-----------------------------f- DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

viernes, 22 de febrero de 2019

22 DE FEBRERO: NACE ROBERT BADEN – POWELL, FUNDADOR DEL MOVIMIENTO SCOUT Y AMIGO DEL III REICH.


El 22 de febrero de 1857 nacía Robert Baden-Powell, fundador del Movimiento Scout y amigo de Alemania.

Robert Baden-Powell nació en 1857 en Londres y se convirtió en Teniente General del ejército británico. Luchó en la India y en África contra los boers. Sin embargo, después de la Segunda Guerra Boer, Baden-Powell comenzó a usar sus habilidades militares para educar a los jóvenes. Durante el sitio en Mafeking, un grupo de jóvenes en el cuerpo de cadetes se desempeñó bien en la defensa de la ciudad. Baden-Powell había reclutado a niños de 12 a 15 años como carteros y mensajeros, y sus esfuerzos le dieron la inspiración para fundar el movimiento Scout en 1907.

El Movimiento Scout nació como una manera de combatir la delincuencia en la Inglaterra de principios del siglo xx, buscando el desarrollo físico, espiritual y mental de los jóvenes para que llegaran a ser «buenos ciudadanos» a través de un método específico inspirado en la vida militar y al aire libre cuyas directrices serían establecidas en el manual Escultismo para muchachos (1908), del coronel británico Robert Stephenson Smith Baden-Powell of Gilwell, que en 1909 fue nombrado caballero y recibió el título de sir, pasando a ser lord Baden-Powell, I barón de Gilwell.

El Movimiento Scout pone énfasis en las actividades lúdicas con objetivos educativos, en las actividades al aire libre y en el servicio comunitario, estas últimas con el objeto de formar el carácter y enseñar de forma práctica valores humanos, al contrario de la formación académica teórica, por eso el énfasis recae en el ejemplo del monitor. Toma como base de su sistema educativo el «lobatismo» en el caso de los niños entre 8 y 11 años —ambiente de familia feliz— y el sistema de patrullas —pequeños grupos de amigos, basado en el concepto de pandilla—. A su vez, dependiendo del grupo scout y la asociación correspondiente a cada país, existen unidades mayores de jóvenes Caminantes o Rovers, así como niños más pequeños como Castores, en edades comprendidas entre 6 y 8 años.

Menos conocido es que Baden-Powell tuvo contacto con la Alemania nacionalsocialista a fines de los años treinta. Aquellos que están familiarizados con la historia antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial saben que Hitler nunca quiso la guerra con Inglaterra, enviando muchas propuestas de paz a sus hermanos de sangre a través el mar. Como parte de esta búsqueda de paz, las personas de habla alemana contactaron con personas de buena reputación en Inglaterra que simpatizaban con Alemania, o al menos no compartían la fobia anti germana de Winston Churchill, para influir en la opinión pública allí. Una persona que fue contactada fue Baden-Powell.



Uno de los primeros símbolos del scoutismo. Sin embargo, el símbolo no tiene nada que ver con los contactos que tuvo con Alemania Nacionalsocialista.
“De cualquier modo, cualquiera que haya sido el origen, la Svástica ahora representa la Insignia de Compañerismo entre scouts por todo el mundo, y cuando alguien ha hecho una gentileza a un scout es su privilegio el galardonarlo, o galardonarla, con esta insignia de gratitud, que lo hace una especie de miembro de la Hermandad, y le da el derecho de ayudar a cualquier otro scout en cualquier lugar y tiempo.
Quiero recordar especialmente a los scouts que mantengan la vista atenta y nunca fallen al identificar a cualquiera que vista esta insignia. Es su deber ir a esa persona, hacer el Saludo Scout, y preguntarle si pueden ser de alguna ayuda para el portador.” (BP- “Lo que pueden hacer los scouts”,1921)

En 2010, la agencia de inteligencia británica publicó documentos que muestran la correspondencia entre Baden-Powell y el embajador de Alemania, más tarde ministro de Relaciones Exteriores, Joachim von Ribbentrop. En noviembre de 1937, von Ribbentrop y Baden-Powell se reunieron en Londres. Baden-Powell encontró a Ribbentrop "sincero y encantador" y escribió lo siguiente en un informe sobre la reunión:

"Mantuve una larga conversación con el embajador, quien insistentemente declaró que la verdadera paz entre las dos naciones dependerá de cómo los jóvenes se críen de manera amistosa para perdonar los desacuerdos del pasado [...]. Para contribuir a esto, propuso que enviemos si es posible uno o dos hombres para reunirse con sus líderes en Alemania y discutir estos temas. En particular, le gustaría que me reuniera con Hitler cuando regrese de África".

Baden-Powell respondió a Ribbentrop de la siguiente manera:

"Le dije que estaba a favor de todo lo que pudiera contribuir a un mejor entendimiento entre nuestras naciones y esperaba tener más conversaciones con él después de que volviera de África".

En 1938, Ribbentrop y Baden-Powell se reunieron de nuevo. En esta reunión también participaron Hartmann Lautenbacher y Joachim Beneman de la HitlerJugend.

Un año más tarde, en 1939, Baden-Powell pasó un día entero leyendo Mein Kampf y concluyó que era:

 "…un libro maravilloso con buenas ideas sobre educación, salud, propaganda, organización, etc."

No hay evidencia de que Baden-Powell haya conocido a Hitler. En septiembre de ese año, Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania y Baden-Powell murió el 8 de enero de 1941.



jueves, 21 de febrero de 2019

RABINO YOSEF TZVI BEN PORAT: ¡HITLER TENÍA RAZÓN!



Un antiguo dicho español afirma que “no hay peor astilla que la del propio palo”. Esto es lo que pasa con este video que se ha hecho ya viral, donde un rabino llamado Yosef Tzvi ben Porat explica a su audiencia judía su visión de las causas del antisemitismo, no sólo de Adolf Hitler sino de Richard Wagner.

Si lo que afirma el rabino fuera dicho por cualquier persona no judía en Estados como Alemania, Francia, Inglaterra, España o Canadá, por nombrar algunos, las distintas “fiscalías contra los delitos de odio” actuarían de oficio y el involucrado terminaría con sus huesos en la cárcel.

Pero este rabino, tiene, no podemos decir la honestidad intelectual, porque sabemos que un judío no puede ser jamás honesto, pero si, la sinceridad de afirmar rotundamente que las razones del anti semitismo están plenamente justificadas.

Pese a ser una conferencia claramente judía e incluso con un fuerte trasfondo religioso, Jewtube lo ha censurado en varios canales, dejándolo liberado en otros.

Juzgue por usted mismo. Verá que como dice el rabino Yosef Tzvi ben Porat…

¡HITLER TENÍA RAZÓN!




METAS Y PERSONALIDAD DE ADOLF HITLER - SEGUNDA PARTE.

o

II. El líder

Todo progreso y toda cultura de la humanidad no nacen de la mayoría, sino que dependen exclusivamente del ingenio y el impulso de la personalidad.
Adolf Hitler

La causa por la que luchamos es asegurar la existencia y el aumento de nuestra raza y nuestra gente, la nutrición de nuestros hijos y la preservación de nuestra sangre y la libertad e independencia de la Patria, para que nuestra pueblo pueda madurar para la cumplimiento de la misión que también le asigna el Creador del Universo.
Adolf Hitler

Las siguientes explicaciones no pretenden tratar los objetivos y la personalidad de Hitler en su totalidad como se puede esperar de un historiógrafo, principalmente porque el espacio disponible no sería suficiente para eso. Más bien, en ellos hay solo aquellos aspectos de la personalidad de Hitler, y los objetivos particulares aclarados por él, que pueden interesar a cierto círculo de lectores.

En los últimos años he hablado con muchos hombres capaces, generalmente educados académicamente, de todas las profesiones sobre Hitler y su movimiento: con funcionarios gubernamentales de ministros a inspectores en una oficina en el extranjero, de un director general de un grupo económico [Wirtschaftskonzern] al gerente de una fábrica, de un profesor universitario a un profesor de una escuela pública. Estos eran hombres de gran competencia, en algunos casos excepcionales en sus campos y círculos profesionales, de visión nacionalista y deseo nacionalista. Sin embargo, casi todos rechazaron a Hitler y su movimiento. Para mí fue bastante perturbador tener que concluir que estos hombres alemanes no basaron su opinión de Hitler en un conocimiento preciso de su trabajo anterior y sus escritos: en su mayor parte se contentaron con un lema de la prensa anti Hitler. Y cada vez les  explicaba en términos inequívocos que desconocían por completo a Hitler y sus objetivos, y que deberían haber leído su libro antes de juzgar casualmente a la personalidad más grande y prometedora de la nación alemana.

Hoy, después de la abrumadora victoria electoral de Hitler el 14 de septiembre, muchos alemanes que hasta entonces juzgaron a Hitler erróneamente se inclinarán o tendrán el deseo de conocer sus metas y su personalidad con más precisión que antes, y de prestar atención a las respuestas que se pueden dar a las objeciones contra Hitler para que puedan plantearse incluso hoy.

Los objetivos más importantes de Bismarck eran: unir a los estados insulares alemanes en una unidad política en un Reich alemán, luego de asegurar este Reich contra sus enemigos internos y externos.

Los objetivos más importantes de Hitler son: la creación de una comunidad nacional alemana en la conciencia de todos los alemanes  que tienen un carácter nacional compartido, fortalecimiento del pueblo alemán en cuerpo y alma y el desarrollo cultural y económico de sus activos y fortalezas, sin impedimentos de los pueblos extranjeros.

Las tareas de Bismarck para lograr sus objetivos más importantes fueron: en el extranjero, la exclusión del Imperio de los Habsburgo de la comunidad de estados alemanes, la neutralización del enemigo occidental de la unidad alemana [Francia], la política de la Triple Alianza y el Tratado de Reaseguro con Rusia. Para asegurar el Reich internamente, la supresión de los socialdemócratas y el Partido del Centro dentro de Alemania.

Las siguientes tareas de Hitler para alcanzar sus metas más altas fueron y son: la organización de un gran número de hombres con conciencia alemana y listos para la lucha en un partido, la ilustración de la masa del pueblo alemán sobre su situación y sus enemigos a través de un gran esfuerzo - hacer propaganda, adquirir una influencia decisiva en el Reichstag, apoderarse de los gobiernos y destruir el marxismo, y con ello destruir el arma política interna de las finanzas internacionales: los judíos, esto en casa. En el extranjero, se acerca a una alianza con Inglaterra e Italia con el fin de deshacerse de la coacción del pueblo alemán a través del arma externa de las finanzas internacionales, los judíos y el militarismo francés.

El éxito y el fracaso de Bismarck en el logro de sus objetivos se basaron en su personalidad. Bismarck tenía el don de ver la realidad e inferir de la observación de manifestaciones particulares la causa que los determinaba. Fue un idealista que se puso al servicio de su pueblo. Fue un gran personaje que luchó sin temor y tenazmente por sus objetivos. Por experiencia personal, adquirió un conocimiento realista de la importancia del gobierno y el ejército prusianos; se familiarizó con las relaciones dinásticas en Alemania, Austria, Rusia y Francia, y con los principales diplomáticos en estos países. Y de acuerdo con este conocimiento en su política exterior, empleó las fuerzas militares disponibles y la influencia diplomática en las negociaciones; así logró su primer objetivo, la fundación del Reich alemán. Pero Bismarck juzgó mal la influencia de los líderes del Centro que realmente existían en la porción católica del pueblo alemán; no conocía el alma y las necesidades sociales del obrero industrial alemán; por lo tanto, eligió los métodos equivocados para asegurar el Reich internamente. Su lucha por el uso de los poderes de los gobernantes contra el Centro y contra el florecimiento del marxismo no tuvo éxito.

Hitler, como Bismarck, tiene el don de ver la realidad. Pero el territorio de sus experiencias y observaciones es esencialmente diferente del de Bismarck. Mientras que el ojo de Bismarck veía preponderantemente los órganos del estado, a saber, los monarcas, ministros, parlamentos y ejércitos, el ojo de Hitler ve preponderantemente al portador del estado, la gente misma. Como hijo de la gente que vive en medio de ella, se encuentra al lado del trabajador manual como un trabajador manual, está al lado del soldado común como un soldado común, observa y recopila experiencias a lo largo de muchos años. En Viena como obrero de la construcción observa la miseria económica y cultural de la clase baja del pueblo, el judío en su influencia sobre la clase obrera y la prensa, los éxitos del Partido Social-Cristiano de Lueger, las luchas de las nacionalidades en el parlamento en Viena y la política de eslavización de Los Habsburgo. Como soldado durante cuatro años en el frente occidental, observa el alma de sus compañeros, el efecto de la propaganda enemiga y la propaganda de la patria. En la patria como un soldado herido, observa los efectos de las sociedades de guerra judías y la prensa judía sobre la gente. Durante la revolución observa atentamente la relación de los revolucionarios, la burguesía, los funcionarios, el ejército y las asociaciones del ejército. En el año 1923, recibe en Múnich la oportunidad de conocer también a destacados políticos.

Al igual que Bismarck, Hitler no solo entiende cómo ver las cosas y los hombres como realmente son, más bien es como ese pensador que reconoce las causas de los eventos observados y los motivos de las personas que actúan en ellos. Pero Hitler va aún más profundo: es igual a un gran científico natural que revela las relaciones gobernadas por la ley de los fenómenos observados y penetra en el conocimiento de sus causas y fuerzas finales. Él ve bien las causas inmediatas para el crecimiento del movimiento marxista, para el éxito de la propaganda subversiva en el frente y en la patria, para el fracaso de la burguesía, y los funcionarios públicos ante los amotinados y los revolucionarios. Las causas para el establecimiento y tolerancia hasta ahora de la vergonzosa y asesina política de cumplimiento [con el Tratado de Versalles]. Pero él busca aún más profundo.

De acuerdo con este conocimiento fundamental, Hitler elige los objetivos más altos para el pueblo alemán. Del mismo conocimiento y con respecto a estos objetivos, también formula las tareas fundamentales para lograrlos: el estado está ahí para la gente, su organización tiene que servir al bienestar y al desarrollo [Entwicklung] del pueblo, su gobierno no está en manos de los creadores de una mayoría parlamentaria sino en manos de un líder responsable. La crianza de los jóvenes debe tener como objetivo el desarrollo de la conciencia nacional y el sentimiento de honor y responsabilidad hacia la comunidad popular, y el cultivo de un alma sana en un cuerpo sano. La economía popular se asegurará en sí misma mediante la promoción de la agricultura y mediante la adquisición de una nueva área de asentamiento permanente.

* * *

El estadista no se contenta con el conocimiento de las fuerzas motrices en la vida de los pueblos, no con el establecimiento de objetivos para el desarrollo político y económico de su pueblo, sino que se pone en acción, en la solución práctica de las tareas establecidas. El éxito que puede tener se basa nuevamente en su personalidad, sobre todo en tres cualidades, en su valor [Mut], que no retrocede ni ante el peligro personal ni ante las mayores oposiciones, en su inteligencia [Geschicklichkeit], con la que elige su métodos bajo las circunstancias dadas, y en su perseverancia [Ausdauer], con la que persigue sus objetivos e incluso supera las derrotas.

Bismarck tenía coraje personal en comparación con la masa de la gente y en comparación con su rey. Tuvo coraje para la guerra con Francia. Era un maestro de la técnica diplomática, fue un luchador inflexible hasta su despido, incluso hasta su muerte. Por supuesto, al comienzo de su actividad política, tenía a su disposición gran ayuda: un monarca sabio y confiable, un ejército de primera y un gobierno eficiente.

Hitler se ve a sí mismo al comienzo de su actividad política ante dificultades incomparablemente mayores que Bismarck: la disolución del ejército, la corrupción del gobierno, el poder abrumador de los enemigos internos liderados por judíos, y un frente de enemigos externos que dominan militarmente al pueblo alemán. No hay medios financieros ni organizaciones políticas a su disposición. Verdaderamente, el coraje de Hitler, para comenzar el hecho de realizar sus objetivos políticos en tales circunstancias, fue incluso mayor que el coraje con que se expuso en sus reuniones al peligro de ser golpeado hasta la muerte por la turba incitada.

La astucia de Hitler en la elección de los medios prácticos para la solución de grandes y pequeñas tareas es sorprendente: él es el organizador nato. Él elige y crea sus medios para sí mismo de acuerdo con la disposición de las circunstancias existentes de tal manera que se alcance la meta establecida. Así adaptó la naturaleza de su propaganda para capturar la masa de la gente, sobre todo la clase trabajadora dirigida por los marxistas. Aseguró su partido y sus reuniones contra el terror de sus oponentes marxistas a través de la organización de hombres intrépidos y amantes de la batalla en un destacamento de su movimiento, el Sturm-Abteilung (SA). Dio a su partido un programa firme y lo estableció financieramente sobre la base segura de las contribuciones de los miembros. Convenció a toda Alemania con una red de grupos locales y los unió estrechamente controlados [en einer straffen Leitung] por su mano. Un logro culminante de la unificación, que muestra una visión profunda con un cálculo inteligente. Fue su creación un estandarte especial para su movimiento, la bandera en forma de cruz gamada, junto con el lema: libertad y pan.

La perseverancia y la voluntad inquebrantable de Hitler en la búsqueda de sus objetivos ya se han demostrado en una forma bastante dramática. En noviembre de 1923, la procesión de sus compañeros luchadores y partidarios es derribada por los rifles de los soldados alemanes frente al Feldherrnhalle en Münich: en lugar del culpable y responsable comisario general del estado bávaro, Hitler es el juzgado. Lo mandan confinado a una fortaleza. La prensa judía hace que él y su movimiento sean de mala reputación entre la burguesía y los trabajadores con la palabra golpe de Estado. Pero Hitler se niega a doblarse. Incluso durante su encarcelamiento en Landsberg, escribe el primer volumen de su libro, que lleva el título Mi lucha. En ninguna parte de este libro hay ni siquiera una pizca de temor para ser detectado: en cambio, en todas partes, la convicción de la exactitud de sus objetivos y la certeza de la victoria final del movimiento que él había llamado a la vida. Y tan pronto como Hitler vuelve a ser libre, comienza a reconstruir su partido, trabaja sin descanso y persevera contra las tácticas de silencios [Totschweigetaktik] que ahora está siendo empleada por la prensa judía y con influencia judía.

El estadista se demuestra en el éxito de su actividad política. El trabajo de Bismarck se encuentra expuesto a nuestros ojos. Hitler aún se encuentra al comienzo de su actividad. Pero sus éxitos hacia sus metas más altas ya son tan grandes que todos los ojos de estadistas en Alemania y en el extranjero los ven. De un grupo de siete hombres, Hitler ha desarrollado en pocos años un grupo de millones. En este partido, los alemanes de todas las clases y denominaciones sienten que son una comunidad popular [Völkischer Gemeinschaft]. Más de cien mil hombres fuertes están dispuestos a defenderse de la violación de su comunidad nacional con el puño. En el Reichstag, la fuerza de combate parlamentaria de 107 hombres se erige como el segundo partido más fuerte. Hitler y su movimiento han puesto a la defensiva al marxismo y la burguesía dirigida por los judíos. Toda la política interna del gobierno del Reich y de los gobiernos de la tierra debe contar con el partido dirigido por Hitler. El resto del mundo mira a Hitler y comienza a considerar seriamente la fuerza actual y todavía creciente de su movimiento: desde Italia, el líder de la nación italiana saluda a Hitler. En Inglaterra, uno de los propietarios de periódicos más influyentes reconoce la importancia de Hitler. El temor al despertar de Hitler en Alemania habla en los discursos de los políticos franceses. Poco antes de la victoria de Hitler, el Dictado de Versalles todavía parecía tanto para los franceses, como para los marxistas alemanes y los políticos de conformidad, como una ley fundamental incuestionable para el orden político de Europa y para la supresión del pueblo alemán. Unas pocas semanas después de la victoria de Hitler, no solo la revisión del dictamen de la esclavitud se declaró como una necesidad incuestionable en América, Inglaterra e Italia, sino que en la misma Francia, un conocido enemigo alemán da a sus compatriotas el buen consejo para revisar el llamado tratado de paz para el beneficio de Alemania lo antes posible. Y en Alemania, el jefe-camarada marxista [Obergenosse] Braun debe obligarse a actuar como si incluso él apoyara una revisión.

Se mide la grandeza de la personalidad de Hitler y sus éxitos hasta ahora comparándolo con las figuras políticas de la nueva Alemania, con los ineptos líderes del partido en las sillas de los ministros que fueron lavadas con la avalancha de votos, con antiguos funcionarios y funcionarios imperiales que , operando sin pensar dentro de una concepción esquemática de sus deberes, se dejó abusar de los gobiernos marxistas en contra de los intereses del pueblo alemán, e incluso han aceptado la vergonzosa e intolerable esclavitud del Plan Young.

Debido a sus éxitos y la fuerza creciente de su movimiento, Hitler es hoy, incluso a los ojos de sus oponentes, un estadista que ya influye, y en un futuro no lejano cambiará decisivamente, el desarrollo de la situación interna y externa del pueblo alemán. Para los millones de sus partidarios, sin embargo, ya es hoy más que un estadista: para ellos es el líder al que siguen con entusiasmo en la lucha por la libertad y el futuro del pueblo alemán. Tienen la convicción de que el movimiento nacionalsocialista absorberá o destruirá a todos los demás partidos y finalmente unificará en sí a todo el pueblo alemán. Tienen la convicción de que Hitler construirá un nuevo Reich alemán que será internamente más estable, más fuerte y más seguro, y durará más que el Reich de Bismarck. Hitler le dará al pueblo alemán una nueva visión política del mundo: a través de él y de su movimiento, el liderazgo germano eliminará el parlamentarismo judeo-occidental. El idealismo nórdico superará el mammonismo judío.

Ir a la Primera parte de este artículo.
Ir a la biografía de Johannes Stark.


miércoles, 20 de febrero de 2019

20 DE FEBRERO – 1886 – NACE EL AGENTE JUDÍO BOLCHEVIQUE BELA KUN.


Un día como el de hoy, de 1886, nacía el judío bolchevique Bela Kun. Su propia existencia constituye un episodio lamentable en la historia de Europa.

Bela Kun nació en un pequeño pueblo en Transilvania en lo que entonces era Austria-Hungría. Antes de la Primera Guerra Mundial, Bela Kun era un periodista insignificante de periódico igualmente fútil. Como muchos miembros de su tribu, él había cambiado su nombre original para mezclarse entre los europeos. Los judíos tienen una larga tradición de cambio de nombre: Karl Marx en realidad se llamaba Mordechai Levy . Trotsky se llamaba Bronstein . Otros judíos prominentes fueron Lev Kamenev ( Rozenfeld ), Zinoviev ( Apfelbaum ), Alexander Pavrus (Israel Gelfand ) y Jacob Sverdlov, Primer presidente y responsable de la liquidación del zar y de toda su familia.

El que se convertiría en el líder bolchevique de Hungría, Bela Kun, en realidad se llamaba Aaron Cohn .

Bela Kun / Aaron Kohn se movilizó durante la Primera Guerra Mundial y luego terminó en cautiverio ruso. Durante su estancia en un campo de prisioneros en Siberia, se puso en contacto con Karl Radek (Sobelsohn), que era un destacado revolucionario comunista. Radek había estado involucrado en el intento de revolución en Polonia (1905) y luego estaría activo en los intentos de iniciar una revolución también en Alemania.

El periodista anteriormente desconocido con simpatías socialdemócratas, gracias a Radek, se convirtió en un partidario del comunismo. Radek y Kun comenzaron a difundir propaganda comunista entre los demás prisioneros a través de la publicación de un periódico semanal, "Der Sozialist-Internationalist". La revista se publicó en el idioma húngaro y también fue contrabandeada a Hungría.

En 1918, Kun entró en contacto con Lenin, quien había hecho la revolución en Rusia el año anterior. Su tarea era organizar cursos para agitadores extranjeros que iniciarían la revolución mundial. En Moscú, se formó la parte húngara del Partido Comunista Ruso. En este momento tenía planes de exportar el comunismo a Hungría y en noviembre de 1918 regresó a Hungría con otros cien comunistas y una gran caja repleta de dinero.

Un verdadero Kahal judío: Béla_Kun,_Jacques_Sadou, Leon Trotsky, Mikhail_Frunze, Sergey_Gusev. Foto tomada en Karkov, Ucrania, en 1920.


Un mes antes, en 1918, la "Revolución de Aster" había tenido lugar en Hungría, donde los demócratas liberales y los marxistas habían establecido una república democrática. Sin embargo, la junta fue débil, lo que fue un buen punto de partida para Bela Kun y los otros bolcheviques cuando llegaron poco después. El recién elegido presidente, el conde Michael Karolyi, no era judío, pero había ganado poder gracias al apoyo de la judería. La revolución democrática no fue completamente incruenta, pero no fue nada en comparación con lo que vendría con Bela Kun.

Sandor Garbai y Bela Kun hablan a la multitud en la revolución húngara. Sandor Garbai era gentil. Mátyás Rákosi, líder comunista húngaro de despúes de la SGM comentó que los líderes judíos de la Revolución aceptaron al gentil Garbai "para tener a alguien que firmase las sentencias de muerte los sábados".


Cuando Bela Kun regresó a Hungría unas semanas después de que surgiera la república democrática, inmediatamente lanzó una campaña contra el presidente Karolyi y sus aliados socialdemócratas. La República duró solo desde octubre de 1918 hasta marzo de 1919, cuando los bolcheviques tomaron el poder. El nuevo "Consejo del Comisario del Pueblo" tenía 26 miembros. 18 de ellos eran judíos.


Un reinado de terror prevalecería en Hungría del 21 de marzo al 6 de agosto de 1919. El autor del libro "Bela Kun y la Revolución Bolchevique en Hungría", A Melsky, ha descrito cómo el nuevo régimen degeneró rápidamente en el caos:

Se proclamó "socialización" de todo lo que existía. Una avalancha de decretos se derramaron sobre el país, que ahora se convertiría en un "paraíso comunista". Ya el primer día de la "dictadura del proletariado" se cerraron todos los comercios en Budapest. Se llevó adelante la "requisición" en todas las tiendas. Inicialmente, a los pequeños empresarios se les permitió mantener el negocio en funcionamiento, pero los inspectores comunistas estaban presentes en ello, controlándolos y tomaban la recaudación en efectivo y la llevaban a los bancos estatales. La distribución de los alimentos se gestionó sobre la base de que solo el "proletariado trabajador" podía reclamar tal derecho y la entrega de alimentos dependía de la presentación de una tarjeta del sindicato. Los comerciantes y artesanos perdieron todas las posibilidades de existencia. El caos y la anarquía se apoderaron de la vida económica de todo el país.

Louis Birinyi (un seudónimo de William Dudle Pelley) escribió en su libro "La tragedia de Hungría. Un llamamiento para la paz mundial":

“El país se dividió en distritos y se instaló un comisionado como jefe de cada distrito. No era raro que los bolcheviques nombraran a judíos sacados de las sinagogas para que tuvieran poder sobre las vidas y muertes de la gente de los distritos”.

Después de un infructuoso intento de golpe de estado anticomunista en junio de 1919, Bela Kun respondió a esto con el terror rojo, donde, con violencia arbitraria y saqueo, se buscó a todos aquellos que podrían haber cometido "crímenes contra la revolución". Se produjeron innumerables abusos y se ejecutaron al menos 590 contrarrevolucionarios, reales o inventados.

El mes siguiente, Hungría fue atacada por Rumania. De repente, los bolcheviques se convirtieron en nacionalistas. Los oficiales del antiguo ejército fueron llamados de vuelta a defender la patria. Sin embargo, no pudieron frenar al ejército rumano.

Después de la derrota en Hungría, Bela Kun huyó a Moscú, donde recibió nuevas tareas dentro de la sección de propaganda de la Comintern y  fue enviado un tiempo a Alemania para ayudar al Partido Comunista KPD. Al servicio de la Unión Soviética, en Crimea, ordenó el asesinato de decenas de miles de prisioneros de guerra del Ejército Blanco del General Pyotr Wrangel, al que se le había concedido una amnistía para que se rindiera.

Bela Kun luego de ser arrestado por la NKVD.

Después de una lucha de poder en la década de 1930 Bela Kun fue ejecutado por Stalin. Lo que muchos húngaros anhelaban hacer, la Unión Soviética lo llevó a cabo. La vida de Bela Kun terminó en un Gulag con una bala en la cabeza.


martes, 19 de febrero de 2019

19 DE FEBRERO – 1942 – FDR SUSCRIBE LA ORDEN EJECUTIVA QUE DISPONE LA INTERNACIÓN DE “EXTRANJEROS HOSTILES” EN CAMPOS DE CONCENTRACIÓN.


El 19 de febrero de 1942: Franklin D Roosevelt suscribe la Orden Presidencial 9066, que otorgó al ejército de los EE. UU el derecho a internar "extranjeros hostiles" en  campos de concentración.

En diciembre de 1941, la Armada Imperial Japonesa atacó la Base Naval de los EE. UU. en Pearl Harbor, Hawái, lo que llevó a ambos países a terminar en guerra. Después del ataque, el ejército de los EE. UU., el servicio de inteligencia y también el público comenzaron a alzar las voces que cuestionaban la lealtad de las más de 150.000 personas con originarios de Japón que vivían en los Estados Unidos.

Los ciudadanos norteamericanos de origen japonés fueron considerados "extranjeros hostiles".

Poco después del estallido de la guerra, el presidente distribuyó una serie de órdenes, que clasificaban a los ciudadanos japoneses, alemanes e italianos como "extranjeros hostiles". También hubo una serie de restricciones impuestas a estas personas, incluidos la obligación de notificación en caso de cambios en el lugar de residencia, lugar de trabajo y nombre.

A principios de febrero de 1942, el Comité Conjunto de Inmigración de la Legislatura de California redactó un manifiesto, que se envió a los periódicos de California. El manifiesto exigía que los "alienígenas hostiles" fueran enviados a los campos de concentración. Se proponía internar  a personas con apenas 1/16 de origen japonés (sic) o sea, un 6,25 % de sangre nipona (o sea, un tatarabuelo japonés). Compare esta petición, con las medidas raciales alemanas, que consideraban alemán en primera instancia a cualquiera de ese país que tuviera un abuelo judío (25 % de sangre judía). El manifiesto fue apoyado por varias grandes organizaciones estadounidenses, incluida la Legión Americana.

Fumiko Hayashida y su hija de un año, Natalie, son reubicadas.

El manifiesto y la opinión pública sobre los "extranjeros hostiles" llevó a que el presidente Franklin D Roosevelt de Estados Unidos promulgara la orden presidencial 9066 el 19 de febrero de 1941.

La detención de "personas hostiles" comenzó poco después de que Roosevelt firmara la orden. En total, más de 110.000 japoneses, incluyendo 30,000 niños, fueron apresados en varios campamentos grandes en la costa oeste y el Medio Oeste. Además de los de origen japonés, también fueron detenidos más de 10.000 ciudadanos norteamericanos de origen alemán.

Japoneses evacuados de la costa oeste.

Los japoneses son transportados a los campos de concentración de los Estados Unidos.

Cuando las personas fueron internadas, en muchos casos se deshicieron de todos sus activos. Llegaron al campamento con la ropa puesta, pero nada más. En algunos de los campamentos, las condiciones eran muy malas, con poco calor, poca y poca comida, alambradas y guardias armados.

Campamento en Amache, Colorado

Centro de "reubicación" de Heart Mountain en Wyoming.

Los campos de concentración de EE. UU. Estuvieron en uso hasta 1946. En 1988, se firmó un proyecto de ley que daría a los sobrevivientes del campamento una disculpa del gobierno de EE. UU., así como una reparación de veinte mil dólares por daños.

Campos de internamiento y otras instituciones de la War Relocation Authority en el oeste de Estados Unidos.

Lista de campos de concentración, nombre, ubicación, fecha de fundación y cantidad de internados.

Letrero notificando a las personas de ascendencia japonesa sobre su encarcelamiento.

Orden ejecutiva No. 9066
El presidente
Orden ejecutiva
Autorizando al Secretario de Guerra a Prescribir Áreas Militares
Mientras que el éxito de la prosecución de la guerra requiere todas las protecciones posibles contra el espionaje y el sabotaje a los materiales de defensa nacional, los locales de defensa nacional y los servicios públicos de defensa nacional tal como se define en la Sección 4 de la Ley del 20 de abril de 1918, 40 Stat. 533, según enmendada por la Ley del 30 de noviembre de 1940, 54 Stat. 1220, y la Ley del 21 de agosto de 1941, 55 Stat. 655 (USC, Título 50, Sec. 104); 
Ahora, por lo tanto, en virtud de la autoridad que tengo en mí como Presidente de los Estados Unidos y Comandante en Jefe del Ejército y la Armada, por la presente autorizo ​​y dirijo al Secretario de Guerra, y a los Comandantes Militares, a los que puede dirigir de vez en cuando. designar, siempre que él o cualquier Comandante designado considere necesaria o deseable la acción, para prescribir áreas militares en los lugares y en la medida en que él o el Comandante Militar apropiado puedan determinar, de los cuales se puede excluir a cualquiera o todas las personas, y con respecto a el cual, el derecho de cualquier persona a ingresar, permanecer o irse estará sujeto a las restricciones que el Secretario de Guerra o el Comandante Militar apropiado puedan imponer a su discreción. Por la presente se autoriza al Secretario de Guerra a proporcionar a los residentes de cualquier área que estén excluidos del mismo, tal transporte, comida, refugio, y otras acomodaciones que sean necesarias, a juicio del Secretario de Guerra o del Comandante Militar, y hasta que se hagan otros arreglos, para cumplir con el propósito de esta orden. La designación de áreas militares en cualquier región o localidad reemplazará las designaciones de áreas prohibidas y restringidas por el Fiscal General en virtud de las Proclamaciones del 7 y 8 de diciembre de 1941, y reemplazará la responsabilidad y la autoridad del Fiscal General en virtud de dichas Proclamaciones con respecto a de dichas zonas prohibidas y restringidas.
Por la presente autorizo ​​y ordeno al Secretario de Guerra y a los Comandantes Militares que tomen las medidas que él o el Comandante Militar apropiado consideren oportuno para hacer cumplir las restricciones aplicables a cada área Militar aquí anteriormente autorizada para ser designada, incluyendo el uso de tropas federales y otras agencias federales, con autoridad para aceptar la asistencia de agencias estatales y locales.
Por la presente autorizo ​​y dirijo a todos los Departamentos Ejecutivos, establecimientos independientes y otras Agencias Federales para que ayuden al Secretario de Guerra o a dichos Comandantes Militares a cumplir esta Orden Ejecutiva, incluido el suministro de asistencia médica, hospitalización, alimentos, ropa, transporte, uso de la tierra, refugio y otros suministros, equipos, servicios públicos, instalaciones y servicios.
Esta orden no debe interpretarse como una modificación o limitación de ninguna manera otorgada hasta ahora por la Orden Ejecutiva No. 8972, con fecha 12 de diciembre de 1941, ni tampoco como una limitación o modificación del deber y la responsabilidad de la Oficina Federal de Investigaciones, con respecto a la investigación de supuestos actos de sabotaje o el deber y la responsabilidad del Fiscal General y del Departamento de Justicia en virtud de las Proclamas del 7 y 8 de diciembre de 1941, que prescriben reglamentos para la conducta y el control de enemigos extranjeros, excepto como tal deber y la responsabilidad es reemplazada por la designación de áreas militares aquí debajo.
Franklin D. Roosevelt
La casa Blanca,
19 de febrero de 1942.


lunes, 18 de febrero de 2019

18 DE FEBRERO - 1943 - EL DR. GOEBBELS PRONUNCIA EL DISCURSO SOBRE LA GUERRA TOTAL


El 18 de febrero de 1943 Joseph Goebbels celebra su famoso discurso en el Palacio de los Deportes en Berlín.

La batalla por Stalingrado acaba de terminar, la guerra sigue y pesa y la gravedad se ha vuelto dolorosamente obvia para muchos. No hay razón para tratar de ocultar las pérdidas recientes. El ministro de propaganda de Alemania, Joseph Goebbels, tampoco tiene planes de intentar suavizarlo. Por el contrario, quiere hablar claramente con el pueblo alemán. Goebbels ha lanzado una campaña para desalentar al enemigo e inspirar a su propia gente a luchar hasta la última gota de sangre. Durante esta noche, Joseph Goebbels hablará sobre la Guerra Total.

El 18 de febrero de 1943, Goebbels pronuncia su discurso más famoso. Esto se lleva a cabo en el Palacio de los Deportes en Berlín y la gran audiencia proviene de todas las clases y profesiones del pueblo. Son soldados y civiles, trabajadores industriales, ingenieros y artistas, hombres y mujeres, jóvenes y viejos.

Goebbels comienza el discurso haciendo referencia a  las afirmaciones del enemigo de que los soldados alemanes se han vuelto derrotistas, que la moral de los civiles alemanes se han debilitado mucho, que la gente ha perdido su fe en Hitler. A finales del discurso, Goebbels plantea diez preguntas directas con llamados a una lucha continua. Cuando Goebbels pregunta "¿quereis la guerra total?", los aplausos no conocen los límites.

En el discurso, Goebbels también señala que no solo Alemania, sino toda Europa están en un peligro mortal y que el enemigo, si fuera a ganar, destrozaría a las naciones europeas y paralizaría sus capacidades de defensa.

EXTRACTOS DEL DISCURSO.

—"¿Quieren ustedes la guerra total? "
(Clamor: "Sí, sí, sí" - Aplausos)
—"Si fuera necesario, ¿quieren ustedes una guerra más total y más radical que lo que hoy no podríamos ni siquiera imaginar?"
(Clamor: "Sí" Aplausos)
—"Los ingleses afirman que el pueblo alemán ha perdido la fe en el Führer. "
(Clamor: "¡Guerra, guerra, guerra!")
(La muchedumbre se levanta como un solo hombre.  Demuestra un entusiasmo sin precedentes.
Una ola con un sólo clamor de "¡Sieg Heil!" fluye por el recinto.  Como si fuera una orden, las banderas y los estandartes ondean en lo alto como la más grande explosión de un momento en que la muchedumbre honra el Führer.)
Miles de voces se unen y gritan: "¡Führer ordena, te seguiremos!"
—"Yo les pregunto: ..."
Siguen los gritos: ¡Führer ordena, te seguiremos!"
—"Yo les pregunto: ¿Es la confianza de ustedes en el Führer más grande, más fiel e inquebrantable que nunca.  Están ustedes completa y absolutamente listos para seguirlo donde quiera que él vaya y hacer todo lo que sea necesario para llevar la guerra a un victorioso final? "
(Aplausos)
2:19
<-->
—"Yo les pregunto: Están ustedes listos para de ahora en adelante hacer todo el esfuerzo necesario para proporcionar al Frente del Este todos los hombres y municiones para darle al Bolchevismo el golpe mortal?

Yo les pregunto: ¿Toman ustedes el sagrado juramento ante la Patria de mantenerse firmes detrás de ella y que darán todo lo que sea necesario para lograr la victoria final?
Yo les pregunto: lo juran ustedes, especialmente las mujeres, que quieren que el gobierno haga todo lo posible para estimular a las mujeres alemanas a poner todo su esfuerzo en el trabajo para apoyar el esfuerzo de la guerra, y a alentar a los hombres para que vayan al frente cuando sea necesario, ayudándoles así en su lucha en el frente?
Yo les pregunto: Aprueban ustedes las más radicales medidas en contra de ese pequeño grupo de farsantes traficantes quienes pretenden hacer creer que hay paz en medio de la guerra y que usan las necesidades de las naciones para sus egoístas propósitos personales? Están ustedes de acuerdo que aquellos que menoscaban el esfuerzo de la guerra deban perder sus cabezas?
Yo les pregunto: que por sobre todo en la guerra, de acuerdo con la plataforma del Partido Nacionalsocialista, ¿los mismos derechos, las mismas obligaciones se les deben aplicar a todos, que la patria deba soportar las pesadas cargas de la guerra y que todo el peso deba ser compartido por todos, por igual, altos y bajos, ricos y pobres?
He preguntado. Ustedes me han dado sus respuestas.  Ustedes son parte del pueblo, y sus respuestas son las respuestas del pueblo alemán.    Ustedes les han dicho a nuestros enemigos lo que deben oír para que no se hagan falsas ilusiones.
Ahora, como en las primeras horas de nuestro gobierno y a través de los diez años que siguieron, estamos firmemente unidos en hermandad con el pueblo alemán.   El más poderoso aliado en la tierra, el pueblo mismo, se para detrás de nosotros y está determinado a seguir al Führer, pase lo que pase.   El pueblo acepta los peores peligros para lograr la victoria.   Qué poder en la tierra puede impedirnos alcanzar nuestros propósitos.  Ahora debemos, podemos y tendremos éxito.  Yo me paro ante ustedes no sólo como el vocero del gobierno, sino como el vocero del pueblo.
Mis viejos amigos del partido están aquí a mí alrededor, unidos con los altos oficiales del gobierno y del pueblo.  El camarada del partido Speer está sentado cerca de mí.  El Führer le ha dado la gran responsabilidad de movilizar la industria alemana de armamento y suministrar al frente todas las armas que necesita.  El camarada del partido, Dr. Ley está sentado cerca de mí.   El Führer le ha encargado el liderazgo de la fuerza de trabajo alemana, enseñándoles a trabajar infatigablemente por el esfuerzo de guerra.  Nos sentimos profundamente agradecidos con nuestro camarada de partido, Sauckel, quien ha sido encargado por el Führer de llevar cientos de miles de trabajadores del Reich a respaldar nuestra economía nacional, algo que el enemigo no puede hacer.   Todos los líderes del partido, el ejército y el gobierno se unen a nosotros también.
Nosotros somos hijos de nuestro pueblo, forjados juntos para esta crítica hora de nuestra historia.   Nosotros les prometemos, nosotros prometemos al Frente, nosotros le prometemos al Führer, que juntos convertiremos nuestra patria en una fuerza en la que el Führer y nuestros aguerridos soldados pueden confiar ciegamente.   Nosotros empeñamos nuestra palabra, que haremos todo lo que sea necesario con nuestra vida y trabajo por alcanzar la victoria.   Nosotros llenaremos nuestros corazones con la pasión política, con el fuego inextinguible que flameó durante las grandes luchas del partido y del estado.  Nunca durante esta guerra caeremos presa del falso e hipócrita objetivismo, que trajo a nuestra nación alemana tantos infortunios a lo largo de toda su historia.
Cuando la guerra comenzó, volteamos nuestros ojos a nuestra nación.   Todo aquel que lucha por el triunfo es bueno y debe ser alentado.    El que impide el triunfo es malo y debe ser eliminado y desechado.    Con los corazones encendidos y la cabeza fría, nos sobrepondremos a nuestros mayores problemas en esta fase de la guerra.   Estamos en el camino de la eventual victoria, esa victoria descansa en nuestra fe en el Führer.
Esta noche, una vez más, le recuerdo a toda nuestra nación, cuál es nuestro deber.   El Führer espera de nosotros que desechemos todo lo que en el pasado nos llevó a las sombras.   Nosotros no queremos fallarle.  Así como nosotros estamos orgullosos de él, él estará orgulloso de nosotros.
La gran crisis y perturbación de nuestra vida nacional, nos muestra quienes son los verdaderos hombres y mujeres.  Nos otros no tenemos derecho de hablar más de sexo débil, porque ambos sexos están mostrando la misma determinación y fuerza espiritual.   La nación está lista para todo."
<-->
2:56
—"El Führer ha ordenado y nosotros le obedeceremos.   En esta gran hora de contemplación y reflexión nacional, nosotros creemos en la firme e inquebrantable victoria final.   La vemos ante nosotros, la vemos y sólo tenemos que tocarla. Debemos estar resueltos a subordinar todo ante ella.  Esa es la obligación de todos en esta hora crucial.   Hagamos que nuestra consigna sea: ¡Pueblo levántate y haz que la tormenta se desate!"
(Las palabras finales del Ministro de Propaganda se perdieron en el estruendo de aplausos y clamores interminables)
Hoy sabemos que Goebbels acertó. Las fuerzas de la victoria lograron imponer la inmigración masiva a las poblaciones de Europa y crear las sociedades multiculturales que vemos hoy. Hasta ahora se ha hecho sin suficiente resistencia, tal como lo advirtió Goebbels. Pero a través de la guerra total y la lucha heroica del pueblo alemán al final de la guerra, las condiciones para una nueva lucha se crearon hoy. La Alemania nacionalsocialista no solo mostró la capacidad de nuestra raza, sino que también mantuvo viva la llama para que las nuevas generaciones de luchadores por la libertad puedan ahora asumir el control donde lo dejaron.