-----------------------------f- DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

domingo, 18 de agosto de 2019

18 DE AGOSTO – 1912 – NACE EL GENERAL OTTO ERNST REMER.


La fecha de hoy es el 18 de agosto: En este día en 1912 nació el general y político alemán Otto Ernst Remer. Mejor conocido por haber aplastado una rebelión de la clase alta contra Adolf Hitler.

Otto Ernst Remer nace en la ciudad de Neubrandenburg el 18 de agosto de 1912. Ingresó  a la Escuela Militar y se ofreció voluntariamente para el servicio en el ejército alemán con 20 años de edad.

En agosto de 1933 revista en el cuarto regimiento de infantería. En el  mismo será dos años más tarde ascendido a teniente. En septiembre de 1939, cuando estalló la guerra, fue destinado como comandante de compañía en el 479o regimiento de infantería. Durante la campaña francesa y la campaña en los Balcanes sirvió como comandante de compañía del arma de infantería. En abril de 1941 fue ascendido a capitán. Poco después de su ascenso fue trasladado a una  unidad de élite del ejército alemán, el regimiento Großdeutschland .


Durante la Batalla de Jarkov combatió como  jefe de batallón del regimiento blindado. Por su comportamiento en la batalla fue recompensado con la Cruz de Caballero. Unos meses más tarde, en noviembre de 1943 Adolf Hitler personalmente le otorga las hojas de roble para la Cruz de Caballero por sus esfuerzos en  Krivoi Rog en Ucrania. Después de ser herido en la primavera de 1944 en el Frente Oriental Remer se trasladó al servicio de retaguardia. Se le dio el mando del regimiento de la Guardia Großdeutschland y fue asignado para proteger la capital nacional y al Führer.

Remer el 20 de julio de 1944.

El 20 de julio 1944 el oficial aristocrático Claus von Stauffenberg colocó una bomba en la sede de Adolf Hitler en Prusia Oriental. La bomba fue el comienzo de una revuelta por llevada a cabo por una serie de agentes "nobles" en el ejército alemán. Como jefe de las únicas tropas militares en Berlín los golpistas tratan de utilizar a Remer para detener a los miembros del gobierno, a los que pretendían asesinar.

Ruinas del Cuartel General Alemán luego del atentado del 20 de julio.

El general Paul von Hase , ordenó a Remer  ir al Ministerio de Propaganda y arrestar al ministro Joseph Goebbels . Al llegar fue persuadido de que Adolf Hitler estaba vivo gracias a una llamada telefónica en la que conversó con el propio Führer. Hitler promovió Ernst Otto Remer a coronel en el lugar y le dejó las  manos libres para aplastar la rebelión. Durante el resto del día Remer fue líder de facto de Alemania desde Berlín. La rebelión fue aplastada y los militares aristócratas responsables fueron ejecutados uno por uno como los traidores que eran.


Como recompensa por sus esfuerzos durante el intento de golpe se le dio el mando de la brigada de elite Führer Begleit. Remer luchó con su unidad en uno de los combates más encarnizados durante el tiempo de guerra restante. En la primavera de 1945 fue ascendido a mayor general. Su división terminó la guerra en Silesia, donde finalmente se vio obligado a rendirse a las tropas estadounidenses.
Otto Ernst Remer como General.

Pero Remer no había renunciado. Después de dos años de cautiverio comenzó el camino político. En 1950 co-fundó el Partido Nacional Socialista Alemán (Partido Socialista del Reich Deutschlands), que reunió a los antiguos miembros del NSDAP, junto con, entre otros, el escritor  Fritz Dorls y líder estudiantil Gerhard Krüger . El grupo tenía el respaldo de, entre otros, el Coronel de la  Luftwaffe Hans-Ulrich Rudel y tenía 40.000 miembros. Remer era vicepresidente del partido.

El Partido Nacional Socialista Alemán pronto se convirtió en un gran éxito, gracias a que no se contuvo en sus proclamas y declaraciones. Entre otras cosas declaró abiertamente que el verdadero líder de Alemania, Adolf Hitler había conferido el poder al almirante Karl Dönitz y no al recién nombrado Konrad Adenauer , que era un "títere de los EE.UU". Después de que llegó a los  360.000 simpatizantes en Baja Sajonia y ganó 16 escaños en la legislatura estatal, y 8 ubicaciones adicionales en Bremen, fue prohibió en 1952 como "inconstitucional".
Tres de las nueve personas que fundaron el Partido Nacionalsocialista Alemán. De izquierda a derecha: Fritz Dorls, Otto Ernst Remer, Wolf von Westarp. Imagen tomada en agosto de 1952.

Remer en 1952 fue condenado a tres meses de prisión por injurias y difamación de la memoria de los muertos. Ello por decir que los que habían conspirado para asesinar a Adolf Hitler eran unos “traidores”.

Después de que durante algún tiempo se mantuvo al margen por las nuevas leyes represivas alemanas,  decidió exiliarse en Egipto. Allí se puso a trabajar con otros nacionalsocialistas y también fue asesor del presidente del país, Gamal Abdel Nasser. Remer trabajó con los países árabes que en ese momento  constituían la única resistencia organizada contra el judaísmo en el mundo. En ese marco, ayudó a organizar la resistencia de  Egipto y Siria.

En la década de 1980, fundó y dirigió la organización Movimiento de Libertad Alemana (Die Deutsche Freiheitsbewegung). Actuaba de forma abierta y radical, y por lo tanto  estaba sujeto al sistema de represión. Además de los juicios en la década de 1950, fue condenado varias veces en los años 1980 y 1990 por incitación y discurso de odio. A continuación se muestra una lista de las sentencias que sufrió:

1951: Cuatro meses de prisión, por difamación de los nuevos ministros alemanes y líderes políticos.

1952: Tres meses de prisión por injurias y difamación de la memoria de los muertos (el castigo lo evitó yendo al exilio en Egipto).

1985: Dos meses de prisión por difamación de la memoria de los muertos  por  una publicación donde repitió que los conspiradores del 20 de julio eran unos traidores, como ya lo había dicho públicamente en 1952.

1986: Tres meses de prisión por difamación de la memoria de los muertos por la venta de cintas de video del historiador revisionista francés Robert Faurisson.

1992: 22 meses en prisión por incitación y discurso de odio por haber cuestionado el "Holocausto".

Remer escribió varios artículos cuestionando los detalles de la versión oficial del "Holocausto" y lo condenaron a dos años de prisión por lo que el tribunal calificó de "odio racial". Víctima de la represión política Remer se quejó a la Corte Europea de Derechos Humanos, pero fue rechazada su queja por unanimidad. Después de escribir p resentar varios recursos, que fueron vueltos a rechazar, marchó nuevamente  al exilio, ahora en España, donde su gobierno, se negó a entregarlo nuevamente a Alemania.
Remer en 1990.
Remer vivió una vida de lucha y nunca se rindió a pesar del intento del sistema para acabar con él. Volvió a combatir después de la Derrota Mundial de 1945, contagiando con su entusiasmo, coraje y fe inquebrantable a otros camaradas nacionalsocialista que en ese momento se encontraban quebrados y desmoralizados. Otto Ernst Remer murió en 1997 en Marbella, con 85 años de edad.


OTROS ARTÍCULOS SOBRE EL GRAL. OTTO ERNST REMER:





Este artículo se publicó originalmente el 18 de agosto de 2017.




sábado, 17 de agosto de 2019

17 DE AGOSTO - 1987 - ASESINAN A RUDOLF HESS.


La fecha de hoy es 17 de agosto. En este día en 1987 fue asesinado el mártir de Nüremberg Rudolf Hess. Durante su vida fue  conocido como un obediente líder nacionalsocialista, un símbolo de lealtad y  un luchador por la paz.

Su nombre completo era Walter Richard Rudolf Hess, y nació el 26 de abril de, 1894 como el hijo mayor de padres alemanes Clara Hess (nacida Münich) y Fritz Hess en la ciudad portuaria egipcia de Alejandría, donde su padre era un comerciante de éxito con su empresa Hess y Co.  Rudolf llegó a tener dos hermanos, Alfred, que nació en 1897 y su hermana Margarete 1908. Puedes leer el homenaje de nuestro blog con motivo del aniversario de su nacimiento, AQUÍ.

La familia vivía en una gran y majestuosa villa en la costa egipcia cerca de Alejandría, pero a menudo visitaba la casa de verano en Reichsoldgrün, Alemania, desde 1900. Fritz, el padre de Rudolph, pertenecía en Fichtelgebirgeregionen en Baviera alemana.

En Alejandría era Rudolf Hess estudió en una escuela protestante de lengua alemana entre los años 1900 a 1908. Antes de la edad de 14 años fue enviado a casa al Reich alemán para ir a un internado en Bad Godesberg. Hess mostró talento para diversas disciplinas científicas y matemáticas, y como  su padre quería que ayudara a la empresa familiar, en 1911 fue enviado a la escuela de negocios suiza llamada Escuela Superior de Comercio en Neuchatel. Después de un año en la escuela de negocios fue a realizar una pasantía de  aprendizaje en una empresa comercial en Hamburgo. El futuro parecía predeterminado para el joven Hess, pero en realidad no se sentía llamado a ese tipo de vida.

Cuando la Primera Guerra Mundial estalló en 1914 con 20 años de edad se alistó como voluntario en la artillería de campo bávara. Fue trasladado poco después a la infantería, donde participó en la guerra de trincheras en el frente occidental, por ejemplo, en la primera batalla del Somme. Entre el alambre de púas, la sangre y las balas, se hizo  gracias a su valor, tranquilidad y feliz estado de ánimo, muy popular entre sus compañeros de lucha.

Después de seis meses en el frente Rudolf fue ascendido a cabo y después de tres años, en 1917, se convirtió en teniente. Pero ahora, había sido gravemente herido dos veces, incluyendo un tiro a través del pulmón izquierdo. Como teniente, fue trasladado posteriormente a la Fuerza Aérea, donde se convirtió en un piloto de combate hasta el armisticio en Compiègne  el 12 de diciembre de, 1918.

La paz ignominiosa trajo no sólo cambios para Alemania, como nación, sino también para la familia Hess cuyos todos sus activos en Egipto fueron capturados por los británicos. Todo lo que su padre y él mismo construyeron estaba ahora arruinado por la “paz del odio”. Para Rudolf Hess, sin embargo la situación de su patria, el hambre y  el avasallamiento, eran peor desgracia que la pérdida de su empresa familiar.

La brutal represión que siguió al armisticio en Compiègne, y después las absurdas exigencias del Tratado de Versalles con Alemania obligada a asumir toda la culpa de los problemas del mundo y prostituirse a las casas bancarias en Inglaterra, Francia y Estados Unidos fue algo que llevó a la creación de un nuevo movimiento político alemán: el Nacionalsocialismo.

Como la mayoría de los alemanes, especialmente los que combatieron en el frente, quedaron  profundamente conmocionados por las condiciones en Alemania. Después de la derrota ignominiosa, originada en  el frente interno, con huelgas generales y revoluciones judío bolcheviques, los soldados patriotas, entre ellos Rudolf Hess se unen a los Freikorps. Uno de ellos, aplastó la República Soviética de Baviera, dirigida totalmente por judíos, en el Estado alemán de Baviera.

Hess nunca olvidaría cómo los comunistas judíos organizaron la huelga general que causó el hambre y la falta de municiones en el frente. Esas actividades llevaron a Alemania a una inmerecida derrota, el colapso económico y la grave deshonra luego del Tratado de Versalles. En una carta que escribió a un primo, describe sus sentimientos en el momento:
Ya sabes lo que sufro por la situación que nuestra nación una vez orgullosa ha sufrido. He estado en la gloria de nuestra pancarta en la que un hombre de mi edad, por supuesto, tuvo que luchar, donde las condiciones eran en su peor momento en el barro y la suciedad del infierno en Verdún, Artois y en otros lugares. He sido testigo del terror de la muerte en todas sus formas, ha sido golpeado por varios días de intenso bombardeo, dormía en el rodaje de foso en el que se encontraba la mitad de un cuerpo muerto francés. He padecido hambre y he sufrido, al igual que todos los soldados en el frente. ¿Y todo esto habrá sido en vano? ¿El sufrimiento de las personas buenas en casa ha sido en vano? ¡He oído de ti, de todo lo que pasaste y lo que las mujeres tuvieron que sufrir! No, todo esto fue en vano, yo ahora lamento que no me puse una bala en el cerebro cuando se publicó el Armisticio y su aceptación  con esas condiciones monstruosas. No lo hice con la única razón de esperar que un día pueda ser capaz de revertir este destino.
A partir de ese momento Hess se lanzó a la lucha para frustrar la desgracia de Versalles. El primer encuentro de Hess con el Partido Nacionalsocialista  y con Hitler fue en una tarde de mayo de 1920, en la fábrica de cerveza Estrella Necker en Munich. Cuando más tarde volvió a casa esa noche, dijo a Ilse Pröhl, su futura esposa:
Mañana tienes que venir conmigo a una reunión del Partido Nacional Socialista de los Trabajadores. Alguien desconocido va a hablar. No puedo recordar su nombre. Pero si alguien nos puede librar de Versalles, éste  es el hombre. Este hombre desconocido restaurará nuestro honor.
En este punto, el número de socio de Rudolf Hess  en el Partido fue el 16. Era fuerte admirador de Adolf Hitler, y expresa sus razones en una carta escrita en 1921:
“El tema central de la cuestión es que Hitler está convencido de que un resurgimiento nacional sólo es posible si podemos llegar a dirigir a las masas populares, especialmente a los trabajadores, de vuelta a la conciencia nacional. Pero esto sólo es posible en el contexto de un socialismo razonable y honesto”.
En ese momento, la mayoría de los nacionalistas no eran socialistas, sino más bien burgueses, y esto  no permitía obtener el favor de las masas que eran muy poco favorecidas por las políticas conservadoras de derecha.

Otra razón por la que apoyó fervientemente a Hitler,  fue por su elocuencia.  Hess  sentía que difícilmente se podría encontrar a un hombre que pudiera inspirar a los trabajadores izquierdistas de las fábricas, al mismo tiempo que a los dueños de esas fábricas. Esto lo comprobó cuando en 1921 Adolf Hitler habló durante tres horas a unos cientos de industriales y al gobernador de Münich, ganándose su respaldo.

Hess estaba convencido de que Hitler era el hombre que haría que Alemania fuera libre y fuerte de nuevo. Luchó a través de los años difíciles y se hizo conocido como el camarada eternamente fiel, algo que inspiraba a muchos a seguir su ejemplo y convertirse en combatientes  jurados por el amado Führer. También participó en el golpe de la cervecería y fue encarcelado con Hitler en Landsberg.

De esta manera Rudolf Hess fue quien escribió el libro Mein Kampf que le era dictado por Adolf Hitler, en los días en que ambos estuvieron recluidos en Lansberg. También colaboró con la modificación en la redacción de varios capítulos del libro.

El 20 de diciembre de1924 Adolf Hitler fue liberado de la prisión de Landsberg y cuatro meses más tarde, Rudolf Hess también lo fue. A partir de este momento acompañará al Führer  a lo largo de Alemania en su labor proselitista. Después de la victoria de la elección final en 1933 fue nombrado adjunto del Führer, puesto en el que permaneció hasta el estallido de la guerra en 1939, cuando Hermann Göring se hizo cargo del mismo. Rudolf Hess permaneció entonces como amigo y principal aliado de Hitler. AQUÍ puedes acceder a su discurso con motivo del juramento de fidelidad a Adolf Hitler.

El 10 de mayo de 1941 Hess trató de ponerse en contacto con el Duque de Hamilton, a quien conoció en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 y fue miembro de la Asociación de Becarios anglo-alemana. Buscaba iniciar conversaciones de paz, tratando de saltear a Churchill y sus perros, que no querían oír hablar de paz y que estaban determinados a incitar al mundo a la guerra contra Alemania. La Alemania nacionalsocialista había realizado una variedad de propuestas de paz a los británicos,  entre otras discursos de Hitler abogando por la paz entre las naciones. El propio Rudolf Hess pronunció un discurso de paz ya en 1934 (AQUÍ). A pesar de esto, las naciones que más tarde se llamaría "de los aliados” se mostraban cada vez más agresivas contra Alemania.

Hess fue derribado y detenido por los británicos en la primavera de 1941 cuando viajó a Gran Bretaña para hacer la paz. Voló a Gran Bretaña en la esperanza de que la aristocracia británica se las arreglará para negociar la paz con el gobierno británico, pero en cambio cayó en una trampa que debía conducir a décadas de miseria para este hombre valiente y leal. En lugar de recibir este llamamiento de paz, Hess fue detenido y luego condenado en Nuremberg, absurdamente por "crímenes contra la paz".

La propuesta, Hess que puede haber sido escrita por el propio Hitler, consistía en una detención inmediata de la guerra. Alemania se retiraría de Francia, Holanda y Bélgica, Dinamarca y Noruega, pero no de Alsacia-Lorena y Luxemburgo, donde los habitantes eran alemanes. Además, Hitler estaba dispuesto a retirarse de Yugoslavia y Grecia. Durante dos días Hess habló con un emisario de Churchill, y era obvio que estaba convencido de que aceptarían los generosos términos. Sólo cuando terminó de hablar, se le informó de que Gran Bretaña estaba ahora aliada con los bolcheviques  de la Unión Soviética y que había sido engañado por completo. En lugar de obtener inmunidad diplomática, era un prisionero.

Después de muchas décadas de humillación, durante las cuales casi no se le permitió conocer a sus hijos y ver a su esposa, el  17 de agosto de 1987 fue asesinado del MI6 británico antes de que pudiera contar su historia al mundo. Durante todo el tiempo en prisión fue leían todas sus cartas cuidadosamente y le estaba estrictamente prohibido hablar de su misión para negociar la paz o cualquier cosa relacionada políticamente. De acuerdo a los documentos ahora desclasificados gracias al  "Freedom of Information Act”, Hess fue asesinado por dos agentes británicos con el fin de que no filtrara información sobre la Segunda Guerra Mundial.

El hijo de Rudolf Hess, Wolf Rüdiger Hess, llevó por muchos años una dura lucha para conseguir que su padre fuera liberado de la prisión de Spandau. Esta lucha parecía ser capaz de tener éxito. Puedes leer una conferencia de Wolf R. Hess AQUÍ.

En Occidente, los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia durante muchos años afirmaron que estaban dispuestos a liberar Hess, pero la Unión Soviética se negaba tajantemente. En la primavera de 1987 se conoció que la Unión Soviética podría considerar su liberación y a partir de allí su libertad se consideraba inminente. En ese momento fue asesinado. Wolf Rüdiger Hess escribió tres libros en el que trató de exonerar a su padre, pero nunca llegó a verlo en libertad.

Rudolf Hess fue un hombre que dio todo por sus ideales, literalmente, sin ceder un ápice en su lealtad. Estas son sus últimas palabras en un espacio público, y es justo concluir su historia con sus propias palabras:

Tuve el privilegio de muchos años de trabajo bajo el mayor hijo que mi nación ha dado a luz en sus mil años de historia. Incluso si pudiera, no me gustaría acabar con este momento de mi vida. Estoy feliz de saber que he cumplido con mi deber con mi pueblo, con mi deber como alemán, como un nacionalsocialista, como un fiel seguidor de mi Führer. No me arrepiento de nada. 
Si tuviera que volver a empezar desde el principio otra vez, yo actuaría igual, aunque supiera que iba a acabar conmigo, quemado en la hoguera. No importa lo que la gente hace, me encontraré  un día ante la corte de Dios Eterno. Le responderé y sé que él me absolverá. 
Otros datos biográficos de Rudolf Hess, AQUÍ. 

Este artículo fue publicado originalmente el 17 de agosto de 2016.






VIAJE A ALEMANIA NACIONALSOCIALISTA - 1938


En 1938, Theodore Andrica, el editor de nacionalidades de Cleveland Press y autor de la columna "La vuelta al mundo en Cleveland", realizó una visita a la Alemania nacionalsocialista. A diferencia de muchas de las películas de esta época que han sido coloreadas, Andrica realmente filmó esta película en las películas de Kodachrome. Aunque el material es silencioso, las imágenes son asombrosas, e incluyen no menos personaje que Adolf Hitler en su secuencia final. Visto raramente, este material una vez se pensó que estaba perdido. Esta impresión fue redescubierta y conservada recientemente en HD.

Esta película forma parte del archivo Periscope Film LLC, una de las colecciones de material de archivo de aviación y transporte históricas más grandes de los EE. UU. Totalmente respaldado por una película, este material está disponible para licencias en 24p HD. Para más información visite http://www.PeriscopeFilm.com.

El film fue expurgado de Youtube.com, porque los judíos que hoy lo controlan consideran que toda memoria historica verídica del Tercer Reich debe ser borrada y sustituida por sus mentiras, difamaciones y calumnias.




viernes, 16 de agosto de 2019

16 DE AGOSTO – 1933 - LOS DISTURBIOS DE CHRISTIE PITS.


El 16 de agosto de 1933 estalló uno de los más grandes disturbios callejeros de Canadá. Durante seis horas, al menos cientos de judíos y jóvenes canadienses se tomaron a golpes en una verdadera batalla campal.



Aquella era una época donde las personas blancas tenían muy alta su conciencia racial y el lugar que el judío debía ocupar en la sociedad. Fue necesaria una guerra y la fábula del Holocuento para adormecer esa conciencia. Pero vayamos a los hechos…

En el verano de 1933, la atmósfera entre las poblaciones judía y blanca de Toronto se había incendiado durante varias semanas. Las confrontaciones y escaramuzas más pequeñas se intensificarían el 16 de agosto en uno de los disturbios más grandes en la historia de Canadá en el Parque Christie Pits (hoy Parque Willowvale) en el centro de Toronto.

Antecedentes.

En el momento de los estragos en Christie Pits Park, los judíos tenían su sinagoga en la ciudad, sus propias asociaciones, grupos de presión e influencia en el mundo financiero. Los judíos llegaron a Toronto a principios del siglo XIX y finalmente esta ciudad se convirtió en el centro judío más grande de Canadá (Toronto, hoy en día, tiene la mayor población judía del país). La población blanca de Toronto, donde muchos judíos se mudaron porque no eran bienvenidos en Montreal, era muy escéptica con estos extraños y no querían integrarse con ellos. Entre otras cosas, a los judíos se les prohibió la entrada a clubes deportivos y otras asociaciones. Los más de 35.000 judíos en Toronto, por lo tanto, se reunieron en una parte de la ciudad, el Mercado de Kensington, y encontraban resistencia si intentaban ir más allá de los límites de esa zona.

Tal frontera era una zona de playa en la ciudad donde había carteles que decían que eran “solo para gentiles” . Los carteles se habían colocado porque muchos residentes locales se quejaban de que los judíos no respetaban la vida en la playa, sino que traían comida y basura. Detrás de esto también había una sospecha general hacia los judíos. Cuando, a principios de la década de 1930, Europa comenzó a luchar contra la influencia judía y los intentos de la revolución bolchevique en sus propios países, Canadá también fue consciente de lo que estaba sucediendo en el continente europeo. También hubo fuertes fuerzas nacionalsocialistas y otras fuerzas de conciencia racial en Canadá.

Área de playa en la calle Leslie, Toronto.

El Club de la Esvástica.

En 1933 Toronto tuvo una ola de calor extremo con hasta 38 grados y la playa se convirtió en el refugio natural para los habitantes de la ciudad. Así también para los judíos que insistían e ir repetidamente al área prohibida de la playa. Para evitar esto, se fundó un grupo en Toronto llamado "Club de la Swastika" con el propósito original de mantener la playa "limpia y ordenada", manteniendo así alejados a los intrusos – léase judíos-. Este grupo rápidamente obtuvo más de 400 miembros y estaba formado principalmente por jóvenes trabajadores. Los miembros pusieron carteles, hicieron demostraciones (incluso en la playa) y patrullaron en el área de la playa con dibujos pintados en sus camisas. Estos chicos eran amados por la gente de Toronto.

Artículo periodístico sobre Swastika Club.

La creación de esta organización condujo a reacciones contrarias que muchos creían confirmaron que había una fuerte influencia judía detrás de todo. El cabildeo del Congreso Judío Canadiense convocó a conversaciones directas con el alcalde de Toronto, William James Stewart, para prohibir el Club de Esvástica. Esto creó más sospechas contra la población judía de Toronto. Las confrontaciones menores y las escaramuzas también surgieron durante semanas entre pandillas de judíos y miembros del Club de la Esvástica.

La cruz gamada, este antiguo símbolo ario de la felicidad y el éxito, no era raro en el mundo deportivo canadiense.  Los símbolos y nombres fueron usados, entre otros, por el equipo de hockey sobre hielo” The Windsor Swastikas”  y el “Fernie Swastikas”, que se fundaron décadas antes del "Club Swastika".


La refriega de Christie Pits.

El 16 de agosto de 1933, un miércoles por la noche, se jugó un partido de softbol amateur en el Christie Pits Park. Por un lado estaba un equipo de canadienses, The St. Peters y, por otro lado, el equipo judío, el equipo The Harbord. Al final del partido, una pancarta con una esvástica se desplegó en una colina detrás de las gradas del equipo The St. Peters. Los fanáticos judíos, mencionados por la policía como gamberros, tomaron esto como una declaración de guerra y asaltaron la colina. Junto con ellos, los jugadores de softbol judíos corrieron con sus bates de pelota a la cima. Los jugadores que no participaron en el problema quedaron aturdidos mientras que sus bates les  eran retirados para ser usados ​​en la lucha.

Los jóvenes canadiense en la colina, sin embargo, no tenía la intención de huir y ser golpeado durante la retirada, por lo que se decidieron a contraatacar. Cientos de personas fueron golpeadas con  bates de pelota, tubos de hierro, piedras y puños. Los disturbios luego continuaron en la calle Bloor, donde también se utilizaron botellas rotas. La policía llegó pero no logró calmar a los grupos. A las 21 en punto se logró un descanso cuando los oficiales de policía en caballos y motocicletas habían logrado separar a los dos grupos. Media hora después, comenzaste de nuevo. Esta vez con refuerzos en ambos lados, incluyendo "una camión cargado de judíos".

La única imagen conocida de los mítines de bronce fue tomada por un fotógrafo de Globe and Mail.

Miles de espectadores habían llegado a la escena. La refriega se prolongó hasta la medianoche. Nadie murió durante los disturbios que duraron seis horas, pero muchos resultaron heridos. Cuatro jóvenes canadienses fueron arrestados pero luego serían liberados por falta de evidencia.

El estrago obtuvo una gran cobertura mediática y el Toronto Daily Star escribió el 17 de agosto:

"Mientras grupos de jóvenes judíos y gentiles empuñaban puños y bates de pelota en una serie de combates violentos por poseer una bandera blanca con el símbolo de una esvástica en el parque Willowvale anoche, una multitud de más de 10.000 ciudadanos, entusiasmados por los gritos de 'Heil Hitler' se convirtió repentinamente en una mafia desordenada e irrumpió enloquecida en el parque y las calles aledañas, tratando de obtener una visión de las peleas, que pronto aumentaron en violencia e intensidad de sentimiento racial en uno de los peores disturbios jamás visto en la ciudad.
Multitud resultaron heridos y muchos necesitaron atención médica y hospitalaria. Los cráneos reventados, los ojos se ennegrecidos y los cuerpos heridos,  cuando literalmente docenas de personas, jóvenes y mayores, muchos de ellos espectadores no combatientes, resultaron con heridas de mayor o menor gravedad, causada por  por fanáticos, irresponsables y jóvenes hooligans, tanto judíos como no judíos.

Artículo en el Toronto Daily Star el día después de los disturbios.

Los sociólogos Cyrill Levitt y el Dr. William Shaffir ha escrito el libro The Riot at Christie Pits (1987). Basados ​​en docenas de entrevistas con personas involucradas, los autores describen el evento que hoy en día es una leyenda. Debido al hecho de que el evento es importante, hay mucha información generalizada acerca de cuántas personas participaron en los disturbios. Algunos han declarado que 10.000 personas participaron en los disturbios, mientras que los autores evaluaron que fueron entreo 200-300 personas, pero que además de eso también hubo "unos pocos miles de espectadores".


jueves, 15 de agosto de 2019

15 DE AGOSTO - 1936 – SE INAUGURA LA PRIMER CLÍNICA LEBENSBORN.


La fecha de hoy es el 15 de agosto: El 15 de agosto de 1936 abrió sus puertas el primer hogar para mujeres embarazadas, perteneciente a la organización SS-Lebensborn. El mismo estaba ubidado en el sur del pueblo alemán de Steinöring.

La mera palabra Lebensborn puede causar en los lectores actuales, extrañas ideas. Las mismas tienen origen en la denigración que sufrió la SS-Lebensborn después de la guerra. La mayoría del público, aún hoy cree que el proyecto Lebensborn era algo vinculado a la raza de las personas, y en la cultura mundial, gracias a las películas de Judewood, se asocia con elementos perversos, que habla más de los autores del mito, que del proyecto Lebensborn en sí mismo.
Carteles de películas clase "B" de cine judío con el mito de Lebensborn como prostíbulo de mujeres arias para malvados SS.
De hecho Lebensborn  era una organización de caridad de las  SS registrada en el año 1935 como una asociación sin ánimo de lucro. Básicamente la organización no era diferente de una organización benéfica de hoy, aparte de la motivación ideológica y lo que hizo. Lebensborn se centró desde el principio para ayudar a las mujeres embarazadas vulnerables en Alemania. Esto fue especialmente cierto para las mujeres solteras embarazadas.

En la Europa de esa época y no solamente en Alemania, la madre soltera se convertia en una mujer socialmente estigmatizada por concebir hijos fuera del matrimonio. En aquel momento el aborto era ilegal en la mayoría de los países por lo que muchas mujeres que quedaban embarazadas siendo solteras, para evitar el desprestigio social, concurrían a clínicas de aborto ilegales, la mayoría de las cuales eran dirigidas por médicos judíos. Ello suponía por un lado un grave peligro para la mujer y por otro la pérdida de vidas inocentes en manos de obstetras judíos,
Reichsführer Heinrich Himmler y su hija Gutrum. Fundador y benefactor de las clínicas Lebensborn. Su interés por ayudar y proteger a las madres solteras, fue expresado en múltiples discursos y oportunidades.
Las SS vinieron a revolucionar esos prejuicios sociales. Lejos de estigmatizar a las madres solteras y a sus hijos, veían en la primera a una mujer cumpliendo su sagrado deber de traer hijos del pueblo germano al mundo. Y veía en los hijos peyorativamente llamados bastardos por el orden burgués, a elementos raciales valiosos, que no debían ni abortarse, ni crecer en medio del desprecio de una sociedad altamente hipócrita.  Esa fue la principal razón por la que se fundó Lebensborn, la protección de las madres solteras y sus hijos. Para lograr este fin crearon hospitales y hogares donde esas mujeres podían ser atendidas y donde podían permanecer durante el embarazo y dar a luz a sus hijos.

A menudo sucedía que una mujer soltera embarazada era aconsejada por su propio médico en ponerse en contacto con Lebensborn. La organización hacía una revisión de los antecedentes de la mujer para determinar si cumplía con los criterios de admisión. A las mujeres de origen no ario no se les permitía ingresar a los beneficios de Lebensborn.

Clínica Lebensborn Heim "Hochland" en Steinhöring. La primera de muchas.
Muchas de las mujeres que acudieron a la Lebensborn lo hicieron al principio de su embarazo. por lo tanto podían evitar la detección de su preñez en el entorno en que vivían. Lebensborn ofreció a esas mujeres la posibilidad de dar su hijo en adopción. Libremente ellas podían elegir quedarse con el bebé o darlo en adopción. Si la madre optaba por dar su hijo en adopción, podía volver a su casa sin que su entorno social o familiar se enterara de que había dado a luz un hijo ilegitimo. Lebensborn también se encargaba de ponerse en contacto con el padre de la criatura en gestación y tratar de convencerlo de que formara una familia si ello era posible.
Mujeres beneficiarias del Plan Lebensborn en actividades dentro de las instalaciones de la organización.
Heim "Hochland" en Steinhöring puesta en funcionamiento 15 de agosto de 1936, fue la primera casa de maternidad. A continuación, se abrieron nueve casas más en Alemanica y doce en los territorios ocupados durante la guerra.
Durante este conflicto, el número de mujeres solteras que quedan embarazadas aumentó de forma espectacular. En parte porque los padres eran soldados que  concibieron con las mujeres en los períodos de licencia y en parte porque muchos de los padres, caían en combate. Muchos niños al final de la guerra, se encontraron completamente huérfanos por las muertes también de sus madres, víctimas de bombardeos, enfermedades y ataque de las tropas invasoras.  Debido a esta situación, el trabajo de la Organización Lebensborn aumentó fuertemente.

Nursery de la clínica Heim Hoschland en Steinhöring.
En los territorios ocupados, los soldados alemanes comenzaron a menudo a tener relaciones con las mujeres locales. Debido a la naturaleza de la guerra, muchas de estas relaciones eran fuera del matrimonio y de carácter temporal. Lebensborn estaba dispuesto a dar a las madres solteras y sus hijos todo el apoyo que necesitaban.

La actividad caritativa específica de Lebensborn estaba dirigida por tanto a las madres embarazadas que podían procrear niños que se consideraban racialmente valiosos. Esto también explica por qué 8 de 12 Lebensborn fuera de Alemania se abrieron justo en Noruega durante la guerra.


Distintas vistas de la clínica.
Las clínicas Lebensborn llevaron a cabo un muy alto nivel de atención y se convirtieron en lugares muy populares para dar a luz, al punto tal que las madres casadas optaban frecuentemente por acudir a los servicios de  Lebensborn al momento de dar a luz. Así sucedió con familias de funcionarios del Estado, comerciantes y hasta militares, pese a que estos tenían un servicio de salud propio.

HEINRICH HIMMLER INFORMA A LOS SOLDADOS DE LA WAFFEN SS SOBRE LOS OBJETIVOS DE LEBENSBORN.

(Texto de unos extractos informativos para los soldados de la Waffen SS, preparados por la Oficina Central de la SS)


La fundación de la organización Lebensborn e. V fue el 13 de octubre de 1936.

Tan tempranamente como el 13/12/1934, escribí a todos los líderes de la SS y declaré que hemos luchado en vano si la victoria política no debiera ser seguida de una victoria en los nacimientos de buena sangre. La cuestión de la multiplicidad de niños no es un asunto privado de los individuos, sino su obligación hacia sus ancestros y su pueblo.

La SS ha dado el primer paso en esta dirección hace tiempo con el decreto de contrato y matrimonio de 12/1931. Sin embargo, la existencia del sano matrimonio es vana si no resulta en la creación de numerosos descendientes.

Yo espero que aquí, la SS y en especial el cuerpo de líderes SS, sirvan como ejemplo guía. La cantidad mínima de niños para un buen matrimonio sano es de cuatro. Si circunstancias desafortunadas niegan a un matrimonio sus propios niños, entonces cada líder SS debería adoptar niños valiosos racial y hereditariamente, educarlos en el espíritu del nacionalsocialismo, dejarles tener la educación correspondiente a sus capacidades.
La organización Lebensborn e.V. sirve a los líderes de la SS en la selección y adopción de niños cualificados. La organización Lebensborn e. V. está bajo mi dirección personal, es parte de la oficina central de la SS para la raza y asentamiento, y tiene las siguientes obligaciones:
1. Apoyar a las familias con muchos hijos racial, biológica, y hereditariamente valiosas.
2. Alojar y cuidar de mujeres embarazadas racial y biológica y hereditariamente valiosas, que, tras cuidadoso examen de sus familias y las de su progenitor por la oficina para la raza y asentamiento de la SS, puede esperarse que produzcan igualmente niños valiosos.
3. Cuidar de los niños.
4. Cuidar de las madres de los niños.

Este es el honorable deber de todos los líderes de la oficina central para convertirse en miembros de la organización Lebensborn a. V. La solicitud de admisión ha de ser rellenada antes del 23/9/1936
Las contribuciones económicas de los líderes de la oficina central, a partir de Hauptsturmführer están determinados en las tablas adjuntas.

Me mantendré informado personalmente del éxito de mi apelación.

Permítanme recordar a cada líder de la SS una vez más que solo sacrificios de naturaleza personal y material nos han traído éxito en los tiempos de lucha, y que la futura construcción de Alemania, al menos cientos y miles de años, no será posible a no ser que todos y cada uno de nosotros esté listo para seguir haciendo su parte en el cumplimiento de su obvio deber.

Reichsführer SS
Firmado Heinrich Himmler


The Journal of Historical Review, Jan.-Feb. 1993 (Vol. 13, No. 1), pp. 20-23.

Este artículo se publicó originalmente el 15 de agosto de 2017.



miércoles, 14 de agosto de 2019

LA POSTURA NACIONALSOCIALISTA SOBRE EL CRISTIANISMO.



Los nacionalsocialistas son a veces retratados como enemigos ardientes del cristianismo. ¿Cuáles fueron los hechos verdaderos en este controvertido asunto?

Un argumento repetido a menudo sugiere que los nacionalsocialistas alemanes eran hostiles al cristianismo. Para explicar este mito, se han escrito libros enteros, como “La persecución nazi de las iglesias, de 1933 a 1946”1, de John S. Conway . Sin embargo, nada podría estar más lejos de la verdad. Adolf Hitler y muchos de sus partidarios eran amigos de las iglesias cristianas y de su causa.

El programa del Partido Nacionalsocialista, publicado oficialmente en febrero de 1920, incluía una sección sobre el cristianismo. El punto 24 del programa de 25 puntos declaró:

Exigimos la libertad de culto para todas las denominaciones religiosas dentro del Estado, siempre y cuando estas no pongan en peligro su existencia, ni se opongan a los sentidos morales de la raza aria. El Partido como tal defiende el punto de vista de un cristianismo positivo, sin obligarse confesionalmente a ninguna denominación. Combate el espíritu materialista judío dentro y alrededor de nosotros, y está convencido de que una recuperación duradera de nuestra nación solo puede tener éxito desde dentro del marco: el bien común antes del bien individual. (Gemeinnutz geht vor Eigennutz). 2

La declaración fue cuidadosamente elaborada, reflejando el principio general nacionalsocialista de no injerencia en los asuntos de la iglesia. Aunque se negó a apoyar cualquier denominación cristiana o perspectiva doctrinal en particular, respaldó claramente el "cristianismo positivo" y la libertad religiosa. Las iglesias en un estado alemán dominado por los nacionalsocialistas serían libres de cumplir sus misiones, siempre y cuando no amenazaran el orden civil o la seguridad nacional, o promovieran creencias y causas que violaran la ética y la moral históricas alemanas.

Ciertamente no todos los nacionalsocialistas compartieron esta opinión. Dentro del partido había dos fuerzas poderosas. Uno, representado por hombres como Alfred Rosenberg (quien más tarde se convirtió en Reichsminister para las Regiones del Este Ocupadas), quería ver a Alemania convertirse en un estado no cristiano. El otro, representado por hombres como Hanns Kerrl (quien más tarde se convirtió en Reichsminister para Asuntos de la Iglesia), respaldó el cristianismo. Pero fue Kerrl, no Rosenberg, quien estaba en la mayoría. En reconocimiento a la asociación del partido con las iglesias en su esfuerzo por rehacer Alemania, se requirió que los soldados de asalto asistieran a los servicios de adoración con sus uniformes.

Aunque Hitler no hizo profesión de fe, se negó a identificarse con los puntos de vista anticristianos de algunos de sus asociados, como Rosenberg. Además, con frecuencia hizo mención de "el Todopoderoso" y la "Providencia" en sus discursos, así como atacó a dos de los opuestos del cristianismo: el marxismo y el ateísmo.

Los nacionalsocialistas no mostraron ningún interés directo ni en los asuntos teológicos ni en los temas que consideraban relevantes solo para la vida interna de la iglesia. En 1938, por lo tanto, los nacionalsocialistas podían jactarse con razón de que no habían interferido en la vida religiosa de las iglesias:

La verdad irrevocable es que la vida religiosa en Alemania, bajo la protección del Estado nacionalsocialista, se desarrolla más libremente y sin perturbaciones. Ninguna forma de ateísmo o blasfemia es tolerada y tanto las iglesias como sus asuntos religiosos son seguros, no están perturbados y están libres de problemas de una manera sin precedentes en la historia y casi desconocida en cualquier otro país de la tierra. 3

En 1935, un artículo en una publicación nacionalsocialista dejó clara la distinción entre lo que era "político" y lo que era "religioso". Según el autor:

Político es todo lo que en las formas terrenales de organización, palabra, imagen y comportamiento, aparece en beneficio del pueblo, incluso si tiene el menor significado. Religioso es todo lo que en forma terrenal es incomprensible, como la creencia en el cielo, la eternidad y el anhelo de las cosas que están más allá del mundo visible. 4

Debido a su compromiso con una separación estricta entre la iglesia y el estado, los nacionalsocialistas insistieron en que las iglesias no deberían participar activamente en los desarrollos políticos del Reich. Mientras las iglesias se limitaran a los asuntos religiosos, su libertad estaba garantizada.

Si la tensión estallaba entre las iglesias y el estado nacionalsocialista, era porque las iglesias habían sobrepasado sus límites religiosos y habían ingresado en el mundo de la política, argumentaron los nacionalsocialistas. 5

Para la mayoría de los clérigos y laicos protestantes, el llamamiento nacionalsocialista a la separación de la religión y la política no era nuevo ni inoportuno. Era algo básico para la tradición luterana de “los Reinos Separados” - uno terrenal, y el otro celestial. 6

El llamado de Jesús a "dar a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios" se había interpretado históricamente como una separación entre la política (César) y la religión (Dios). A principios de 1932, había 28 iglesias protestantes provinciales en Alemania, todas con patrones similares de organización. Todas estaban encabezados por obispos o superintendentes con sínodos que actuaban como sus órganos de gobierno. Todas eran independientes del control del gobierno político.

Más tarde ese año, un grupo de pastores y laicos dentro de las iglesias protestantes formaron el Bewegung Deutscher Christen (Movimiento de los cristianos alemanes) con el pastor Joachim Hossenfelder como su líder. Su objetivo declarado era revitalizar el cristianismo protestante mediante la transformación de la iglesia en una Volkskirche alemana (iglesia popular). El control de esta iglesia descansaría en los pastores y los laicos, en lugar de en los obispos y superintendentes.7 La Deutsche Christen  un "Cristianismo Positivo" - un término usado por los nacionalsocialistas en su programa.8 En un discurso en el Palacio de Deportes de Berlín el 13 de noviembre de 1933, el Dr. Reinhold Krause argumentó que Dios estaba cumpliendo su plan para Alemania a través de la llegada de Hitler:

Lo que mil años de historia alemana no pudieron lograr, lo que Bismarck no pudo lograr, lo ha realizado Dios a través de la fuerza de nuestro líder, Adolf Hitler ... Cuando se trata de gobernar, solo necesitamos un poder: la autoridad de Adolf Hitler y sus asesores.9

Desilusionados por la crisis económica de la Gran Depresión, muchos alemanes abandonaron la iglesia, especialmente entre 1930 y 1933. Sin embargo, con el ascenso de Hitler al poder, esta tendencia se invirtió. El aliento nacionalsocialista y la amistad con la fe cristiana encontraron orejas listas y receptivas en las comunidades alemanas, lo que llevó al avivamiento en las iglesias.10 La presencia de destacados miembros nacionalsocialistas en los servicios religiosos y los ataques de Hitler contra el "marxismo sin Dios", el "materialismo judío" y la moralidad decadente, junto con el llamado del gobierno al ejercicio de la autoridad y el liderazgo y la renovación de la moral, proporcionaron evidencia clara a los alemanes, en promedio, que los nacionalsocialistas eran pro cristianos, tanto que, de hecho, el año 1933 se conoció como "El Año de la Iglesia".11

Notas:

  1. John S. Conway, La persecución nazi de las iglesias, 1933-1945 (Londres: Weidenfeld y Nicolson, 1968).
  2. Alfred Rosenberg, editor, Das Parteiprogramm: Wesen, Grundsätze und Ziele der NSDAP, 21. Aufl. (Múnich: Parteidruckerei, 1941), p. 15.
  3. Walther Hofer, Nationalsozialismus. Dokumente, 1933-1945 (Frankfurt / Main: Fischer Taschenbuch, 1961), p. 133.
  4. “Positives Christentum,“ Wille und Macht (15 de abril de 1935).
  5. Hofer, op.cit. (Nota 3), pág. 136.
  6. Para una discusión detallada de la teología de Martin Luther, incluido este aspecto, vea Alister E. McGrath, Christian Theology: An Introduction (Oxford: Blackwell, 1994), págs. 55-75.
  7. Martin Broszat, Der Staat Hitlers (Munich: Deutscher Taschenbuch-Verlag, 1969), p. 285.
  8. A. J. Ryder, Alemania del siglo XX: de Bismarck a Brandt (Nueva York: Columbia UP, 1973), pág. 281.
  9. Citado en: Paul F. Douglas, Dios entre los alemanes (Filadelfia: U Pennsylvania P., 1935), págs. 81-82.
  10. Broszat, op.cit. (Nota 7), pág. 286.
  11. Friedrich Zipfel, Kirchenkampf en Alemania, 1933-1945: Statistiken für Berlin (Berlín: Walter de Gruyter, 1965), p. 18.