-----------------------------f- agosto 2017 ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

jueves, 31 de agosto de 2017

LA CENSURA EN INTERNET Y NUESTRA LUCHA.


Voltaire acuñó una frase que puede resumir la situación de nuestro presente:
“Para saber quién gobierna sobre ti, simplemente encuentra a quien no estas autorizado a criticar”.
Usted puede criticar desde el Papado hasta el Presidente de los Estados Unidos. A Dios y al diablo. A masones, iluminatti, opus dei, jesuitas o miembros del KKK. Puede criticar a Cristo, a Mahoma, a Buda. Puede hablar mal de negros, de blancos y de amarillos. Puede despotricar contra el gobierno, sus impuestos, los bancos, las finanzas, el sistema de salud, las fuerzas armadas, el sistema educativo. También puede expresar su discrepancia respecto a la lucha contra el terrorismo, o contra ISIS, o contra Arabia Saudita.

En definitiva, si nos guiamos por la frase de Voltaire, parecería que hemos logrado una sociedad sin amos ni esclavos, donde nadie es inmune a la crítica.

Pero, un momento. No es tan así. No se le ocurra criticar a los judíos. Ni a Israel, ni decir que determinado personaje que considera nocivo, es de origen judío. No vaya a vincular ideologías del exterminio como el marxismo, con el judaísmo. Ni acusar a Israel de violar sistemáticamente los derechos humanos, o de pretender fundar un etno estado fronteras adentro. No denuncie la connivencia entre las altas finanzas y el judaísmo. Mucho menos haga notar que la totalidad de las familias que hoy tienen el 90 % de la riqueza del planeta son judías.

Si hace esto, sentirá sobre su cabeza toda la fuerza de la represión. Pasará a ser considerado extremista y el calificativo de antisemita lo acompañará toda la vida. Se convertirá en un proscripto y cuanto más fuerte sea su lucha contra esta raza maldita, más duro será el castigo que le impondrán.

En Internet los sucesos de Charlottesville fueron el punto de partida para la persecución de todos aquellos que luchamos contra el dominio mundial judío. Primero le quitaron el dominio web a Daily Stormer y luego siguieron con Stormfront, uno de los sitios de lucha más antiguos en la red. El primero ha pasado a la deepweb y pueden leerlo directamente desde su navegador en este enlace.

Pero la embestida más grande se está dando en YouTube. Esta empresa de Google ha puesto como Tribunal Inquisidor de los contenidos de su sitio nada menos que a la Liga Anti Difamatoria, (ADL), uno de los grupos de presión más poderosos del judaísmo mundial.

En los últimos días los resultados no se han hecho esperar y cantidad de canales, entre ellos “Alerta Judiada”, han sido borrados. También han penalizado videos y audios. Varios de ellos de nuestro blog.

Esta embestida contra los medios de comunicación nacionalsocialistas y anti judíos, solo demuestra una cosa: avanzamos. No se lucha contra lo que no existe. Y si algo es claro y evidente, eso es nuestra existencia.

Si nosotros fuéramos una minoría psicopática y marginal dentro de la sociedad, serían innecesarios todos los recursos que destinan a combatirnos. Para muestra un botón: hace un par de meses (((Facebook))) duplicó el número de sus censores de contenido, llevándolo a casi 8000, para combatir nuestros “mensajes de odio”.

Necesitamos ahora dar un paso más en la lucha. Este paso es contar con nuestros propios servidores y dominios. Es necesario poder seguir en la red, tener nuestros buscadores, y nuestros propios contenidos indizados. Es hora de que los camaradas que sienten vocación por la programación web se pongan a trabajar. Y es hora de que aquellos que pueden subvencionar económicamente un proyecto de esta naturaleza lo hagan.

Venimos ganando una batalla épica, donde de nada sirvieron 70 años de propaganda judía. Estamos cada vez más fuertes. Pero también estamos entrando en una crisis de crecimiento donde necesitamos nuevos recursos para nuestra lucha.

Si queremos dominar la mente y los corazones de nuestra raza, debemos seguir dando batalla en la web y para ello debemos contar con recursos. Posiblemente sea el momento de pasar de la guerra de guerrillas que tan bien venimos realizando en las redes sociales y plataformas judías, a un tipo de lucha diferente, con recursos propios de alta tecnología. ¿Podemos hacerlo? Si no podemos, difícilmente seamos capaces de vencer en la confrontación final.


UNA NUEVA HIPÓTESIS HISTÓRICA SOBRE EL ÉXODO DEL PUEBLO JUDÍO.


Por primera vez un investigador egipcio independiente está profundizando en la historia del antiguo Egipto e Israel. El Dr. Ashraf Ezzat se ha embarcado en su rara búsqueda con preguntas desalentadoras y crecientes dudas sobre la veracidad histórica del éxodo israelita. Así lo podemos apreciar en su libro: "Egipto no conoció faraones ni israelitas".

Que nos encontremos ante una mentira más en este libro sagrado del pueblo judío, no nos puede extrañar, ya que por algo se les llama “maestros de la mentira”.

Según el Dr. Ashraff Ezzat, Egipto no conoció la existencia de faraones. Esto que puede parecer sorprendente, está apoyado por una comunidad seria de eruditos y sus descubrimientos sorprendentes, revelarán uno de los mayores actos de engaño en la historia, responsable de fabricar el mito de los faraones egipcios. Y de esta manera, toda la historia de Egipto que ha sido gobernada por los llamados faraones no es más que un mito puro y un engaño flagrante. El antiguo Egipto estaba gobernado por reyes y reinas, no por los faraones. El rey de Egipto tenía cinco títulos, ninguno de ellos era faraón ni sonaba nada cerca de él.

Por supuesto, si Egipto no conocía a ningún faraón, no hace falta decir que Egipto nunca conoció a Moisés tampoco. Y si Moisés nunca puso los pies en Egipto, entonces el mapa del Éxodo a la “Tierra Prometida” tiene que ser rediseñado.


Para el investigador la tan famosa “Tierra Prometida”  de los israelitas no está en Palestina donde el moderno Israel ha sido establecido hace casi seis décadas.

Pero el Dr. Ezzat no queda aquí en su investigación. También afirma que  ni Abraham ni José alguna vez pusieron los pies en Egipto o ni siquiera soñaron con él.

Por el contrario, señala que las raíces del judaísmo son claramente árabes y que tanto Abraham, como José o Moisés provienen de ese linaje. Apoyado en sólidos argumentos históricos,  defiende la tesis de que Egipto nunca fue testigo de ninguna de las historias de los patriarcas judíos y que la tierra del valle del Nilo no conocía a los faraones ni a ningún israelita.

De acuerdo por tanto a este historiador, Egipto nunca fue la tierra del éxodo de los israelitas ni es Palestina su tierra prometida. Todo se trata de una mentira muy bien urdida.

Más información AQUÍ.


lunes, 28 de agosto de 2017

28 DE AGOSTO DE 1964 - DISTURBIOS RACIALES EN FILADELFIA.


La fecha de hoy 28 de agosto. En este día del año 1964, los negros de la ciudad de Filadelfia comenzaron un motín  que duraría tres días. El mismo se inició a través de las acusaciones de "racismo" lo que fue utilizado como excusa para robar en toda la ciudad.

En la década de 1960 en Filadelfia, como en la mayoría de los Estados Unidos, los disturbios raciales fueron  muchos. De los dos millones de habitantes de la ciudad, unos 600.000 eran negros. La mayoría de estos negros vivían en el norte de la ciudad.


En uno de estos barrios,  dos policías llamados Robert Wells y John Hoff hicieron una actuación de rutina por un delito de tráfico el 28 de agosto. El coche que fue detenido iba conducido por una mujer negra llamada Odessa Bradford. Cuando los dos policías trataron de intervenir, Bradford comenzó a protestar en voz alta y se negó a seguir las instrucciones de los policías. Por ello decidieron detenerla. Sin embargo, la mujer no tenía la intención de entregarse  voluntariamente, se puso firme y gritó en voz alta. Una gran cantidad  de negros acudieron al lugar convocados por los  gritos de  de Odessa Bradford. Uno de los espectadores negros atacó  físicamente a los dos policías. Los mismos finalmente lograron calmar la situación y arrestaron a Odessa Bradford y al hombre que los atacó.

Después de que los dos fueran llevados a una comisaría cercana, un rumor comenzó a esparcirse en las áreas residenciales negras de la ciudad. El mismo consistía en que la policía blanca había matado a una mujer negra embarazada. Esto sirvió como el tiro inicial para los disturbios.


Columbia Avenue se convirtió en el escenario de la mayoría de los disturbios. La calle contenía un gran número de empresas y negocios. Estas empresas eran en su mayoría propiedad de blancos o judíos. La multitud negra tomó nota de la oportunidad y salió al asalto de la ciudad para enriquecerse. Robaron estas tiendas a fondo durante los tres días de los disturbios. Más de 250 tiendas fueron robadas o completamente destruidas. Milagrosamente, ningún hombre fue asesinado durante los disturbios. Más de 350 personas resultaron heridas y 774 personas fueron arrestadas.

Algunas fuentes indican que militantes blancos y negros se habían infiltrado en las zonas residenciales negras. Estos eran sospechosos de haber planeado y disparado a las masas hacia los disturbios. Después de los disturbios, tres personas fueron acusadas de vínculos con organizaciones militantes negras.

Un alto número de tiendas judías fueron robadas y destruidas durante los disturbios. Esto creó enfrentamiento entre la población negra y la población judía. Los judíos acusaron a los negros de antisemitismo y robo consciente de propiedad judía. Los negros, a su vez, acusaron a los judíos de explotar a sus clientes negros e inquilinos. El Consejo de Relaciones con la Comunidad Judía encontró que los disturbios condujeron a "una reacción grave para el movimiento por los derechos civiles".


Durante la manifestación, la Oficina de Policía de Filadelfia ordenó no "provocar" más los disturbios. La policía no se oponía a los ladrones, sino que tenía la tarea principal de prevenir la proliferación de los disturbios. Actos de disturbios similares han seguido ocurriendo no solamente en Estados Unidos, sino ahora en Europa, fruto de la invasión no blanca al continente. 

domingo, 27 de agosto de 2017

GOTTFRIED FEDER Y LA LUCHA CONTRA LA ESCLAVITUD DEL INTERÉS DEL DINERO.

SI NO PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO POR LA CENSURA DE YOUTUBE,

¿Se ha preguntado alguna vez por qué es un esclavo de este sistema creado por los judíos? Hace más de un siglo, había un hombre que claramente delineaba las causas y consecuencias de esta estafa de dinero que, como un pulpo, se ha apoderado de toda la estructura financiera del planeta. Por supuesto, estoy hablando de Gottfried Feder y su libro “Manifiesto para la Abolición de la Esclavitud al  Interés del Dinero” publicado por primera vez en Alemania en 1919. Gottfried Feder (27 de enero de 1883 - 24 de septiembre de 1941) había sido un temprano colaborador de Adolf Hitler y fue precisamente una de sus conferencias sobre economía que atrajo a Adolf Hitler al NSDAP, exactamente en el mismo año en que se publicó el “Manifiesto”. Gottfried Feder fue también uno de los miembros fundadores del partido. Había sido un fuerte defensor de la reforma bancaria desde 1917. Él era un guerrero contra el interés judío, la esclavitud y la usura.
“En febrero de 1920, junto con Adolf Hitler y Anton Drexler, Feder redactó los llamados "25 puntos" que resumieron los puntos de vista del partido e introdujo sus propias opiniones anticapitalistas en el programa. Cuando  fueron anunciados el 24 de febrero de 1920, más de 2.000 personas asistieron al mitin. En un intento de hacer que el partido apelara más ampliamente a segmentos más grandes de la población, el DAP fue renombrado en febrero de 1920 al Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes, NSDAP)” – Metapedia.-
Como se ha dicho anteriormente, han transcurrido casi cien años desde que ocurrieron estos hechos. Nada ha cambiado bajo el sol. Un vistazo rápido sobre el Manifiesto es suficiente para llegar a esta conclusión. El juego y los jugadores son los mismos (Familia Rothschild y acólitos, como se mencionan en el libro en sí) las consecuencias sombrías son exactamente los mismos. Estamos sufriendo la misma enfermedad que estaban sufriendo en ese momento y antes de ese momento en la historia, básicamente en cualquier parte del mundo civilizado en el que tuvimos la desgracia de compartir nuestro espacio de vida con el judío.

Nosotros, los humanos, no seremos verdaderamente libres hasta que nos liberemos de los grilletes de esta tiranía financiera internacional. Este juego es imposible voltearlo a nuestro favor porque ha sido diseñado por el judío para su beneficio. Las tasas de interés aumentan gradualmente cada año a medida que la deuda crece hasta el infinito. No puede haber un fin a esto porque ese es precisamente el propósito de este plan, la esclavitud total a la banca judía. Esto hace que la abolición de la esclavitud de la deuda sea fundamental para no sólo liberarnos de estos grilletes, sino también para salvar a la Raza Blanca de la aniquilación total.

¿Alguna vez se ha preguntado por qué esta "vida moderna", con todos sus gastos generales, se vuelve insoportable cuando no puede llegar a fin de mes? Tenga en cuenta que este juego amañado está lejos de terminar. Todo lo contrario. El juego es una montaña rusa cada vez más en espiral de precios crecientes y salarios decrecientes. Está todo preparado de esta manera a propósito para que usted muera o se convierta en un esclavo.

Pero una vez hubo un plan que, gracias a Adolf Hitler y el Tercer Reich, fue llevado a buen término. Todavía brilla como un ejemplo de éxito. También es un ejemplo evidente de los "milagros" que pueden ocurrir una vez que un pueblo se deshace de su "Banco Central", ese gigantesco sanguinario judío internacional y se apodera de su propio destino.
“La idea apunta hacia el establecimiento de un frente unido de toda la población obrera: del trabajador no atendido que, como hemos visto, está gravemente cargado de impuestos indirectos para la satisfacción del capital de préstamo, a través de toda la clase burguesa de funcionarios Y los empleados de la clase media campesina y de pequeños comerciantes, que llegan a sentir la tiranía despiadada del dinero en forma de miserable vivienda, alquiler de tierras de cultivo, intereses bancarios, etc., hasta llegar a los jefes principales, Inventores y directores de nuestra gran industria, todos ellos más o menos pegados en las garras del gran capital de préstamo, para quienes la primera tarea de la vida es siempre trabajar por el bien de las pensiones, los dividendos y el interés por Los poderes monetarios jugando detrás de las escenas. No menos que todos los círculos de la intelligentsia-artistas, escritores, actores, académicos, así como otros profesionales independientes también pertenecen a este grupo. "- Manifiesto para la Abolición del Interés-Esclavitud” (Capítulo: Implementación y Justificación).
A través de los siglos, la lucha contra la esclavitud de la deuda ha sido una necesidad imperiosa para todos los pueblos que sufren bajo este yugo. Una y otra vez la historia se repite con conclusiones similares.
'Solón en el año 594 a. abolió la deuda personal-esclavitud a través de la legislación. Esta ley se llamaba el gran Seisachtheia (sacudir  las cargas)”. - Manifiesto para la Abolición del Interés-Esclavitud. (Capítulo: Implementación y Justificación).
La esclavitud de la deuda también equivale a detener el desarrollo de las naciones, especialmente las blancas. No puede haber progreso verdadero sin libertad. No puede haber avances tecnológicos verdaderos sin libertad. Vivimos atrapados en este mundo de humo y espejos en el que incluso la ciencia se ha convertido en una mala broma.
Adolf Hitler, Joseph Goebbels y Gottfried Feder en 1923.
El judío quiere una plantación medieval donde la gente ya no sea consciente de quiénes son ni cuál es realmente su verdadero destino en esta Tierra. El control total de este juego que el propio judío ha creado es clave para estrechar la correa de la esclavitud en las personas y los países. El control total de los medios y los recursos no sería posible sin este estrecho control sobre la economía mundial. Es absolutamente fundamental entender esta lógica básica y verla desde la perspectiva correcta en el esquema más grande de las cosas, no sólo en lo que concierne al mundo actual, sino también en la medida en que las generaciones futuras puedan verse afectadas por este problema creado por los judíos. Así, la libertad no sólo es un derecho a perseguir, sino también una misión imperativa que cumplir.
“Repito: tampoco es cierto que la abolición de la esclavitud al interés condujera a la eliminación y agotamiento de la riqueza. Por el contrario, la abolición de la esclavitud del intereses favorecería la creación de una riqueza basada en el trabajo que fabrica bienes y produce valor, liberado de los intereses eternos. La abolición de la esclavitud de los intereses lleva, como hemos visto, a una reducción global de los costos en toda la vida.Nos libera del peso excesivo de la tributación, de modo que para cada trabajador la posibilidad de acumular ahorros debe ser mayor en el futuro que hasta ahora". Manifiesto para la abolición del interés-esclavitud.
Uno no necesita ser un genio para adivinar que cuando las cosas van financieramente bien para la gente el Estado (si funciona por el bien del pueblo) se beneficia enormemente. El dinero se puede invertir en proyectos ambiciosos. Para una población altamente motivada el cielo es el límite. ¿Cuántas veces hemos tenido la idea de lo que habría logrado el Tercer Reich si el resultado de la Segunda Guerra Mundial fuera diferente? Basta con decir que nuestra gente no estaría en medio de este atolladero actual y al borde de una guerra racial total con nuestros enemigos biológicos ancestrales. No han cambiado, su odio atávico a los blancos europeos sigue ahí y están utilizando este "sistema financiero internacional" como el motor primordial para destruirnos, así que es de extrañar por qué este "sistema financiero" como tal, tiene que ser destruido?
“La economía debe estar al servicio de la gente, para el beneficio de la gente, y no al revés”. 
A riesgo de sonar redundante, no insistiré demasiado en la importancia de abolir esta esclavitud de deuda que está arrastrando al mundo occidental entero (y al resto del mundo, por supuesto) al borde del abismo, que es lo que el judío aparentemente desea. Cuanto más gana el caos, más ganancia obtiene. Los que se han opuesto recientemente a este Nuevo Orden Mundial de la Esclavitud han pagado caro el precio (¿alguien recuerda a Muammar Gaddafi?). El nacionalsocialismo no sólo era un baluarte contra la amenaza del bolchevismo procedente del Oriente, sino también el único bastión contra la tiranía y la opresión de este Golem financiero judío. El nacionalsocialismo se convirtió en la mayor amenaza para este orden mundial judío de la destrucción, sólo se tuvo que preguntar a Winston Churchill lo que pensaba al respecto:


La vida posterior de Gottfried Feder.

Luego de la rebelión de la SA, llevada adelante por Ernst Röhm y traidores como Gregor Strasser; Gottfried Feder, que se había mantenido cercano a ambos sin traicionar al Führer, se retiró de los asuntos públicos.

Se convirtió en profesor en la Technische Hochschule en Berlín en 1936, donde permaneció hasta su muerte en Murnau, Baviera en 1941.

El espíritu del nacionalsocialismo y el trabajo de hombres como Gottfried Feder son todavía faros de luz para nosotros, aún hoy en día. Nuestra tarea es mantener la llama viva para la supervivencia de nuestros hijos y nietos antes de que sean destruidos para siempre y con ellos el recuerdo de la raza más grande que ha adornado este planeta.

Pero hay una solución para esta trampa judía. Necesitamos la cancelación de la deuda en todo el mundo, y también tenemos que aprovechar los activos de los gangsters judíos dueños de la banca dondequiera que puedan encontrarse. Se hace necesario expandir nuestra idea, convertir a más y más gente, hasta ser una fuerza imparable que restaure el orden natural en el mundo.



LA SANGRE ES SANTA.

SI NO PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO POR LA CENSURA DE YOUTUBE,

Un discurso de radio del Dr. Walter Groß.

¡Estimados muchachos y muchachas alemanes!

Mientras hablamos de sangre y raza esta noche, estamos discutiendo un tema que está en el centro de las batallas intelectuales y de visión del mundo de hoy. Todos ustedes saben que los que se oponen a nuestro movimiento por razones políticas o de visión del mundo se han visto obligados cada vez más a conceder los logros políticos y económicos del nacionalsocialismo. Ya no pueden ser negados por el crítico más hostil. Tan pronto como la discusión se vuelve hacia las fundaciones intelectuales del Nacionalsocialismo, sin embargo, tan pronto como la idea misma es debatida sobre la cual todo lo que hacemos está basada, hay objeciones. Y como en el pasado, al pensamiento racial del nacionalsocialismo se lo cuestiona o se le opone abiertamente. Vemos que si examinamos la prensa mundial, así como en discusiones con grupos dentro del país que todavía creen que pueden rechazar aspectos individuales de la cosmovisión nacionalsocialista.

Ya he hablado de lo que entendemos por pensamiento racial en sentido amplio. Dije entonces que la doctrina de la sangre y la raza para nosotros no es principalmente una parte importante e interesante del pensamiento biológico, sino sobre todo una actitud política y de visión del mundo que determina nuestro enfoque fundamental a muchos aspectos de la vida. Los dos hechos más importantes que subyacen a este enfoque son el conocimiento del poder de la herencia y el conocimiento del significado profundo y espiritual de las diferencias raciales dentro de la humanidad. Dado que nos damos cuenta de nuestra dependencia de las características heredadas, no caemos en el viejo error de sobrestimar las influencias externas de la educación, la formación y las políticas de bienestar. Nos damos cuenta de la responsabilidad de transmitir nuestro propio material genético, ya que de él solo fluirá la fuerza del futuro. Por lo tanto, somos humildes con nuestros propios logros, porque tienen sus raíces en lo que recibimos de nuestros antepasados sin ningún esfuerzo por nuestra parte, pero también estamos orgullosos de que nuestras breves vidas sean vínculos en la cadena de generaciones. Somos un puente entre la grandeza del pasado y el futuro más lejano.

Puesto que hemos aprendido a reconocer y respetar las características físicas e intelectuales de las diversas razas de la tierra, estamos libres del deseo enfermizo que no ve diferencias, o busca hacer todo igual en los ámbitos político, cultural y religioso. Somos conscientes una vez más de nuestras características y queremos cuidarlos y protegerlos porque son la manera natural para que vivamos como pueblo y como nación. Al mismo tiempo, respetamos las características de las otras razas de la tierra, ya que ya no queremos subordinarlas ni forzarlas a aceptar nuestras formas de pensar y sentir como lo hicimos una vez, sino que estamos convencidos de que ellos también, deben vivir y actuar según las leyes de su sangre.

Esto es en resumen el contenido del pensamiento racial que enseñamos y aprendemos. Podríamos preguntarnos por qué esta idea simple pero poderosa causa tanto conflicto. Si examinamos el asunto, veremos que las razones de su rechazo han variado a menudo con el tiempo. Los adversarios de nuestras doctrinas raciales han sido consistentes en rechazar el nuevo pensamiento, pero cambiaron regularmente el campo de batalla en el que trataron de luchar contra nosotros, y por lo tanto nos han forzado a tratar y defender esta cuestión desde varias perspectivas.

Cuando uno se atrevió a hablar de raza hace muchos años durante la era podrida del pensamiento burgués liberal y la corrupción marxista, la gente respondió al nuevo pensamiento peligroso sobre los llamados argumentos científicos. Rechazaron nuestro conocimiento genético y ridiculizaron la ciencia racial y sus defensores, anunciando desde los púlpitos, oficinas de redacción y salas de reuniones que estaban tratando sólo con las fantasías de un puñado de idiotas ignorantes. Es bueno recordar esos días, para recordar las tácticas desagradables de los opositores de nuestra cosmovisión. Había entonces científicos serios y cultos que estaban elaborando una nueva forma de ver el mundo, y otros durante muchos años usaron todos los medios para atacar su honor y pisotearlos, a pesar de todos los gritos sobre la libertad de la ciencia, porque eso es lo que los gobernantes del día querían.

Afortunadamente, eso está detrás de nosotros. Aquellos en cada campamento y en cada país alrededor del mundo se han dado cuenta de que la base científica de nuestro pensamiento racial ya no está en duda. Un debate científico serio en esta área se refiere sólo a la extensión de nuestro pensamiento en áreas particulares, ya no la validez científica de los principios fundamentales. La ciencia se ha vuelto más silenciosa sobre el asunto, lo que significa que los opositores a nuestra cosmovisión deben encontrar nuevas maneras de defender sus viejos valores contra una nueva era. Pronto encontraron un nuevo eslogan para la batalla: uno que se llevó al campo contra nosotros en nombre de la humanidad, la ética y la moralidad. Los fundamentos científicos ya no podían ser discutidos, pero tenían efectos grandes e inaceptables en la vida de la nación. Ustedes saben el tipo de cosas que nos han lanzado en los últimos meses: la idea de la herencia, por ejemplo, fue repentinamente peligrosa, ya que eliminó la responsabilidad individual por las acciones y dio a todos una excusa para ser perezosos, malos o depravados, ya que esas cosas eran los resultados de la propia herencia. Las tías preocupadas de ambos sexos se retorcían las manos y veían una era inminente sin disciplina ni conciencia, y pensaban que podían culpar a las falsas enseñanzas de la doctrina racial nacionalsocialista. Hemos asumido esa batalla, y probablemente podemos decir que ya la hemos ganado. Tales acusaciones contra nuestros puntos de vista son simplemente falsas, nada más que un desagradable truco. En cualquier caso, no somos los dueños de nuestro propio destino, puesto que siempre dependemos de lo que hemos heredado, de lo que el Cielo nos ha dado o negado. Eso no significa que nosotros o los demás no tengamos nada que hacer, o que la educación no sea necesaria. Lo contrario: Lo que hacemos, ya sea para bien o para la voluntad, con nuestras características heredadas es nuestra propia responsabilidad. Podemos desperdiciar nuestras habilidades, o podemos desarrollarlas y usarlas. Podemos ser perezosos y permitir lo que es débil o malo en nosotros para crecer, o podemos luchar valientemente toda nuestra vida contra ellos. Esa es la decisión que cada uno de nosotros debe hacer, y exigimos que cada individuo realice la gran y difícil doctrina de la responsabilidad junto con el conocimiento de la naturaleza heredada de nuestro carácter.

Esa es una actitud clara y comprensible, y ante ella todas las objeciones de nuestros oponentes han ido cediendo poco a poco. Contra su voluntad, deben hoy conceder la justicia moral de nuestra posición, tal como tenían que ver con su exactitud científica anterior. Poco a poco, han tenido que entregar su segunda línea de defensa mientras continúan retirándose. Pero ahora la vieja batalla continúa en una arena nueva, y para ser honesta, más importante. Recientemente, se han ido incrementando los argumentos de que si bien las doctrinas raciales del nacionalsocialismo son correctas, y que pueden ser defendidas por razones pedagógicas y morales, todavía tienen que ser rechazadas en nombre de la fe, la religión y la piedad. Después de todo, algunos murmuran, uno está reemplazando a Dios con el ídolo de sangre, poniendo una teoría humana o cosas materiales en el lugar de la fuerza eterna del espíritu.

Si examinamos las razones por las que las personas desde puntos de vista religiosos todavía están tratando de oponerse a la cosmovisión unida del pueblo alemán, encontramos mil variaciones de este punto, que se utiliza como la última defensa contra la idea victoriosa del movimiento.

¡Queridos niños y niñas! En esta tercera área de conflicto, queremos continuar la gran batalla de nuestros días con el antiguo espíritu de lucha que usamos contra las fuerzas oscuras del pasado. Tenemos derecho a hacerlo, pues ninguna objeción podría ser más deshonesta o tonta que ésta. Nadie en nombre de la doctrina racial apoya el estéril materialismo. Nadie quiere convertir los hechos sobre la raza en un ídolo y usarlo para destruir la piedad genuina. Creemos, sin embargo, que tenemos el derecho de tener más respeto por nuestra cosmovisión racial que lo permitido por las filosofías impías y arrogantes del pasado. Si nos inclinamos una vez más ante los hechos de la creación en lugar de preferir una charla liberal o escolástica vacía, ¿cómo es ese impío? Si somos una vez más conscientes de nuestra propia naturaleza, de la herencia que nos ha sido dada desde el Cielo, ¿es esa arrogancia humana o idolatría? Si una vez más comprendemos humildemente que nuestras vidas como seres humanos están limitadas por nuestra raza, y que no podemos nada más que seguir y actuar de acuerdo con las leyes de sangre que Dios mismo nos ha dado, ¿cómo puede ser eso herejía o impiedad? No es en realidad una mayor piedad, y en la forma más genuina y verdadera? Sí, vemos en los hechos y leyes de la raza algo santo y divino, no porque queramos promocionarnos, sino porque también vemos allí el poder del creador. Somos más honestos que nuestros enemigos, que encontraron en ellos algo incómodo para el anterior sistema de poder político. Si buscamos respetar las diferencias y las virtudes particulares de las razas que el Cielo mismo creó, servimos al Creador y sus leyes. Hacemos un trabajo más piadoso que los escribas de disputas cuyo dogma gris es más importante para ellos que la verdadera vida llena de sangre. Los mejores en cada pueblo y durante todo el tiempo han atraído su más profunda y verdadera fe de observar el orden del mundo. Con orgullo y humildad, afirmamos que vemos las leyes de la sangre y la raza con sus maravillosas relaciones y pesadas cargas, como parte santa de ese gran orden detrás del cual sentimos al Creador.

Hoy volvemos a levantar la bandera de la vida contra la doctrina de la muerte, y servimos al futuro con la fiel afirmación:
¡La sangre que Dios nos ha dado es santa!

Fuente: Heilig ist das Blut. Eine Rundfunkrede von Dr. Groß (Berlín: Rassenpolitisches Amt der NSDAP, 1935).


MILES DE ALEMANES VISTEN CAMISETAS CON LA LEYENDA “AMO A HITLER”.


Más de un mes después, la fiscalía general alemana continua llevando una profunda investigación después de que miles de jóvenes nacionalsocialistas llevaran camisetas con la leyende “Amo a Hitler” y gritaran "heil" en una ciudad alemana por un festival "Rock contra la dominación extranjera".

Más de 6.000 alemanes nacionalistas descendieron sobre Themar en el estado alemán de Turingia para ver 12 bandas patrióticas actuando.

Estos jóvenes en un número pocas veces vistos en la Alemana ocupada, realizaron una y otra vez el saludo alemán y quebraron las leyes judías que prohíben el uso de “símbolos de organizaciones inconstitucionales”.

El evento se realizó el pasado 15 de julio en forma totalmente pacífica, como lo admite la propia policía del régimen anti alemán.

Las autoridades en el estado de Turingia dijeron que fue el acontecimiento más grande de carácter nacionalsocialista desde finales de la segunda guerra mundial.


Además de las camisetas con el lema “Amo a Hitler”, otro que se usó fue “Sturm auf Themar” (“Asalto a Themar”).

En imágenes tomadas en la gran carpa en el terreno del festival, cientos de asistentes al conciertos hicieron el saludo alemán junto con gritos de 'Heil!' mientras que una amplia cartelería  mostraba a soldados alemanes de la Segunda Guerra Mundial en las paredes.

En el marco de la investigación de la fiscalía del orden judío que impera en Alemania, seis personas han sido detenidas y hay acusaciones por treinta y dos delitos por el uso de signos de organizaciones inconstitucionales, daños a la propiedad y abuso verbal.

No podía faltar la escoria anti fascista y unos 500 de estos se manifestaron con una pequeña protesta. A su vez el hotel local permaneció cerrado durante el concierto ya que  se negó a ofrecer a los patriotas alemanes alojamiento.

Un mes después de este concierto, el 17 de agosto, cientos de alemanes se manifestarían en Spandau - Berlín, en homenaje a Rudolf Hess, bajo la consigna "No me arrepiento de nada". Todo parece indicar que la agresión que hoy sufre Europa a través de la aplicación de plan Kalerghi, está logrando que muchos europeos y en especial alemanes, tomen conciencia de la real situación.


Esperemos que estas actividades continúen y que más y más europeos despierten y pasen a integrar las filas de nuestra causa. Ese es el único camino para salvar a nuestra raza de su extinción.


KARL BAUER – RETRATISTA DE LÍDERES NACIONALSOCIALISTAS.


Karl Konrad Friedrich Bauer (1868-1942) era un artista, un artista plástico y  poeta alemán. Fue un experto dibujante, y a principios del siglo XX encontró mucho éxito como ilustrador y artista de retratos.

En 1888 comenzó sus estudios en la Kunstakademie en Stuttgart y luego se trasladó a la Academia de Bellas Artes de Munich. Siguieron viajes de estudios a Francia e Italia ( Venecia ). Desde 1896 vive en Munich y se convierte en un empleado de la revista Munich "Jugend". En 1930 se trasladó a Stuttgart-Sillenbuch. Fue miembro de la "Münchner Künstlergenossenschaft", de la "Künstlerbundes Karlsruhe", de la "Süddeutsche Illustratorenbundes", de la "Reichsverbandes Bildungskünstler Deutschlands" y de la junta directiva de la "Verein für Originalradierung München".

Karl Bauer también compuso poemas, que fueron publicados en las "Hojas para el Arte". También escribió ensayos sobre historia, literatura y religión. Dibujó a casi todas las personalidades distinguidas de historia alemana, políticos e intelectuales.

Por su estilo tradicional, fue más que bienvenido a continuar trabajando en las artes cuando los nacionalsocialistas llegaron al poder, recibiendo incluso la Medalla Goethe por el Arte y la Ciencia. Antes de morir durante una visita a Munich en 1942, Karl completó una serie de retratos de Adolf Hitler, así como líderes y héroes del Tercer Reich.


sábado, 26 de agosto de 2017

TRES HOMBRES DECENTES EN NÜREMBERG. ABOGADOS AMERICANOS EN BUSCA DE JUSTICIA.

SI NO PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO POR LA CENSURA DE YOUTUBE,
DESCÁRGALO AQUÍ
DESCÁRGALO AQUÍ

Por John Wear

Los juicios de Nüremberg y los posteriores se organizaron para fines políticos y de venganza en lugar de dispensar justicia imparcial. Este artículo discutirá los esfuerzos de tres abogados estadounidenses para exponer y corregir la injusticia de estos juicios.

Charles F. Wennerstrum.

El juez de la Corte Suprema de Iowa, Charles F. Wennerstrum, quien actuó como juez presidente en el juicio de Nüremberg de los generales alemanes, renunció a su nombramiento con disgusto en los procedimientos. En una entrevista con el “Chicago Tribune”, criticó el manejo unilateral de la evidencia en los juicios. Dijo  que la selección de la evidencia en los juicios fue hecha por la fiscalía, del gran tonelaje de registros capturados en Alemania. La defensa sólo tuvo acceso a los documentos que la fiscalía consideró importantes para el caso. [1]

El juez Wennerstrum también dijo que la fiscalía y el personal de Nüremberg estaban más interesados ​​en la venganza que en la justicia.

Él afirmó:
“La fiscalía no ha logrado mantener la objetividad al margen de la vindicación, alejada de convicciones y ambiciones personales... Los juicios buscaban convencer a los alemanes de la culpabilidad de sus líderes. Los convencieron de que sus líderes perdieron la guerra porque los conquistadores eran más duros”. [2]
Wennerstrum declaró:
"Toda la atmósfera es malsana... Se emplearon abogados, funcionarios, intérpretes e investigadores que se convirtieron en estadounidenses sólo en los últimos años, cuyos antecedentes estaban incrustados en los odios y prejuicios de Europa... Si yo hubiera sabido hace siete meses lo que sé hoy, nunca habría venido aquí... Los altos ideales anunciados como los motivos para la creación de estos tribunales no han sido evidentes".
La falta de apelación en los casos de Nüremberg dejó a Wennerstrum…
"…con un sentimiento de que la justicia se ha negado”. [3]

Edward L. Van Roden.

El juez de Pennsylvania Edward L. Van Roden y el juez Gordon Simpson de la Corte Suprema de Texas fueron miembros de una comisión de tres hombres para investigar la tortura y el abuso de los acusados ​​alemanes en los juicios por crímenes de guerra dirigidos por Estados Unidos. Su informe conocido como “Comisión Simpson” examinó las 139 sentencias de muerte contra los alemanes que en ese momento no habían sido ejecutadas. Los casos contra los 139 condenados se dividieron en tres grupos: los alemanes acusados ​​de participar en crímenes en los campos de concentración de Dachau, en el asesinato de aviadores estadounidenses o en el incidente de Malmédy.

Van Roden declaró en un artículo en la revista “The Progressive” que se sorprendió de los métodos utilizados para obtener confesiones de los acusados ​​alemanes:
“Las declaraciones admitidas como prueba se obtuvieron de hombres que habían sido mantenidos en régimen de aislamiento durante tres, cuatro y cinco meses. Estaban confinados entre cuatro paredes, sin ventanas y ninguna oportunidad de ejercicio. Dos comidas al día eran entregadas a través de una ranura en la puerta. No se les permitió hablar con nadie. No tuvieron comunicación con sus familias ni con ningún ministro o sacerdote durante ese tiempo.
Este confinamiento solitario demostró ser suficiente en sí mismo en algunos casos para persuadir a los alemanes a firmar declaraciones preparadas. Estas declaraciones no sólo involucraban al firmante, sino que a menudo involucrarían a otros acusados.
Nuestros investigadores pondrían una capucha negra sobre la cabeza del acusado y luego le darían un puñetazo en la cara con una manguera de goma. Muchos de los acusados ​​alemanes habían perdido sus dientes. Algunos tenían sus mandíbulas rotas.
Todos menos dos de los alemanes, en los 139 casos que investigamos, habían sido pateados en los testículos. Este fue el Procedimiento Operativo Estándar utilizado por los investigadores estadounidenses”. [4]
Van Roden declaró que los prisioneros alemanes que todavía se negaban a firmar declaraciones falsas se enfrentaban a un trato más impropio:
“A veces, un prisionero que se negaba a firmar lo llevaban a una habitación poco iluminada, donde un grupo de investigadores civiles, vestidos con uniformes del Ejército de los Estados Unidos, estaban sentados alrededor de una mesa negra con un crucifijo en el centro y dos candelas encendidas. "Ahora tendrán su juicio americano", se le decía al acusado.
El tribunal de ficción aprobaba una sentencia de muerte. Entonces se le dijo al acusado: "En pocos días será colgado, tan pronto como el general apruebe esta sentencia, pero mientras tanto firme esta confesión y podemos conseguir que sea absuelto". Algunos todavía no firmaron. Nos sorprendió el crucifijo utilizado tan burlonamente. [5]
Van Roden concluyó:
"A menos que estos crímenes cometidos por estadounidenses sean expuestos por nosotros en casa, el prestigio de América y la justicia americana sufrirá un daño permanente e irreparable". [6]
Willis M. Everett, Jr.

El abogado estadounidense Willis M. Everett, Jr. fue asignado para defender a los 74 acusados ​​alemanes acusados ​​del incidente de Malmédy. El juicio tuvo lugar del 16 de mayo al 16 de julio de 1946, ante un tribunal militar de altos oficiales estadounidenses que operaban bajo las reglas establecidas por el Tribunal Militar Internacional de Nüremberg. [7]

Everett y su equipo de defensa de abogados, intérpretes y taquígrafos se dividieron en varios equipos para entrevistar a los acusados. Everett escribió a su familia acerca de la experiencia:
“Varios acusados ​​dijeron hoy que pensaron que ya habían tenido un juicio ... un coronel se sentó en un estrado y el abogado de la defensa acometió el proceso diciéndole que lo iban a ahorcar el día siguiente así que podía escribir una confesión y quitarle  algo de culpa a sus compañeros ya que de todos modos sería ahorcado ... Otro tipo de corte tenía cortinas negras ... Un teniente coronel se sentaba como juez en una mesa cubierta de negro que tenía una cruz blanca en ella y la única luz era de dos velas en cada extremo. Fue juzgado y eran traídos testigos y condenado a muerte, pero tendría que escribir con su propia mano una confesión completa. Luego, se le aplicaban palizas, colgamientos, encapuchamientos tratando de que escribieran su confesión. Ninguno de ellos la escribió, pero cada uno afirmó que la fiscalía dictó sus declaraciones y dijeron que no hacía ninguna diferencia, ya que morirían al día siguiente. Y así sucesivamente con cada uno de los acusados. La historia de cada uno debe tener alguna verdad porque han estado en confinamiento solitario”.
Jochen Peiper, el acusado principal en el juicio de Malmédy, causó una impresión extremadamente favorable en Everett. Peiper testificó en el juicio acerca de la paliza que recibió mientras era interrogado:
“El último día de mi estancia en Schwäbisch Hall fui llamado para ser interrogado y recibí, como siempre, una capucha negra sobre mi cabeza. Y tuve que esperar allí en el vestíbulo de la prisión durante unos cinco minutos, ya que el sargento americano que vino por mí fue a buscar a otros  de mis camaradas a su celda. Durante esta ocasión, cuando estaba allí esperando silenciosamente, me golpeó en la cara una persona desconocida y varias veces en mis partes sexuales con un palo”.
Todos los acusados en el juicio de Malmédy fueron declarados culpables, con Peiper y otros 42 acusados sentenciados a muerte por ahorcamiento. Peiper escribió una carta a Willis Everett después del juicio expresando su gratitud por su trabajo como abogado defensor:
“Antes de que nuestros pasos se separen, quiero agradecerle especialmente por toda la ayuda que nos dio como ser humano, como soldado y abogado principal de la defensa durante las últimas ocho semanas. En un momento de profunda decepción humana, tú y [Lt. Col. Harold] McCown me han devuelto mucha fe que ya había perdido. Esto seguirá siendo uno de los mejores recuerdos y valió la pena todo el procedimiento del caso Malmédy”. [10]
Willis Everett en una misión.

Willis Everett estaba convencido de que el juicio de Malmédy habían sido una abominación ética. Aproximadamente 100 de los amigos de Everett y algunos oficiales militares estadounidenses adicionales aconsejaron a Everett que olvidara el caso de Malmédy y viviera en el presente. El sentido de ética de Everett, sin embargo, le puso en una misión para obtener justicia para los acusados ​​de Malmédy. [11]

Everett y otro miembro del equipo de defensa prepararon una crítica de 228 páginas de la investigación y el juicio, afirmando que las condenas de Malmédy se habían asegurado principalmente sobre la base de "confesiones ilegales y obtenidas fraudulentamente". La petición también argumentó que el juicio era una parodia de justicia a los soldados alemanes, ya que los Aliados también eran culpables de las mismas violaciones del derecho internacional. Everett envió este documento a la oficina del Teniente Coronel Clio Straight para su inclusión en el proceso de revisión interna que era obligatorio antes de que los veredictos y sentencias fueran definitivos. [12]

Everett comenzó a reunir fuerzas para una campaña concertada para revertir el veredicto de Malmédy. Leyó el artículo de Charles Wennerstrum en el “Chicago Tribune” y le escribió sobre su lucha por conseguir una nueva audiencia en el caso de Malmédy:
“Claramente le he dicho al Comandante General de EUCOM que iba a presentarme a la Corte Suprema de los Estados Unidos si no envían mi informe para un nuevo juicio. Francamente no sé de ninguna manera para llegar a la Corte Suprema, pero he hecho un montón de "faroles" a lo largo de esta línea para obligar a enviar el caso para un nuevo juicio... Ambos pensamos lo mismo sobre los juicios por crímenes de guerra, excepto que yo soy un rebelde sobre el tema y usted una figura gentil en sus maneras”.
Wennerstrum sirvió como una fuente de apoyo comprensivo y moderado para Everett en los meses venideros, y lo proveyó a de presentaciones a políticos potencialmente de apoyo del Medio Oeste. Everett continuó con una campaña múltiple de apelación judicial, publicidad y presión en el Congreso para obtener un nuevo juicio por el caso Malmédy. [14]

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó su petición para volver a escuchar el caso de Malmédy. Everett preparó entonces un llamamiento a la Corte Internacional de Justicia en La Haya (CIJ). Sabía que había pocas posibilidades de que la CIJ aceptara su caso ya que sólo los estados podrían ser partes en casos ante la CIJ. Discutió con Wennerstrum la noción innovadora de argumentar que puesto que no había gobierno nacional alemán después de la rendición incondicional de Alemania, no había nadie sino Everett para hacer la súplica. Ambos abogados convinieron que valía la pena intentarlo.

Wennerstrum también aconsejó que añadiera el argumento aún más osado de que, si bien el estatuto del tribunal podía prohibir a las personas presentar casos, podría alegarse que el "derecho internacional común" lo requiere. [15]

La CIJ se negó previsiblemente a escuchar el recurso por el caso Malmédy. Everett también recibió noticias el 29 de diciembre de 1948, respecto a que algunas de las penas de muerte en el caso de Malmédy habían sido aprobadas por el general Lucius Clay. Everett desesperó que el ejército estadounidense estuviera decidido a protegerse a toda costa, incluso al precio de colgar a hombres inocentes. [16]

La Justicia prevalece.

El informe de la Comisión Simpson recomendó que todas las penas de muerte restantes en el caso de Malmédy se conmuten a cadena perpetua. El informe afirmó las dudas de Everett sobre los simulacros de juicio y declaró que la investigación previa al juicio no había sido llevada a cabo adecuadamente. La confusión resultante del informe de la comisión junto con el artículo mencionado de Edward L. Van Roden causó que el Senado de los Estados Unidos investigara el juicio de Malmédy.

La investigación del juicio de Malmédy llevada a cabo por el Comité de Servicios Armados del Senado determinó que había "poca o ninguna evidencia" para apoyar la denuncia de Van Roden de que los acusados de Malmédy habían sido abusados físicamente [18]. Sin embargo, aceptaba que los juicios simulados habían influido negativamente en el proceso del juicio y posiblemente en el resultad. [19]

El 30 de enero de 1951, el general Thomas T. Handy, Comandante en Jefe del Comando Europeo de los EE. UU., conmutó las penas de muerte restantes de los acusados de Malmédy por cadena perpetua. Handy aludió al hecho de que los asesinatos habían tenido lugar en una confusa y desesperada situación de combate, para justificar la conmutación de las sentencias de Malmédy [20].

La decisión de Handy produjo júbilo entre los críticos y condenados de Malmédy. Peiper escribió a Everett:
“Hemos logrado una gran victoria y a junto a Dios es hacia usted, que fluyen nuestras bendiciones. En todos los largos y oscuros años has sido la llama en los farallones de los chicos malditos, la voz y la conciencia de la buena América, y el suyo es el éxito contra todas las abrumadoras probabilidades conocidas. Por lo tanto, permítame, coronel, expresar la gratitud eterna del equipo de la chaqueta roja [llevada por los condenados a muerte], así como de todas las familias afectadas”.
Los acusados de Malmédy fueron gradualmente liberados de la prisión por cortesía de la Junta de Revisión Anual y las tensiones resultantes de la Guerra Fría con la Unión Soviética. Jochen Peiper fue el último acusado de Malmédy en salir de la cárcel, recibiendo su liberación el 22 de diciembre de 1956. [22]

Sacrificio de Abogados Americanos.

La eventual liberación de los acusados de Malmédy requirió de gran valor y sacrificio personal por parte de los abogados estadounidenses. El general Telford Taylor, abogado jefe de los crímenes de guerra en Nüremberg, criticó públicamente al juez Charles Wennerstrum por haber hecho declaraciones "subversivas de los intereses y la política de los Estados Unidos". En una carta abierta a Wennerstrum, el general Taylor dijo que Wennerstrum había hecho Un "ataque deliberado, malicioso y totalmente infundado contra los juicios". La carta de Taylor a Wennerstrum concluye diciendo: 
"Si de hecho sostuvo las opiniones que se citan como expresadas, fue culpable de mala conducta grave al continuar actuando en el caso". [23]
Edward L. Van Roden le dijo a Everett que también pagó un precio por su participación en el caso de Malmédy. Fuerte evidencia circunstancial indica que Van Roden fue puesto en la lista negra por la oficina del juez defensor general y se le negó el servicio activo en las reservas del ejército, con efectos adversos  en sus perspectivas de jubilación.

Willis Everett también hizo un enorme sacrificio personal y financiero para liberar a los acusados de Malmédy. El estrés físico y emocional del proceso de apelación causó que sufriera una disminución de su salud y por lo menos un ataque al corazón. Everett estimó que los gastos de su propio bolsillo ascendían a 50.000 dólares, a los que hay que añadir los ingresos perdidos por su negligencia en su práctica legal. El cónsul de Alemania Occidental en Atlanta más tarde presentó a Everett un cheque por 5.000 dólares como un gesto de agradecimiento por sus inagotables esfuerzos en favor de los acusados de Malmédy.

Para los abogados estadounidenses Charles Wennerstrum, Edward L. Van Roden y Willis Everett, un antiguo sentido de la justicia superaba con creces los sacrificios personales que hicieron en los juicios por crímenes de guerra dirigidos por Estados Unidos. Ellos actuaron basados en un imperativo ético y un sentido de valores morales que fue muy apreciado por muchos alemanes. Jochen Peiper escribió a Willis Everett:
"Usted ha sido el mejor embajador de Estados Unidos en Alemania, poniendo un ejemplo que fue respetado y reconocido mucho más allá de los acusados del caso Malmédy". [26]
Sobre Joachim Peiper y Malmédy puedes leer AQUÍ.

Este artículo apareció originalmente en la Wear´s War 


NOTAS

[1] Foust, Hal, "juez de ensayo nazi Rips Injustice", Chicago Daily Tribune, 23 de febrero de 1948, págs.
[2] Ibid.
[3] Ibid.
[4] https://codoh.com/library/document/1129/; E. L. Van Roden, "Atrocidades americanas en Alemania", The Progressive, febrero de 1949, pág. 21f.
[5] Ibid.
[6] Ibid.
[7] Parker, Danny S., Guerrero de Hitler: La vida y las guerras del coronel SS Jochen Peiper, Boston, MA: Da Capo Press, 2014, p. 148.
[8] Weingartner, James J., Una Cruzada Peculiar: Willis M. Everett y la Masacre de Malmedy, Nueva York: New York University Press, 2000, pp. 42-43.
[9] Parker, Danny S., Guerrero de Hitler: La vida y las guerras del coronel SS Jochen Peiper, Boston, MA: Da Capo Press, 2014, p. 171.
[10] Ibid., Pág. 183.
[11] Weingartner, James J., Una Cruzada Peculiar: Willis M. Everett y la Masacre de Malmedy, Nueva York: New York University Press, 2000, págs. 119, 138.
[12] Ibid., Págs. 120-122.
[13] Ibid., P. 144.
[14] Ibid., Pág. 145, 179.
[15] Ibid., Págs. 150, 175, 181-183.
[16] Ibid., P. 174.
[17] Parker, Danny S., Guerrero de Hitler: La vida y las guerras del coronel SS Jochen Peiper, Boston, MA: Da Capo Press, 2014, p. 187.
[18] http://www.loc.gov/rr/frd/Military_Law/pdf/Malmedy_report.pdf.
[19] Parker, Danny S., Guerrero de Hitler: La vida y las guerras del coronel SS Jochen Peiper, Boston, MA: Da Capo Press, 2014, p. 187.
[20] Weingartner, James J., encrucijada de la muerte: La historia de la masacre de Malmédy y ensayo, Berkeley, CA: Universidad de la prensa de California, 1979, 236.
[21] Ibid., Pp. 236-237.
[22] Parker, Danny S., Guerrero de Hitler: La vida y las guerras del coronel SS Jochen Peiper, Boston, MA: Da Capo Press, 2014, pp.
[23] Foust, Hal, "El juez de juicio nazi Rips Injustice", Chicago Daily Tribune, 23 de febrero de 1948, p. 2.
[24] Weingartner, James J., Una Cruzada Peculiar: Willis M. Everett y la Masacre de Malmedy, Nueva York: New York University Press, 2000, p. 209.
[25] Ibid., Págs. 199, 220.
[26] Ibid., Págs. 222, 227.