-----------------------------f- EL GENOCIDIO DE LA RAZA BLANCA. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

jueves, 7 de septiembre de 2017

EL GENOCIDIO DE LA RAZA BLANCA.

SI NO PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO POR LA CENSURA EN YOUTUBE

Los nacionalsocialistas somos conscientes de que nuestra raza está amenazada con la simple extinción biológica. El objetivo del nacionalsocialismo es interrumpir esa tendencia.

Incluso vamos un paso más allá, y afirmamos que nuestra raza está siendo intencionalmente llevada a la extinción, es decir, que los blancos somos objeto de un genocidio. Hay personas en posiciones de poder que están promoviendo políticas que saben que llevarán a la extinción de la raza blanca. A menos que, por supuesto, los detengamos.

Para establecer la tesis del genocidio blanco, debemos hacer tres cosas.
  • Primero, necesitamos definir el genocidio de una manera que sea consistente con un proceso lento que conduzca finalmente a la extinción.
  • Segundo, necesitamos mostrar que la extinción blanca no es una fuerza misteriosa de la naturaleza, sino el resultado de las decisiones y acciones humanas.
  • En tercer lugar, necesitamos mostrar que la extinción blanca no es sólo una consecuencia imprevista e involuntaria de estas políticas, sino más bien su efecto deliberado e intencional.

Parece contra-intuitivo afirmar que los blancos son víctimas del genocidio. Los blancos no están siendo asesinados por millones, que es la imagen que la mayoría de la gente tiene de genocidio. Para todos los aspectos, nuestra raza es poderosa, próspera y populosa. Pero los defensores de la tesis del Genocidio Blanco apuntan a la Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948, que en el Artículo II define el genocidio como:
 ..Cualquiera de los siguientes actos cometidos con la intención de destruir, total o parcialmente, un grupo nacional, étnico, racial o religioso, como tal:
(A) Matar miembros del grupo;
(B) Causar daño físico o mental grave a los miembros del grupo; 
(C) Inflingir deliberadamente en el grupo condiciones de vida calculadas para provocar su destrucción física total o parcial;
(D) La imposición de medidas destinadas a prevenir los nacimientos dentro del grupo; . . .
Esta definición de genocidio es mucho más amplia que el asesinato en masa. En particular, los puntos (c) y (d) son consistentes con políticas que destruyen a un grupo lentamente, durante largos periodos, como genocidas. Así que el genocidio viene en dos formas, que podemos llamar genocidio rápido, caliente y genocidio lento y frío. La extinción blanca cae en esta última categoría.

La extinción blanca significa que en cada nación blanca, las tasas de reproducción han caído por debajo del reemplazo, lo que significa que morirán más blancos que los que nacen, hasta que los blancos dejen de existir como una raza distinta.


Hay cinco causas principales de la extinción blanca. Estoy seguro de que podrían añadirse otros factores a esta lista, pero si sólo se abordaran estos cinco problemas, ya no tendría miedo por el futuro de nuestra raza.
Una ética del hedonismo, del individualismo y del egoísmo que denigra la reproducción y la vida familiar.
  • El feminismo, que anima a las mujeres blancas a tener pocos hijos.
  • El uso generalizado del control de la natalidad y el aborto para disociar el sexo del embarazo y el embarazo de la crianza de los hijos.
  • El aumento de los costos de la formación de la familia, causado principalmente por la integración racial -que es la fuerza motriz detrás de la suburbanización y la ex-urbanización para encontrar espacios seguros para que los blancos puedan criar familias- y por la industria de inmigración y deslocalización no blanca.
  • Mestización, con lo cual los individuos reproducen sus propios genes pero no su raza, mezclándose con otra raza.

Estos factores no son fuerzas ciegas de la naturaleza, como un asteroide colisionando con la tierra. Todas fueron creadas por seres humanos. Algunos de ellos, como el feminismo, el aborto legalizado y la revocación de la segregación racial, las restricciones a la inmigración y las prohibiciones de mestizaje son bastante recientes. Fueron incubados en la mente de intelectuales, artistas, científicos, políticos, educadores y anunciantes. Se hicieron reales cambiando las creencias y los valores de la gente, y alterando las leyes e instituciones que nos gobiernan.

Pero todas estas cosas podrían ser cambiadas. A la gente se le podría enseñar a valorar la vida familiar por encima del egoísmo, el hedonismo y el sensualismo; El feminismo podría ser desalentado. El acceso al control de la natalidad y al aborto podría ser restringido. Las leyes podrían ser cambiadas para hacer accesible la formación familiar. La separación racial, la restricción de la inmigración y el nacionalismo económico podrían convertirse nuevamente en políticas vigentes. El mestizaje podría ser proscripto.

Pero para establecer la tesis blanca del genocidio, debemos demostrar que la extinción blanca es el resultado deseado de las políticas que como nacionalsocialistas, nos oponemos. Las tres primeras causas de la extinción blanca son simplemente productos de la búsqueda de la libertad individual. Las dos últimas son productos de la libertad individual y del igualitarismo racial. Entonces, ¿no es posible que la extinción blanca sea sólo la consecuencia involuntaria del individualismo y el igualitarismo racial?

Por supuesto que es posible, y en muchos casos, es cierto. La mayoría de las personas que abogan por el individualismo y el igualitarismo racial simplemente ignoran que estos valores están promoviendo la extinción en curso de la raza blanca. Nuestro trabajo es informarles.

Pero cuando estas personas son informadas, sus reacciones caen en varias categorías. Algunos simplemente se niegan a aceptar que el genocidio blanco está teniendo lugar. De los que aceptan que el genocidio blanco está sucediendo, algunos desean detenerlo y otros no. De este último, algunos simplemente no se preocupan, y otros realmente se comprometen en la acción.

Hay, sin embargo, una diferencia entre las personas que podrían apoyar las políticas de promoción del genocidio blanco y las que conciben y ejecutan esas políticas con plena conciencia de sus consecuencias. ¿Qué evidencia hay de que tales personas existen?

Primero, la carga de la prueba necesita ser cambiada. ¿Es realmente creíble que los líderes de decenas de naciones blancas hayan adoptado políticas similares que atentan contra la supervivencia a largo plazo de sus propios pueblos, sin que ninguno de ellos tuviera conciencia de o que estaba haciendo? Si bien hay una mayoría de operadores políticos que sólo piensan en las próximas elecciones y en sus ambiciones personales, también existe una elite que se destaca por pensar y planificar muy profundamente. Tanto las agencias de inteligencia del gobierno como los think tanks privados están en el negocio de generar predicciones a largo plazo basadas en las tendencias actuales y planificar en consecuencia. Por lo tanto, no es creíble que los gobernantes de las naciones blancas no sean conscientes de la extinción que se avecina sobre sus pueblos. O bien no les importa, o quieren que suceda.


En segundo lugar, ya no es controvertido que los judíos estén sobrerrepresentados masivamente entre las élites occidentales en la política, los medios de comunicación, los negocios, el mundo académico y las profesiones. Los judíos son, además, uno de los principales promotores de las tendencias conducentes al genocidio blanco, por ejemplo: la inmigración no blanca, la integración racial, el mestizaje, el feminismo y la liberación sexual. Por supuesto, cualquier intento de culpar a los judíos por el genocidio blanco puede ser la mejor forma de ponerse en el bando proscripto del antisemitismo. Desde un punto de vista práctico, sin embargo, es más importante -y menos controvertido- señalar que la comunidad judía organizada es el eje de la oposición a los intentos, de rectificar estos problemas en el futuro. La forma en que llegamos aquí es en última instancia menos importante que la forma en que podemos salvarnos a nosotros mismos. Y los judíos están bloqueando la salida.

Ahora, ¿es realmente aceptable creer que los líderes de la comunidad judía "no saben lo que hacen"? Los judíos, después de todo, son las personas más conscientes de las condiciones que promueven o previenen el genocidio. Así, los judíos apoyan la existencia de un Estado judío, Israel, como refugio del genocidio. Sin embargo, se oponen a cualquier intento de preservar las tierras ancestrales para los pueblos blancos. Israel es para los judíos, pero Polonia, Suecia, Alemania, Francia y así sucesivamente son para todos. Los judíos ven el matrimonio mixto como una amenaza para la supervivencia judía, pero promueven el mestizaje para otros grupos y se oponen a cualquiera que lo prohíba. Los judíos reconocen que un fuerte sentido de identidad judía, incluyendo el orgullo en su historia y logros, es necesario para la supervivencia judía, pero promueven el multiculturalismo y la culpa blanca para el resto de nosotros.

Ahora, no todos los judíos promueven ideas destructivas meramente para los goyim mientras que se eximen a sí mismos. Los judíos pueden promover el matrimonio mixto para otros, pero lo practican también en tasas más altas que otros grupos. Los judíos promueven el feminismo a otros, pero las víctimas primarias del feminismo judío son los hombres judíos que se casan con estos engendros. Los judíos promueven un ethos de egoísmo, individualismo y materialismo hacia los demás. Pero lo practican también y los judíos seculares suelen tener tasas de reproducción muy bajas.

En resumen, muchos judíos no solo predican el nihilismo, sino que lo practican también. Desafortunadamente, debido a que los judíos son tan influyentes, tienen el poder de arrastrarnos a su paso. Son la vanguardia del nihilismo. No son hipócritas, predicando el nihilismo para ti, pero no para mí. Pero eso los hace aún más malignos, porque la hipocresía es el tributo que el vicio paga a la virtud.


Pero mientras algunos judíos nos están llevando a la extinción, otros nos están empujando desde atrás, pero no tienen intención de compartir nuestro destino. Estos son los judíos que elogian el multiculturalismo, las fronteras abiertas y el mestizaje para nosotros, pero no las aplican para sí mismos, porque saben que tales políticas conducirían a su extinción.

No sólo son "inconsistentes" con respecto a los principios. Están siendo perfectamente coherentes con su verdadero principio de interés colectivo. No sostienen "doble rasero", porque su único estándar es el interés colectivo. Ellos buscan beneficiarse de nuestra destrucción como pueblo, y no sólo promueven nuestro declive, sino que activamente suprimen nuestra resistencia a él.

Aparte de los judíos que están activamente empujando y tirando de nosotros hacia nuestra destrucción, seguramente hay algunos que no están haciendo ninguno de las dos cosas. Algunos simplemente carecen del poder de hacernos daño, incluso si lo desean. Otros ignoran completamente lo que sus líderes están haciendo. Pero una categoría se destaca por su ausencia: la de los judíos justos, es decir, judíos que saben que el genocidio blanco está ocurriendo, que entienden el papel de su gente en ella y que han advertido a los blancos y han trabajado para detenerlo. Ese silencio relativo es en realidad más condenatorio que el estruendo de odio anti-blanco que emana de la comunidad judía.

En resumen, sabemos que el genocidio blanco está ocurriendo, porque los judíos en lugares altos, con el poder de promover o prevenir el genocidio blanco, no pueden ignorar lo que está sucediendo, pero no hacen nada para detenerlo y hacen  todo para impedir que lo detengamos.

La tercera y más convincente pieza de evidencia para el genocidio blanco son las personas que realmente dicen que lo apoyan. Existen muchas personas que dicen claramente que los blancos deben ser exterminados como el Dr. Kamau Kambon, profesor de Estudios Negros y propietario de Blacknificent Books, quien declaró: "Tenemos que exterminar a los blancos de la faz del planeta".

Los defensores más sutiles del genocidio blanco, como Noel Ignatieff, un profesor judío de Harvard y el editor de la revista “Race Traitor” (subtitulada “Traición a la blancura es Lealtad a la Humanidad”), hablan de "deconstruir" el "concepto" de blancura, Juego inofensivo del lenguaje hasta que nos damos cuenta que lo que están diciendo es que la raza apenas es una construcción social

Pero los defensores más comunes del genocidio blanco simplemente promueven la mezcla de razas como una solución al racismo. Tácitamente están de acuerdo con los nacionalistas blancos de que la diversidad racial dentro del mismo sistema conduce a la lucha, por lo que para eliminar la lucha, promueven el mestizaje para crear una raza heterosexual homogénea. El defensor más influyente de la mestización, fue el pionero de la unidad europea, el conde Richard Coudenhove-Kalergi, que era él mismo de raza mixta (su padre era blanco, su madre era japonesa). En su libro “Practical Idealism”, declaró:
“El hombre del futuro será de raza mixta. Las razas y clases actuales desaparecerán gradualmente debido a la desaparición del espacio, el tiempo y los prejuicios. La raza euro-asiático-negroide del futuro, similar en su aspecto a los egipcios antiguos, reemplazará la diversidad de pueblos con una diversidad de individuos”.
Curiosamente, Coudenhove-Kalergi no imaginó la desaparición del pueblo judío, sino que esperaba que ellos fueran la élite gobernante de un mundo mestizo, si bien él mismo no era judío

¿Por qué es importante establecer que estamos en las puertas de un genocidio para nuestra raza? Es fácil entender por qué la gente puede alejarse de tal verdad, ya que implica la existencia de un mal de tal entidad, que busca la aniquilación de pueblos enteros. Es difícil aceptar que tal mal existe.

Pero si queremos salvarnos a nosotros y a nuestra gente, tenemos que entender las fuerzas que se alinean contra nosotros. Tenemos que saber que nuestros intentos de elevar la conciencia de las personas y ganar su lealtad seguramente se enfrentarán no sólo a la ignorancia y la indiferencia, sino a la malicia más profunda. Eventualmente haremos todos los amigos que podamos hacer, persuadiremos a todas las personas que podamos persuadir, y sólo quedarán enemigos, enemigos que no pueden ser convertidos sino que  simplemente deberán ser derrotados.


0 comentarios :

Publicar un comentario