-----------------------------f- UNA NUEVA HIPÓTESIS HISTÓRICA SOBRE EL ÉXODO DEL PUEBLO JUDÍO. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

jueves, 31 de agosto de 2017

UNA NUEVA HIPÓTESIS HISTÓRICA SOBRE EL ÉXODO DEL PUEBLO JUDÍO.


Por primera vez un investigador egipcio independiente está profundizando en la historia del antiguo Egipto e Israel. El Dr. Ashraf Ezzat se ha embarcado en su rara búsqueda con preguntas desalentadoras y crecientes dudas sobre la veracidad histórica del éxodo israelita. Así lo podemos apreciar en su libro: "Egipto no conoció faraones ni israelitas".

Que nos encontremos ante una mentira más en este libro sagrado del pueblo judío, no nos puede extrañar, ya que por algo se les llama “maestros de la mentira”.

Según el Dr. Ashraff Ezzat, Egipto no conoció la existencia de faraones. Esto que puede parecer sorprendente, está apoyado por una comunidad seria de eruditos y sus descubrimientos sorprendentes, revelarán uno de los mayores actos de engaño en la historia, responsable de fabricar el mito de los faraones egipcios. Y de esta manera, toda la historia de Egipto que ha sido gobernada por los llamados faraones no es más que un mito puro y un engaño flagrante. El antiguo Egipto estaba gobernado por reyes y reinas, no por los faraones. El rey de Egipto tenía cinco títulos, ninguno de ellos era faraón ni sonaba nada cerca de él.

Por supuesto, si Egipto no conocía a ningún faraón, no hace falta decir que Egipto nunca conoció a Moisés tampoco. Y si Moisés nunca puso los pies en Egipto, entonces el mapa del Éxodo a la “Tierra Prometida” tiene que ser rediseñado.


Para el investigador la tan famosa “Tierra Prometida”  de los israelitas no está en Palestina donde el moderno Israel ha sido establecido hace casi seis décadas.

Pero el Dr. Ezzat no queda aquí en su investigación. También afirma que  ni Abraham ni José alguna vez pusieron los pies en Egipto o ni siquiera soñaron con él.

Por el contrario, señala que las raíces del judaísmo son claramente árabes y que tanto Abraham, como José o Moisés provienen de ese linaje. Apoyado en sólidos argumentos históricos,  defiende la tesis de que Egipto nunca fue testigo de ninguna de las historias de los patriarcas judíos y que la tierra del valle del Nilo no conocía a los faraones ni a ningún israelita.

De acuerdo por tanto a este historiador, Egipto nunca fue la tierra del éxodo de los israelitas ni es Palestina su tierra prometida. Todo se trata de una mentira muy bien urdida.

Más información AQUÍ.


0 comentarios :

Publicar un comentario