-----------------------------f- 11 DE SEPTIEMBRE - 1941 - CHARLES LINDBERGH PRONUNCIA UN DISCURSO DONDE SEÑALA A LOS JUDÍOS COMO INSTIGADORES DE LA GUERRA. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

domingo, 10 de septiembre de 2017

11 DE SEPTIEMBRE - 1941 - CHARLES LINDBERGH PRONUNCIA UN DISCURSO DONDE SEÑALA A LOS JUDÍOS COMO INSTIGADORES DE LA GUERRA.

SI NO PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO POR LA CENSURA EN YOUTUBE

La fecha de hoy 11 de septiembre.  Este día 1941, el gigante de la aviación Charles Lindbergh celebra su famoso discurso por la paz en Des Moines. En el mismo acusa a los judíos de ser responsables en la intervención de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

En 1902 nació el famoso aviador de origen sueco y nacionalidad norteamericana Charles Lindbergh. Sería conocido como el primero en cruzar el Atlántico en avión sin realizar escalas. También se hará famoso por pronunciar un discurso donde desenmascaró a los verdaderos culpables de la Segunda Guerra Mundial. El juicio de los medios de persuasión (comunicación) fue duro: Lindbergh se transformó de héroe en paria en tan sólo una noche.

La imagen oficial de Lindbergh (1902-1974) se dice que es doble. Por un lado, entró en  la historia como el aviador pionero, que en unas treinta horas en solitario y sin realizar cruzó el Atlántico en un avión que él mismo había construido. Por otra parte, ya estaba marcado durante su vida como "antisemita" por  judíos muy influyentes.

El presidente Roosevelt se caracterizó por tener un odio personal contra Lindbergh por su resistencia a la guerra. Cuando Roosevelt sospechó que iba a morir dijo:
"Si tuviera que morir mañana, quisiera que lo supieras: estoy absolutamente convencido de que Lindbergh es un nazi".
 Aún antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, Charles Lindbergh se había mostrado fuertemente partidario del Adolf Hitler y de la Nueva Alemania. También realizó declaraciones a favor de políticas eugenésicas en Estados Unidos. Al recibir la Cruz de Oro de Alemania y luego negarse a devolverla, el aviador selló su destino en cuanto a ser calificado como "nazi" y "antisemita".
Hermann Göring, le otorga a Charles Lindbergh  en nombre de Adolf Hitler la Cruz de Oro de Alemania. Pocos días después hubo presiones para que devolviera la condecoración, a lo que se negó rotundamente. 

Carles Lindbergh quería mantener a Estados Unidos fuera de una guerra, que temía conduciría al suicidio de la raza blanca y el colapso final de Europa antes de la Unión Soviética. En unos cuantos años agitados, Lindbergh habló en innumerables sesiones de masas organizadas por “American First Comittee”. Él era la primera figura principal de la organización y extremadamente popular.

El 11 de septiembre de 1941 en Des Moines, frente a ocho mil oyentes anti belicistas, Lindbergh celebró el discurso que finalmente lo llevaría a ser prohibido y estigmatizado por el poder judío, con el presidente Roosevelt a la cabeza.
"Estos señores de la guerra son sólo una minoría de nuestro pueblo, pero ejercen una enorme influencia... Contra la determinación del pueblo estadounidense de permanecer fuera de la guerra, han movilizado toda su maquinaria de propaganda, su dinero y su influencia política".
El peligro judío fue descrito por Lindbergh de la siguiente manera:
"El gran peligro que corre este país radica en su gran propiedad e influencia en nuestras películas, prensa, radio y gobierno".
Lindbergh dijo en su discurso que habían utilizado esta influencia para marcar sus deseos de llevar a Estados Unidos a la guerra:
L"as palabras «colonias femeninas», «traición», «nazi», «antisemita» fueron lanzadas contra todo aquel que se atreve a insinuar que los intereses de Estados Unidos dictan que no debe entrar en la guerra".
Lindbergh sostuvo un discurso moderado durante todo el siglo XX, indicando que él entendió el interés de los judíos y de los británicos en influir en Norteamérica para que ingresara en la guerra y que respeta a ambos pueblos. Aún así no pudo quitarse el calificativo de “pro nazi” y antisemita.

Señaló tres grupos principales como señores de la guerra; los británicos, el gobierno de Roosevelt y los judíos estadounidenses.

Su esposa, Anne Lindbergh, escribió en su diario sobre el discurso y sobre sus preocupaciones por las reacciones que vendrían:
“Lo hace de verdad, moderadamente y sin amargura ni agresividad, pero odio que esté tocando a los judíos. Porque temo la reacción contra él. Nadie más menciona esto [...] Charles debe, como de costumbre, soportar la carga de ser honesto y abierto. Lo que dice en público no es intolerante o incitante o amargo, y eso es sólo lo que dijo en privado, mientras que otros son más discretos y cautelosos hablando mal privadamente pero no siendo honestos en público.  No quieren pagar el precio”.
El 15 de septiembre, Anne Lindbergh escribió:
“La tormenta comienza a soplar fuerte. “American First” está en rebelión ... Él [Lindbergh] es condenado por todas partes ... Los judíos piden que se disculpe... sospecho que este es el comienzo de una lucha y una posterior soledad y aislamiento, como nunca nos hemos sentido antes”.
Apenas una semana después del discurso en Des Moines, Anne, que había sido idolatrada anteriormente como esposa de Charles Lindbergh, describió cómo la gente, incitada por los medios de comunicación los agredía e insultaba:
“¿Podré negociar en Nueva York en este momento? Siempre desperté emociones, pero ahora veo ojos de odio”.
A pesar de ser ensuciado sistemáticamente, de las demandas disculpas, de la abolición de sus posiciones en la fuerza aérea y de cerrársele la oportunidad de conseguir algún empleo en la industria de la aviación, Charles Lindbergh nunca dio marcha atrás en su posición. Después de Pearl Harbor, Lindbergh, como  patriota estadounidense, no siguió con su demanda de abstencionismo ni se opuso a la declaración de guerra una vez que esto hubo sucedido.


0 comentarios :

Publicar un comentario