-----------------------------f- UNA PEQUEÑA LISTA DE PERSONAJES CONVENIENTEMENTE MUERTOS. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

viernes, 14 de julio de 2017

UNA PEQUEÑA LISTA DE PERSONAJES CONVENIENTEMENTE MUERTOS.



A continuación presentamos una lista de antiguos burócratas y personal de Campos de internación, que después de la guerra murieron de una manera que podría calificarse de "conveniente" para los defensores y propagadores de la narración del Holocausto oficialmente sancionada. Todos ellos son individuos que deben haber tenido conocimiento de la verdad sobre la "Solución Final" y las presuntas cámaras de gas. Se sabe también que algunos de ellos han negado la existencia de tales instalaciones de matanza.

La mayoría de las personas enumeradas se suicidaron, muchas de ellas bajo circunstancias misteriosas. Este artículo no sugiere que todos fueron asesinados. Algunos de ellos ciertamente han terminado sus propias vidas, por alguna razón u otra. En cualquier caso, sus muertes sin duda resultaron convenientes para ciertas personas. Sin embargo no estaría de más que se investigara más a fondo algunas de estas muertes. Por ejemplo, hemos publicado un informe especial sobre el caso Himmler.

Heinrich Himmler (1900) era el jefe de la SS y por lo tanto el más alto responsable de la "solución final al problema judío", según los historiadores ortodoxos, para los cuales que supuestamente significaba la exterminación física de los judíos europeos. Después de vagar por el área de Flensburg con documentos falsos, Himmler fue arrestado por las tropas británicas el 22 de mayo de 1945. Según la narración oficial, Himmler se suicidó el 23 de mayo mordiendo una cápsula de cianuro que de alguna manera logró mantener escondida dentro de su boca para un día entero, a pesar de comer un emparedado y ser buscado por sus captores mientras tanto. Hoy la certeza de que Heinrich Himmler fue asesinado previas torturas, es casi completa.

Richard Baer (1911) fue comandante de Auschwitz I desde el 11 de mayo de 1944 y de Auschwitz II (Birkenau) desde finales de 1944 hasta la evacuación del campamento en enero de 1945. Después de la guerra vivió cerca de Hamburgo bajo el nombre supuesto Carl Neumann, trabajando como guardia forestal. Fue arrestado el 21 de diciembre de 1960, y pronto se convirtió en el principal procesado en el juicio de Frankfurt - Auschwitz, entonces en preparación. Sin embargo, Baer nunca declaró ante el tribunal, ya que murió en su celda en junio de 1963. La causa de la muerte es dada por los historiadores como "causas naturales" o "dolencias circulatorias", pero la autopsia no descartó "la ingestión de un venero Inodoro, no corrosivo", (véase W. Stäglich, Auschwitz: Un juez mira la evidencia, pp. 233-5). Según un breve artículo en el periódico francés de derecha “Rivarol” Baer había negado cualquier conocimiento de las cámaras de gas homicidas durante sus interrogatorios previos al juicio.

Josef Kramer (1906) fue el comandante de Birkenau de mayo a diciembre de 1944. En una larga declaración hecha por Kramer a sus captores británicos el 22 de mayo de 1945, negó explícitamente la existencia de cámaras de gas en Birkenau. Kramer fue detenido por tropas británicas al liberar el campo de concentración siendo sometido a juicio por crímenes contra la humanidad en Tribunal Militar británico en Luneburg en el llamado "Juicio de Bergen-Belsen", condenado a muerte y ejecutado en la horca por los británicos en Hamelín, el 13 de diciembre de 1945 junto a Irma Grese y otros del personal de Belsen, el verdugo fue el famoso Albert Pierrepoint.

Friedrich Hartjenstein (1905) estuvo con Kramer a cargo de Birkenau desde finales de noviembre de 1943 hasta principios de mayo de 1944.Fue detenido por los británicos y condenado a prisión perpetua el 6 de junio de 1946 en Wuppertal por la ejecución de cuatro miembros de la Resistencia francesa . Hartjenstein fue entonces juzgado por los británicos por colgar un prisionero de guerra de la Fuerza Aérea Real. Fue condenado a muerte por fusilamiento. Luego fue extraditado a Francia donde fue juzgado por sus crímenes en Natzweiler y condenado a muerte. Ninguna de las sentencias estaba relacionada con su actividad en Birkenau. Presuntamente murió de un ataque al corazón en su celda de prisión de París el 20 de octubre de 1954.

Odilo Globocnik (nacido en 1904) fue un General de las SS y de la Policía del Distrito de Lublin del Gobierno General y responsable de la construcción de los presuntos "campos puros de exterminio" de Belzec, Sobibor y Treblinka. Según la mayoría de los relatos, Globocnik se envenenó con una cápsula de cianuro justo después de ser capturado por las tropas británicas en Austria el 31 de mayo de 1945. Otras fuentes afirman que fue asesinado por partidarios o "vengadores" judíos en mayo o junio de 1945.

Hermann Höfle (1911) Fue un SS Sturmbannführer (Mayor) delegado del General SS Odilo Globocnik en el programa de la Operación Reinhard. Se le acusó de ser el responsable de las deportaciones de judíos a los campos de Aktion Reinhardt. Después de la guerra fue internado por las fuerzas británicas, pero pronto fue puesto en libertad. Por un tiempo colaboró con la Organización Gehlen. Se suicidó presuntamente en una celda de prisión en Viena el 20 de agosto de 1962, justo antes de que comenzara su juicio.

Irmfried Eberl (nacido en 1910), fue un psiquiatra austriaco y director médico de los institutos de eutanasia en Brandenburgo y Bernburg. Con posterioridad fue el primer comandante de Treblinka. 
Después de la guerra Eberl practicó como un médico en la ciudad austriaca de Blaubeuren. Fue detenido el 8 de enero de 1948 por las fuerzas de ocupación estadounidenses. 
Supuestamente se suicidó colgándose  en su celda de custodia el 16 de febrero de 1948.

Franz Paul Stangl (1908) sirvió como comandante de Sobibor de marzo a septiembre de 1942 y como comandante de Treblinka desde septiembre de 1942 hasta agosto de 1943. Después de la guerra fue brevemente internado, pero liberado y huyó a Siria. En 1951 él y su familia emigraron a Brasil, donde Stangl, viviendo bajo su propio nombre, trabajó en una fábrica de Volkswagen. Fue arrestado en 1967 y extraditado a Alemania Occidental, donde fue condenado a cadena perpetua en 1970. Mientras esperaba la apelación, se reunió y conversó con la periodista judía Gitta Sereny, quien más tarde publicó alegadas transcripciones de las conversaciones en su libro “Into that Darkness” 1974. El 28 de junio de 1971, al día siguiente de su última conversación, Stangl murió repentinamente, supuestamente por un ataque al corazón.

Gustav Franz Wagner (nacido en 1911) fue comandante adjunto en Sobibor. Después de la guerra Wagner emigró a Siria y más tarde a principios de los años 50 a Brasil, donde vivió bajo su propio nombre, trabajando como un campesino. Después de que Simon Wiesenthal iniciara una búsqueda de un hombre falsamente identificado como él, el verdadero Wagner se entregó voluntariamente a la policía especial de Brasil en São Paulo, el 30 de mayo de 1978. Según un artículo en el periódico Folha de São Paulo de 1978, Wagner había declarado a la policía: "Nunca vi ninguna cámara de gas en Sobibor". El 22 de junio de 1979, la Corte Suprema de Río desestimó todas las reclamaciones de extradición de Wagner. El 30 de octubre de 1980, Wagner supuestamente se suicidó apuñalándose a sí mismo en el baño de su casa rural. Las circunstancias del suicidio han sido consideradas sospechosas incluso por algunos escritores exterminacionistas. El ciudadano brasilero y ex-recluso de Sobibor, Stanislaw Szmajzner, quien "se enfrentó" a Wagner en el momento de su arresto, ha dicho que "cree" que Wagner fue de hecho asesinado por "vengadores" judíos (Die Zeit, 11 de octubre de 1991).

Kurt Bolender (B. 1912) era otro SS destinado en Sobibor. Cuando fue arrestado en 1961, inicialmente negó los asesinatos en el campamento. Después de la guerra, Bolender fue reconocido en 1961 mientras trabajaba bajo una falsa identidad como portero en un club nocturno en Alemania, y posteriormente acusado en 1965 de asesinar personalmente al menos a 360 presos judíos y ayudar en el asesinato de 86.000 más en Sobibór. Se suicidó en prisión dos meses antes del final del juicio. Se dice que se suicidó colgándose el 21 de octubre de 1966, justo antes de que se pronunciara su sentencia. Según la revista estadounidense “Time”, Bolender dejó una nota de suicidio declarando que era inocente.

Kurt Gerstein (nacido en 1905) fue ingeniero y técnico de higiene de las SS y estando en cautiverio aliado después de la guerra, afirmó haber visitado Belzec y allí ser testigo de un gaseo de judíos. Escribió una serie de "informes" sobre la supuesta visita, que luego se presentaron como "prueba indiscutible" de las cámaras de gas homicidas. El 25 de julio de 1945, poco después de que los franceses comenzaron a interrogarlo, Gerstein fue encontrado colgado en su celda. La viuda de Gerstein no fue informada de la muerte de su marido hasta junio de 1948 (véase la obra de Henri Roques, “Las Confesiones de Kurt Gerstein”).

Alexander Laak, ex comandante del campamento de Jägala en Estonia, donde supuestamente un gran número de judíos fueron masacrados, se suicidó colgando en su garaje en Winnipeg, Canadá. Varios de los subordinados de Laak habían sido condenados en ese momento a duras penas en un juicio soviético. Según un artículo de “Der Tagespiegel” del 8 de septiembre de 1960, Laak había declarado que las acusaciones soviéticas contra él eran "mentiras y propaganda comunista". En el libro de Michael Elkin “Forged in Fury” (1971) se afirma que un "vengador" llamado Arnie Berg viajó a Winnipeg para matar a Laak, y que Laak se ahorcó bajo la supervisión de Berg para evitar que este asesinara a su esposa.

Herbert Cukurs era letón y presuntamente participó en una masacre de 30.000 judíos en Riga. Después de la guerra Cukurs vivió en São Paulo, donde más tarde fue "reconocido" por dos judíos y se convirtió en un objetivo de hostigamiento extremo por parte de la comunidad judía local. En 1965, Cukurs fue engañado para ir a Uruguay, donde fue brutalmente asesinado con disparos de armas y golpes de martillo de perpetradores desconocidos. Sus restos desmembrados fueron luego enviados de vuelta a su familia en una caja. Según el diario “Folha de São Paulo”, Cukurs había insistido en su familia de que era inocente de las acusaciones.



0 comentarios :

Publicar un comentario