva que la gente no tiene un conocimiento real del verdadero estado de cosas en Europa... el presidente Roosevelt ha recibido el poder para crear enormes reservas de armamentos para una futura guerra a la que los judíos se dirigen deliberadamente".
Embajador polaco Jersey Potocki saliendo de la Casa Blanca de FDR.
El mariscal Rydz-Smigley fue el dictador militar efectivo de Polonia. Respaldado por el Reino Unido, Francia y FDR, el "valiente" Smigley (quien más tarde huyó de su país derrotado)  fue muy franco en su belicismo contra Alemania. En la foto lo vemos en oportunidad de celebrar Consejo de Guerra con el Mcal. Petain.
ADOLF HITLER:  
No quiero hablar de las atrocidades que ocurrieron. Basta con decir que Danzig también se hizo cada vez más consciente a través de actos agresivos continuos por parte de los funcionarios polacos del hecho de que aparentemente fue cedido a la autoridad de un poder ajeno al carácter nacional de la ciudad y su población.
ANÁLISIS:

¡Es verdad, otra vez! Mientras el gobierno polaco "miraba para otro lado", los alemanes sufrieron abusos extremos a manos de las bandas terroristas bolcheviques. La masacre del 3 de septiembre en Bromberg, que los historiadores de la propaganda han tratado de mitigar, pero no pueden negar, da una clara indicación del odio malévolo y envidioso hacia los alemanes inocentes. 
Soldados de la Wehrmacht mostrando víctimas alemanas a los periodistas.
En Bromberg, cerca de 3000 alemanes, incluyendo mujeres y niños, fueron amarrados, torturados, golpeados, mutilados, asesinados o asesinados, y no fue la primera vez que tales eventos ocurrieron en el Corredor.
ADOLF HITLER:    
Ahora puedo tomarme la libertad de hacerle una pregunta, Herr Daladier: ¿Cómo actuaría como francés si, a través de algún resolución infeliz luego de una lucha valiente, una de sus provincias cortada quedara por un corredor ocupado por una potencia extranjera? Y si a una gran ciudad, digamos Marsella, se le impidiera pertenecer a Francia y si los franceses que viven en esta zona fueran perseguidos, golpeados y maltratados, sí, ¿asesinados de una manera bestial?    
Es usted un francés, Herr Daladier, y, por lo tanto, sé cómo actuaría. Soy alemán, Herr Daladier. No dude de mi sentido del honor ni de mi conciencia del deber de actuar exactamente como Usted. Si, entonces, usted se pone en nuestra desgraciada posición entonces, Herr Daladier, podría entender  que Alemania no tiene motivo ni derecho para insistir en la permanencia  de un corredor a través de Francia, o que el territorio robado no debe ser restaurado y que el retorno de Marsella debe ser prohibido.
ANÁLISIS:

La lógica de la pregunta de Hitler a Daladier es imposible de refutar, por lo que los historiadores de la propaganda han excluido la existencia del Corredor Danzig, así como los abusos y asesinatos que tuvieron lugar dentro, fuera de los libros de historia y fuera de la televisión. .
Mussolini, Hitler, Deladier y el intérprete Herr Schimidt, en la Conferencia de Munich en septiembre de 1938.
ADOLF HITLER: 
Ciertamente no puedo imaginar, Herr Daladier, que Alemania lucharía contra usted por este motivo. Porque, yo y todos nosotros, hemos renunciado a Alsacia-Lorena para evitar un mayor derramamiento de sangre. Mucho menos derramaríamos sangre para mantener una injusticia que sería tan insoportable para usted como irrelevante para nosotros. 
Posiblemente nosotros, como viejos luchadores del frente, podemos entendernos mejor en varios campos. Sin embargo, le pido que comprendan esto: que es imposible que una nación de honor renuncie a la reclamación de casi dos millones de seres humanos y que los maltraten en sus propias fronteras. Por lo tanto, he establecido una clara demanda a Polonia. Danzig y el corredor deben volver a Alemania. 
No veo la forma de persuadir a Polonia, que se siente incontenible, ahora que disfruta de la protección de sus garantías, para aceptar una solución pacífica.  Si nuestros dos países en esa cuenta estuvieran destinados a reunirse nuevamente en el campo de batalla, sin embargo, habría una diferencia en los motivos. Yo, Herr Daladier, dirigiré a mi gente en una lucha para corregir un mal, mientras que los otros pelearían para preservar ese mal.
ANÁLISIS.

El Führer da aquí una estocada mortal. Es un argumento que no tiene respuesta posible. Resolver el atropello del Corredor y de la apropiación de Danzing, el rescate de los alemanes allí residentes  y víctimas del salvajismo polaco, constituyen causa justa indiscutible.
ADOLF HITLER: 
Eso es lo más trágico, ya que muchos hombres importantes, también entre su propia gente, han reconocido la locura de las soluciones que se encontraron (en Versalles) y la  imposibilidad de mantenerlas de forma duradera. 
Que nuestros dos pueblos entren en una nueva y sangrienta guerra de destrucción es doloroso no solo para usted, sino también para mí, Herr Daladier. Como ya hemos observado, no veo ninguna posibilidad de que nosotros, por nuestra parte, ejerzamos influencia en la dirección de lo razonable en Polonia para corregir una situación que es insoportable para el pueblo alemán y el Reich alemán. 
- Adolf Hitler
EN CONCLUSIÓN:

En el séptimo año de gobierno de Adolf Hitler, en un momento en que Europa todavía estaba en paz, el intento lógico, reflexivo y verdadero de Hitler para evitar un desastre cayó en oídos sordos. Ni los franceses ni los británicos intentaron refutar las afirmaciones de Hitler. En cambio, al igual que los "historiadores de la corte" modernos, simplemente ignoraron los puntos irrefutables que Hitler expresó; y luego balbucearon sobre "los derechos de Polonia".

A estas alturas, las presiones belicistas sobre el presidente francés Daladier y el primer ministro británico Chamberlain eran demasiado fuertes para contenerlas. Así envalentonado, el gobierno militarista y ultra nacionalista de Polonia permitió que los partisanos bolcheviques y ultra nacionalistas intensificaran sus provocaciones fronterizas contra Alemania; que culminó con el 1 de septiembre con contraataque alemán contra Polonia, seguido por la liberación del Corredor y Danzig.

Gran Bretaña y Francia declararon la guerra a Alemania, pero no levantaron un dedo para ayudar a Polonia.  Una vez cumplido el papel de “tonto útil”, Polonia fue descartada pronto por los aliados cuando la Unión Soviética de Stalin la invadió desde el este. Mientras continuaran ignorando las súplicas de Hitler por la paz, los Aliados pasarán los próximos ocho meses planeando maniobras basadas en los países escandinavos y desplegando una fuerza de combate mecanizada masiva en el norte de Francia, anticipándose a la invasión de Alemania a través de Bélgica y Holanda "neutrales", en algún momento en la primavera de 1940. 

El resto, como ellos dicen, es historia.


En medio de festejos, pueblo alemán de Danzig saluda a Adolf Hitler como su liberador. ¿Gran Bretaña y Francia fueron a la guerra y desataron el infierno por esto?