-----------------------------f- 12 DE SEPTIEMBRE - 1885 - NACE HEINRICH HOFFMANN, FOTÓGRAFO PERSONAL DE ADOLF HITLER. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

lunes, 11 de septiembre de 2017

12 DE SEPTIEMBRE - 1885 - NACE HEINRICH HOFFMANN, FOTÓGRAFO PERSONAL DE ADOLF HITLER.



La fecha de hoy es 12 de septiembre: Este día en 1885 nació Heinrich Hoffmann, militante nacionalsocialista y fotógrafo privado de Hitler.

Heinrich Hoffmann (1885 – 1957) fue el fotógrafo privado de Adolf Hitler  y su amigo personal. De acuerdo a ello era el único que tenía autorización para tomar fotografías oficiales del Führer y mantener archivos, los cuales después de la guerra fueron confiscados por los aliados. El archivo de Hoffmann tenía un acervo de más de un millón de imágenes.

Heinrich Hoffmann nació en la ciudad alemana de Fürth, Franconia Media, el 12 de septiembre de 1885. Tenía, como Hitler, sueños de convertirse en un artista plástico, y llegó a trabajar con su padre en su estudio. En 1908 viajó a Münich, donde trabajó con Emil Otto Hoppé , un reconocido fotógrafo retratista que hizo retratos de, entre otros de Rudyard Kipling, George Bernard Shaw y Benito Mussolini.

Hoffmann se casó en 1911 con Teresa "Lelly" Baumann que más tarde se convertirá en una fanática defensora de Hitler. Su hija, Henriette, se casó con el líder de las Juventudes Hitlerianas Baldur von Schirach .

Realizó multitud de fotos para la prensa, retratos y postales. Cuando la Primera Guerra Mundial estalló,  tomó la famosa foto de Odeonsplatz en Munich en el momento en que el público entusiasta se entera de que la guerra se había iniciado. Uno de los enfervorizados concurrentes en la multitud resultó el joven Adolf Hitler con veinticinco años.

Después de la guerra se dedicó a tomar imágenes de la revolución comunista en Münich. Se había convertido en políticamente consciente y después de ver la revolución bolchevique a corta distancia, se hizo nacionalista. En primer lugar se afilió en 1919 a un grupo paramilitar monárquico conservador y anti-bolchevique llamado “Einwohnerwehr”. Durante el mismo período, publicó un folleto gráfico con las fotos de su autoría, sobre la revolución sovietista de Baviera.. En esa época, se puso en contacto con Dietrich Eckart, quien fue editor del "Volkischer Beobachter" y mentor de Hitler. En abril de 1920 Hoffmann abandona el conservadurismo y se une al NSDAP, siendo por tanto un afiliado de la primera hora.

Fue por el trabajo foto periodístico que realizó para Eckart que Hoffmann comenzó a fotografiar el movimiento nacionalsocialista. Pronto, tomó fotografías de los líderes NS y más tarde del propio Hitler. El primer retrato que hizo de Hitler fue cuando se encontraba  en la prisión de Landsberg después del fallido Putsch de 1923.


Hoffmann tenía el monopolio de las fotografías oficiales de Hitler. Este monopolio le fue conferido por una razón de orden práctico. Los diarios judíos y sus fotógrafos también judíos tomaban fotos de Adolf Hitler en posiciones y gestos bizarros, expresamente buscados para ridiculizar su imagen. Ante esto el Führer prohibió el uso de su imagen sin su consentimiento expreso. Desde ese momento Hoffmann fue el único que podía tomarle fotos para ser publicadas. Las mismas fueron utilizadas en innumerables sellos, postales, carteles y libros ilustrados.


Adolf Hitler y Heinrich Hoffmann eran también amigos personales guardándose un profundo respeto mutuo. Quiso el destino que fueran Hoffmann y su segunda esposa Erna (su primera esposa había muerto repentinamente) quienes presentaron a Adolf Hitler una joven asistente del estudio fotográfico, llamada Eva Braun, quien luego sería Eva Hitler. Corría en ese entonces el año 1929.

El fotógrafo seguía al Führer con su cámara al lugar que fuera. Publicó un alto número de libros ilustrados, tales como “Hitler in Italien”, “Hitler befreit Sudetenland” o “Hitler in seiner Heimat”. Su trabajo como fotógrafo excedía el obtener imágenes de Hitler y por tanto plasmó en sus negativos muchos momentos históricos de la Alemania Nacionalsocialista de antes de la toma del poder y de después de la misma. Hoffmann era un hombre políticamente muy activo. En 1929, representó al NSDAP en el ayuntamiento de Münich y en 1933 fue elegido en el parlamento. 1938 Hitler lo nombró profesor.



El más conocido  trabajo de Heinrich Hoffmann es uno que los medios de “persuaSión”  utilizan hoy en día para demonizar a Hitler. Se trata de una serie de imágenes del Führer donde aparece sobre fondo negro con gestos y mirada de loco. Estas fotos fueron tomadas en 1925 por Heinrich Hoffmann en un contexto privado y nunca se tuvo la intención de que llegaran al público. Durante el rodaje Hitler realizó "posturas" muy bien definidas, pero algunas de las imágenes fueron tomadas en un contexto de lúdica camaradería. El objetivo era que Hitler quería ver su aspecto haciendo gestos inusuales. Hitler prohibió que las imágenes se publicaran porque estaban “por debajo de su dignidad”. Roger Moorhouse, un historiador que ha escrito el prólogo de las memorias de Heinrich Hoffmann, corrobora el contexto en que estas fotos fueron tomadas y que nunca hubo intención de que fueran publicadas.

Heinrich Hoffmann durante su proceso de "desnazificación".
En sus últimos años.
Después de la guerra, Heinrich Hoffmann fue detenido por los estadounidenses y condenado por "especulación" a cuatro años de prisión (después de Hoffmann recurriera una sentencia previa que lo condenaba a diez años). Debió soportar el proceso de "desnazificación" democrático y todos sus activos con un valor de seis millones de marcos alemanes y de gran significación histórica, fueron confiscados por los norteamericanos. Las fotografías de Hoffmann aparecen hoy como  "propiedad" de Estados Unidos y en muchos casos con derechos a favor de Getty Imágenes.

Heinrich Hoffmann una vez liberado se atrevió a escribir el que sería uno de los primeros libros de post guerra a favor del Führer: "Yo fui amigo de Hitler". Este libro no solo trata de Hitler en su vida como estadista o político, sino que muestra un profundo y detallado lado humano de un hombre que en ese momento era descripto como el paradigma del mal. Por ello la obra de Hoffmann es no solo un testimonio histórico valioso, sino una muestra de gran coraje y lealtad a quien fuera su amigo.


Heinrich Hoffmann, murió en 1957, a la edad de 75 años, en Münich, la localidad donde residió durante tantos años y donde está enterrado.
Quien esto escribe guarda una simpatía muy particular por Heinrich Hoffmann. Cuando tenía seis años de edad mis padres me regalaron mi primer libro: “Las minas del Rey Salomón” de H. Rider Haggard. Una vez que hube terminado de leerla, mi padre se acercó con un libro y me dijo: “Ahora vas a leer una historia de la vida real”. El nombre de este libro era “Yo fui amigo de Hitler”, escrito por Heinrich Hoffman. Leyéndolo junto a mi padre, haciéndole preguntas sobre todo lo que no comprendía, en medio de largas conversaciones entre padre e hijo, se produjo mi primer contacto con la cosmovisión más grande de la historia humana: el Nacionalsocialismo. Aún guardo este libro como mi más preciado tesoro.

¡Feliz cumpleaños Heinrich Hoffmann!

Puedes descargar el libro autobiográfico de H. Hoffmann "Yo fui amigo de Hitler" AQUÍ.


1 comentario :