-----------------------------f- 24 DE AGOSTO - 410 - LOS GODOS SAQUEAN ROMA. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

miércoles, 23 de agosto de 2017

24 DE AGOSTO - 410 - LOS GODOS SAQUEAN ROMA.



La fecha de hoy es 24 de agosto. Este día en el año 410  los visigodos de Alarico, ocupan la ciudad de Roma. Este evento marca el principio del fin para el Imperio Romano de Occidente.

Después de la batalla de Adrianópolis los victoriosos visigodos firmaron un acuerdo con el nuevo emperador romano Teodosio I. El acuerdo les dio un lugar de asentamiento en Dacia y Tracia, la actual Rumanía y Bulgaria. Según el acuerdo tenía autonomía pero era formalmente parte del Imperio Romano de Oriente. También se obligaron a servir  como soldados en el ejército romano de Oriente. Cuando el emperador Romano de Occidente Valentiniano II murió en el año 392 estalló una guerra sobre quién lo sucedería. El emperador romano de Oriente recurrió a sus aliados góticos, que pusieron 20.000 soldados al mando de Alarico a disposición del emperador.

Con ellos el ejército romano de oriente contaba con unos 40 000 soldados, igualando las fuerzas de emperador romano de Occidente Eugenio y su general franco Arbogasto. En 394 se enfrentaron los dos ejércitos del río Frigidus (río Vipava en la actual Eslovenia). El emperador romano de oriente dejó que los godos ocuparan la  vanguardia, donde sabía que sufrirían las mayores pérdidas. La batalla se ganó en gran parte gracias a los soldados de Alarico. Las bajas de los mismos, sin embargo, fue enorme, más de 10.000 muertos y heridos. Teodosio I fue capaz luego de esa batalla llamarse a sí mismo emperador del Imperio Romano unificado nuevamente. Su período de regencia fue corto, murió sólo un año más tarde. Teodosio I fue el último emperador que gobernó el Imperio Romano completo.

Flavio Estilicón.

Después de la muerte del emperador, Honorio quedó como emperador romano de occidente y Arcadio de oriente. Un militar germánico muy competente al servicio romano, Estilicen, sin embargo, era el verdadero gobernante detrás de estos  emperadores débiles. Alarico en ese momento dejó su puesto en el ejército romano, para ser investido como rey de los visigodos... Alarico decidió conducir a su pueblo a Grecia. Debido a las luchas internas en el Imperio Romano pudo llevar la guerra a Grecia sin mayores inconvenientes. Alarico tomó muchas ciudades griegas, incluyendo Atenas y Esparta. El episodio en Grecia acabó cuando los romanos dieron el gobierno a Alarico sobre parte de Grecia. Esto dio a los godos un respiro muy necesario y ahora podrían usar el tesoro romano para equipar a su ejército.

Poco después del año 400 Alarico condujo todo su pueblo a Italia. Debido al gran número de civiles en el ejército, éste se movía lentamente. Después de que Alarico fue derrotado por Estilicón, debieron retirarse nuevamente hacia Grecia.

Estilicón, sin embargo, fue víctima de la intriga romana y asesinado por orden del emperador Honorio en el 408. Después de esto, los romanos no tenían líderes militares poderosos que pudieran defender con eficacia el reino. Cuando Estilicón fue asesinado por los romanos, también se realizó un genocidio de  alemanes en Italia. Asesinaron a las familias de los soldados germanos, lo  que llevó a que 30.000 soldados germanos que habían estado antes en el servicio romano huyeran con Alarico y exigieran venganza.

Dos emisarios romanos fueron enviados a negociar con Alarico. Éste dijo que quería todos los tesoros romanos y la liberación de los esclavos. Ante esto los emisarios romanos preguntaron 'qué dejaba entonces para Roma', a lo que el rey visigodo respondió: “la vida”.

Alarico invadió Italia. Después de una expedición rápida sitió Roma en septiembre de 408. Cuando el suministro de alimentos se bloqueó los romanos tuvieron que negociar la paz y pagaron una suma enorme en oro, plata y materias primas. También se vieron obligados a liberar a 40.000 esclavos godos y le concedieron a Alarico una gran extensión de tierra en la península itálica.

El emperador romano Honorio no tenía intención de mantener su acuerdo con Alarico, y tan pronto como los godos se retiraron de Roma rompió el mismo. Una vez más Alarico condujo a su ejército contra Roma, sitió  la ciudad y se abrieron nuevas negociaciones. El Senado romano cedió y bajo presión de Alarico nombró gobernador de la ciudad al senador Atalo, un títere del rey godo. Los godos marcharon entonces contra Rávena, donde Honorio tenía su sede de gobierno. El emperador solicitó refuerzos al Imperio Romano de Oriente, mientras que el gobernador romano en África suspendió todas las entregas de alimentos a Italia. Alarico se vio obligado a cancelar la campaña contra Honorio para restaurar las entregas de alimentos.

Átalo no resultó ser de mucha ayuda para Alarico y por tanto este lo removió de su cargo en el 409. Intentó negociaciones con Honorio. Su objetivo era obtener territorios itálicos donde asentar a los visigodos, pero Honorio no aceptó los términos. Alarico  marchó sobre  Roma, por tanto, una tercera vez. En esta oportunidad estaba determinado a tomar la ciudad y saquearla.

El 24 de agosto del 410 los godos entraron en Roma. Una versión dice que esclavos, probablemente alemanes abrieron una de las puertas desde el interior, pero los godos pueden haber logrado también ingresar por sí mismos. El saqueo duró tres días. Las iglesias y las personas que se habían refugiado en ellas se salvaron, aunque se quemaron algunos otros edificios, incluyendo la Basílica Emilia. El daño a la ciudad fue limitado. Miles de romanos fueron capturados, incluyendo la hermana del emperador Honorio Galla Placidia quien más tarde se casaría  con el hermano de Alarico, Ataulfo (pero eso es otra historia).

El curso del imperio: Destrucción, de Thomas Cole (1836).

Después del saqueo de Roma, Alarico marchó a Calabria en el sur de Italia con su ejército. Tenía la intención de invadir y tomar el control de la provincia romana de África, ya que era la responsable de la producción de cereales, que era crucial para el control de Italia. Sin embargo la invasión de África fracasó porque la flota goda naufrago en una gran parte a causa de una fuerte tormenta. Poco después Alarico sufría un ataque de fiebre y en el mismo año 410, moría.

El funeral del Rey Alarico.

La leyenda cuenta que los godos desviaron un río de Calabria y en su lecho seco cavaron una tumba donde enterraron a su rey  junto a inmensos tesoros obtenidos con el saqueo de Roma. Luego volvieron el río a su cauce normal, con lo que la tumba quedó a salvo de profanaciones. La tumba de Alarico aún no ha podido ser encontrada, si bien muchos la han buscado.



0 comentarios :

Publicar un comentario