-----------------------------f- ENFERMEDADES CONGÉNITAS DEL PUEBLO JUDÍO. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

jueves, 30 de marzo de 2017

ENFERMEDADES CONGÉNITAS DEL PUEBLO JUDÍO.


¿Elegidos por YHVE, extraterrestres o simplemente degenerados?
“Los judíos son un pueblo hereditariamente degenerado” según Richard Kraft-Ebing[1], que junto a muchos otros llegó a la conclusión de que el pueblo judío es endogámico y debido a esto - delirante, loco y perverso. Sufren neurastenia, que afecta a los  judios con una gravedad excepcional'. 

El criminólogo judío Cesare Lambroso afirmó que 1 de cada 391 judios era un loco, que en aquellos días era cuatro veces mayor que en cualquier otra religión. Estas observaciones de Lambroso fueron escritas hace más de cien años vinculando los judíos, la endogamia, la enfermedad y la degeneración.
“Esta endogamia es un fenómeno similar al observado en ciertas familias aristocráticas y muy ricos, cuyos miembros, ya sea por motivos de honor o dinero constantemente se casan entre sí, y por lo tanto tienen muchos parientes locos”. (Krafft-Ebing).
Los judíos sufren la diabetes tipo 1 y 2 en una proporción mayor que el hombre blanco no judío, por lo que hace años a la diabetes se la llamaba “la enfermedad judía”.  Se trata de una enfermedad que asocia los niveles de estrés con la producción de glucosa, provocando que que cuando el estrés se vuelve crónico, la glucosa en exceso produzca altos niveles de azúcar en la sangre, causando la diabetes. Esto es algo que se ve en masa entre el pueblo judíos pero no en los arios, por lo que se ha llegado a afirmar por varios investigadores que la diabetes, el judaísmo y la endogamia van asociados.

La lista que antecede este párrafo muestra otras enfermedades nerviosas que son más prevalentes en el judío. Krafft-Ebing destacó que los judíos no sólo sufrían demencia vinculadas a  sus delirios religiosos y a la genética endogámica, sino que además son sexualmente perversos en un porcentaje muy desproporcionada respecto a los europeos con los que conviven.

Otras razones por las cuales los judíos están en mayor riesgo de enfermedades del sistema nervioso son que su religión requiere más tiempo de ocio y comen alimentos muy ricos en grasas. Así, en otras palabras, que no son saludables y son perezosos. Tenemos una cantidad abrumadora de evidencia que muestra que la diabetes y la mala salud en general están vinculadas a no hacer ejercicio y comer alimentos que son grasos, sin ningún valor nutricional. Los factores ambientales actuales, tales como comer en exceso y la falta de ejercicio, son razones válidas de baja el bienestar físico y mental. Sin embargo, esta correlación coincide con el entorno de hoy, no de 1880-1940.

No sólo es la mente o el metabolismo del hombre judío el que padece degeneraciones., se discute a menudo que su cuerpo es deforme y sus pies planos., hasta el punto de que porcentualmente, así como ellos pretenden manejar las estadísticas a favor de su alto IQ, en materia de deportes y actividad física, son realmente desastrosos.


Rabino practicando la "fellatio" a un miembro recién ingresado en la comunidad.                     Parece hasta ingenuo preguntarse si este pueblo es o no degenerado.
La enfermedad de Tay Sachs es un padecimiento que los judíos sufren a menudo, que se define como “un trastorno metabólico hereditario en el que ciertos lípidos se acumulan en el cerebro, causando la espasticidad y la muerte en la infancia”.

Ahora se nos dice hoy que estos puntos de vista son obsoletos e inexactos, pero no fue sólo Kraepelin y Ebing que apoyan estos puntos de vista; muchos estudiosos de la filosofía, la medicina, la psiquiatría, así como figuras religiosas dieron sus opiniones, así como los propios hombres judíos que verifican los números de los enfermos y dementes. Hoy en día todavía tenemos un mayor número de enfermedades dentro del pueblo judío  que entre los hombres europeos. Desgraciadamente la actividad de ”judeo-formación” del ambiente que están realizando los judíos, está logrando que el hombre europeo esté igualando rápidamente el ritmo y nivel de estas enfermedades, fundamentalmente en cuanto a temas mentales y metabólicos.
Si queremos informes modernos, los mismos no difieren mucho de los realizados hace un siglo. Itsik Pe’er, experto en bioinformática de la Universidad de Columbia (EE UU), que ha presidido un equipo de 128 genetistas judíos como él, que han estudiado  a 128 judíos asquenazíes, afirma que “en cada genoma encontramos al menos 80 variantes diferentes que son alarmantes”.

Los asquenazíes,  son un colectivo de unos 10 millones de personas cuyas raíces se remontan a apenas unos tres centenares de individuos que vivieron alrededor del año 1300 en lo que hoy es Alemania, Polonia y Rusia. Sus costumbres endogámicas, con matrimonios habituales entre primos y el rechazo a mezclar su sangre con la de personas de otras religiones, han generado una alta frecuencia de enfermedades vinculadas a mutaciones genéticas aparecidas en un momento dado y diseminadas por la población a causa del sexo entre familiares. Son un laboratorio perfecto para rastrear genes asociados a enfermedades como el párkinson, la diabetes, la esquizofrenia y los cánceres de mama y ovario. Después hay algún antisemita que dice que los judíos no sirven para nada. (J)


Albert Einstein, judío azquenazi. A pesar de su alto coeficiente intelectual, no se le ocurrió mejor idea que casarse con su prima.
Algunos eruditos judíos han defendido la endogamia y dicho que ha ayudado al extraordinario IQ atribuido a judíos y que debemos observar y aprender de tales entendimientos culturales. Pe’er, que es él mismo un judío asquenazí, no puede responder de momento si hay algún elemento genético que explique la destacada inteligencia de algunos miembros de su colectivo. Desde 1950, los judíos asquenazíes han ganado el 29% de los premios Nobel, pese a ser sólo el 0,25% de la población mundial, según los datos del periodista Hank Pellissier, autor del libro “¿Por qué es tan alto el cociente intelectual de los judíos asquenazíes?”. El físico Albert Einstein, el escritor Franz Kafka y el compositor Gustav Mahler, por ejemplo, eran asquenazíes. Obvio que no tiene nada que ver que ellos manejen los medios de comunicación, dirijan la opinión pública, gobiernen los principales centros de educación y en definitiva, que usen su poder tribal concentrado para patrocinar individual o colectivamente a los miembros de esa tribu.

Enfermedades más comunes en el pueblo judío, principalmente en la comunidad azquenazi.

Enfermedad de Tay-Sachs.

Es una severo desorden neurológico causado por la insuficiencia de una enzima. Causa un deterioro físico y mental, y la muerte ocurre generalmente a la edad de 5 años.

Enfermedad de Canavan.

Esta es otra enfermedad neurológica severa en la que el cerebro y el sistema nervioso se va degenerando. No existe tratamiento y la muerte ocurre en la infancia.

Anemia de Fanconi.

Este tipo de anemia provoca problemas de aprendizaje y retardo mental, bajo peso, Anormalidades en el corazón, riñones y miembros también pueden presentarse. Los afectados tienen un tendencia elevada de cáncer, especialmente Leucemia.

Disautonomía Familiar.

Este severo desorden neurológico causa problemas de deglución, transpiración excesiva. Los niños tienen problemas gastrointestinales y pulmonares con complicaciones como neumonía.

Enfermedad de Niemann-Pick.

Es un desorden neurodegenerativo grave que provoca pérdida de funciones cerebrales y agrandamiento del hígado y el bazo. Aparece a los 6 meses y la muerte ocurre en la niñez.

Síndrome de Bloom.
Provoca crecimiento pobre, infecciones frecuentes y problemas de aprendizaje. Hay predisposición en la juventud a desarrollar cáncer de mama, ovario y leucemia.

Mucolipidosis IV.

Causa una degeneración cerebral progresiva desde la infancia.

Glucogenosis 1A.

Produce un aumento del riesgo de padecer cáncer de hígado.

Fibrosis Quística.

Afecta a los pulmones y al aparato digestivo, suele ser mortal antes de los 25 años).

Enfermedad de Gaucher.

Esta enfermedad puede presentarse desde una forma leve hasta una muy severa. Niños y adultos pueden padecer anemia, agrandamiento del hígado y bazo, hemorragias nasales, y sus huesos se quiebran con facilidad. Se presenta en la adultez y produce también fuertes dolores en huesos y articulaciones.

Ziklonbetosis Auschwitznienzis.

Produce sofocación, ahogo, delirios y el paciente cree ser superviviente de un campo de concentración alemán. Generalmente pronuncian frases como "Era real en mi imaginación". (J)

.........................

En “La degeneración de las masas” Emil Kraeplin[2] sugirió que la degeneración hereditaria entre los judíos  fue muy probablemente causada por su preferencia por los matrimonios consanguíneos.
“Un silogismo está operando aquí: El loco es un  degenerado; los judíos están locos, por lo tanto, los judíos son degenerados “.



[1] Richard von Krafft-Ebing (14 de agosto de 1840 – 22 de diciembre de 1902) fue un psiquiatra alemán, autor de numerosas obras, entre las que se destaca Psychopathia Sexualis (1886), el primer libro dedicado enteramente a las perversiones sexuales.
[2] Emil Kraepelin (Neustrelitz, 15 de febrero de 1856 – Múnich, 7 de octubre de 1926) fue un psiquiatra alemán. Ha sido considerado como el fundador de la psiquiatría científica moderna, la psicofarmacología y la genética psiquiátrica.1
Kraepelin dijo que las enfermedades psiquiátricas son causadas principalmente por desórdenes biológicos y genéticos. Sus teorías dominaron el campo de la psiquiatría a principios del siglo XX.

4 comentarios :

  1. Einstein,alto QI?Seria bom corrigir isso!

    http://forum.antinovaordemmundial.com/Topico-albert-einstein-o-farsante

    ResponderEliminar
  2. En editorial streicher,hay un articulo llamado Einstein el mito judio,el cual es muy recomendable y desesenmascara al cretino e hipocrita de Einstein,todo un plagiador y aupado a supermega genio,por su tribu y su prensa mundial.Carece de sentido,que un super genio trabaje 10 años o asi,en una oficina de patentes,si fuera tan genio,se le rifarian,en cualquier gran universidad y no habria trabajado en la oficina de patentes.Grandisimo fraude judio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Quisimos redactarlo con un cierto aire de sarcasmo, pero evidentemente no lo logramos. jajajajaja!!!

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo, trabajó ahí para ver que se fusilaba, además no dan crédito alguno a los plagiados. Lorenz y otros.

    ResponderEliminar