-----------------------------f- LOS EINSATZGRUPPEN Y EL HOLOCAUSTO. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

miércoles, 7 de junio de 2017

LOS EINSATZGRUPPEN Y EL HOLOCAUSTO.



Por Joseph Bishop

La historia del Holocausto, dentro del contexto más amplio de la Segunda Guerra Mundial, tiene la inusual y única facilidad de transformarse periódicamente, aunque siempre de una manera que sirve a los intereses colectivos judíos. Esto es importante porque el Holocausto es diferente a cualquier otro conflicto, guerra, acontecimiento o causa en la historia en que permanece profundamente arraigado en la conciencia pública. En un contexto occidental y muy ampliamente resumido, ha tomado las siguientes formas:

Poco después de 1945, la versión recibida fue que el Tercer Reich había asesinado a alrededor de once millones de personas, seis millones de judíos y unos cinco millones de polacos. Otros también fueron identificados como víctimas, pero éstas fueron las dos categorías de víctimas más importantes. Se dijo que estos once millones de personas fueron despachadas principalmente por gaseamientos masivos. Tales gaseamientos se produjeron, en todos los campos de concentración alemanes. Auschwitz - en realidad una constelación de campamentos, pero colectivamente percibido como uno grande - destacó como el sitio principal de estas acciones.

Un par de décadas después, la historia cambió un poco. La característica más destacada de la cámara de gas como principal arma de homicidio se mantuvo, pero ahora se limitaba a los campamentos "orientales" en lugar de los del oeste. Esto está relacionado en parte con el período de la Guerra Fría en el que los soviéticos y sus súbditos controlaban áreas en las que esos campamentos orientales -estando bajo control soviético y ocupación continuada- no estaban abiertos a inspección e investigación. Auschwitz - que estaba en Polonia - permaneció como el sitio principal y se había convertido en la pieza central de la leyenda del Holocausto en libros, películas, obras de teatro y conciencia popular.

A medida que pasaba el tiempo y con el aflojamiento de las restricciones de viaje y la rigidez comunista, los antiguos campos de concentración desarrollaron algunos adornos turísticos. La gente podía viajar a ellos - tanto al oeste como al este - , recorrer sus museos y ser guiados a través de sus instalaciones, tanto originales como en  maquetas construidas en la posguerra. Podían hacer preguntas y reflexionar sobre la importancia de su entorno. Una pequeña pero determinada subcategoría de visitantes conocida como "revisionista" también inspeccionó algunos de estos campamentos, en particular Auschwitz, e incluso tomó muestras forenses de las estructuras originales que supuestamente sirvieron como instalaciones de gaseado. El trabajo resultante publicado por Fred Leuchter, Germar Rudolf y otros, demostró que los residuos químicos analizados de estas instalaciones no eran consistentes con la verdad oficial. O dicho de otro modo, los presuntos gaseamientos masivos casi sin duda no ocurrieron. En consecuencia, el proceso de revisionismo histórico dictó que las cifras se redujeran drásticamente. Una amplia variedad de otras objeciones, no sólo los residuos químicos de Zyklon B, requirieron el cambio en el número, pero al menos el cambio ocurrió.

Las autoridades que mantenían el campo de Auschwitz en realidad respondieron finalmente revisando los números hacia abajo. De repente, los cuatro millones asesinados cayeron a una cifra oficial de poco más de un millón. Aquí es donde la historia general del Holocausto sufrió otra gran evolución. En este último giro, la figura de los Seis Millones de alguna manera fue retenida -relativa a una especie de simbolismo místico que aparentemente tiene que ser retenido a toda costa- y un cambio en cómo se llegó a la cifra ocurrió. De repente, los 3 millones de judíos asesinados dentro de esa cifra de 6 millones de personas murieron "en el este" con poca explicación y sin respaldo estadístico. Mientras tanto los Einsatzgruppen o "grupos de acción" (o "escuadrones") han crecido en su significación  respecto a la estimación típica de las víctimas de estos grupos, que hoy está entre 1.3 y 2.2 millones de judíos. A medida que la historia continúa cambiando y evolucionando, parece que las "víctimas" desaparecidas pueden atribuirse a los Einsatzgruppen o incluso al ejército alemán.

No se dieron muchos detalles al principio, pero la forma vaga de esta nueva historia revisada del Holocausto fue que estos hombres de la SS reunían a judíos en varios lugares y allí les disparaban. Algunos fueron supuestamente asesinados en "camionetas de gas" o por otros medios, pero la mayoría fueron fusilados o ametrallados. Esto es de gran interés para los revisionistas. Hasta ahora, los investigadores revisionistas habían centrado su atención principalmente en las cámaras de gas, Zyklon B, las tasas de cremación, las quemas a cielo abierto, los niveles altos de agua, las entregas de coque, los registros de defunción y similares. Pero la idea de Einsatzgruppen era algo relativamente nuevo. Sólo se han hecho investigaciones revisionistas limitadas sobre este tema.

Me gustaría plantear una serie de preguntas que podrían servir como excelentes puntos de partida relevantes para el proceso revisionista y luego tratar de responderles brevemente. En primer lugar, ¿cuáles eran las responsabilidades reales de los Einsatzgruppen? Su tarea principal era mantener el orden y la seguridad en las zonas de retaguardia de los ejércitos alemanes en el frente oriental. Esto incluía la recolección de inteligencia y especialmente la lucha y represión de los partisanos. Con este nuevo giro en la historia del Holocausto, también se les encargó, de alguna manera, el exterminio total de los judíos. No sólo los judíos de todas las áreas de las que eran responsables - Polonia, Letonia, Lituania, Estonia, Bielorrusia, Ucrania, Crimea, áreas del Cáucaso y Rusia ocupada - sino también judíos de Alemania y Europa occidental que supuestamente fueron enviados a ellos para su liquidación.

Ahora se debe saber claramente aquí que geográficamente estamos hablando de un enorme área física que no es diferente al tamaño de los Estados Unidos continentales. ¿Cuántos empleados se dedicaron a esta multiplicidad de tareas? Los Einsatzgruppen constaban de cuatro grupos principales - A, B, C y D - cada uno comprendía entre 300 y 500 hombres. Estos dos mil hombres (generosamente estimados) fueron supuestamente encargados de la enormidad de estas tareas. Pero, ¿cuántos estaban efectivamente de servicio en un momento dado, no dedicados a la reunión de inteligencia, a actividades anti partisanas, etc., y específicamente a asesinatos? Teniendo en cuenta el personal de apoyo, operadores de radio y personal de comunicaciones, suministro, transporte y administrativo, los hombres en licencia, los hombres enfermos, los hombres de vuelta a casa o en los cursos de formación, etc., el número de 2.000 encoge. Sin embargo, incluso si los 2.000 estaban activos y disponibles para actuar en todo momento, la principal responsabilidad de los Einsatzgruppen era la actividad anti partisana, así que ¿cómo obtuvieron el tiempo para encontrar , reunir y matar a millones de judíos?

En este punto debo añadir en la ecuación el hecho de que otros escalones de personal asistían o trabajaban con los Einsatzgruppen. Éstos incluyeron batallones de la policía, 'Schuma' (Schutzmannshaft, es decir, la autodefensa) compañías de ucranianos, lituanos y otros, incluso a veces divisiones de la seguridad de Wehrmacht o de sus elementos. Sin embargo, estas fuerzas se utilizaron principalmente para acordonar áreas y proporcionar seguridad a las unidades, es decir, cuando ellos mismos no estaban involucrados en acciones anti partisanas que eran su principal actividad también. Sin embargo, la tarea era enorme, de hecho muy problemática, si no imposible.

¿Qué pasa con el transporte? Los ejércitos en combate en el frente siempre tenían prioridad en recibir vehículos, combustible y suministros. Los vehículos en particular eran siempre difíciles de encontrar. Lo poco que quedaba para los Einsatzgruppen tenía que bastar para el transporte de estas diminutas bandas de hombres para recorrer grandes distancias para llevar a cabo sus tareas. Para tener una idea de estos problemas, considere un comparativo proporcionado hace algunos años por los revisionistas: El Departamento de Policía de Los Ángeles tiene quizás 10.000 oficiales, todos abundantemente provistos de vehículos modernos y rápidos, y tienen una sola tarea: controlar la delincuencia y en un área muy pequeña. Sin embargo, incluso tienen gran dificultad y gran parte del tiempo el crimen está fuera de control. ¿Cómo pueden 2.000 hombres llevar a cabo esta tarea y muchas y más importantes tareas en un área del tamaño de los Estados Unidos y en la que gran parte de su transporte es a caballo o inexistente?

¿Cuántos judíos estaban realmente disponibles para ser asesinados, es decir, cuántos cayeron en manos de los Einsatzgruppen ? El investigador revisionista Walter Sanning, en su libro “Rompimiento de caminos. La disolución de los judíos de Europa oriental”, demostró que la cifra de seis millones era imposible, que literalmente millones de judíos europeos habían escapado de los alemanes a través de la emigración legal y la evacuación hacia el este con el Ejército Rojo, antes que las fuerzas alemanas invadieran. Es posible que nunca sepamos cuántos judíos "orientales" escaparon de esta manera, pero los números generalmente se acuerdan para calcular en millones. Los alemanes simplemente no tenían ni cerca el número de judíos en su control que la historia oficial del Holocausto presume.

¿Cuál fue el marco temporal de los asesinatos? Desde junio de 1941 hasta el verano de 1944, alrededor de tres años, en muchos de los cuales regiones enteras no estaban en manos alemanas o se habían perdido. ¿Cuántos judíos podrían haber sido asesinados y con qué rapidez? Rhodes en sus “Masters of Death, un estudio de los Einsatzgruppen”, afirma que estos escuadrones usualmente empleaban grupos pequeños de 4-8 hombres que trabajan en turnos con rifles o pistolas y matando a miles o decenas de miles de judíos a la vez. Curiosamente, estima un total de aproximadamente 1,5 millones de judíos asesinados por los Einsatzgruppen. Rhodes también sugiere que los Einsatzgruppen se vieron tan abrumados psicológicamente al matar a un millón y medio de judíos que el SS-Reichsführer Himmler decidió en última instancia cambiar la responsabilidad del exterminio de los judíos, de asesinatos de escuadras a un enfoque más "industrial" y eficiente usando cámaras de gas en Auschwitz y en otros lugares. Rhodes es uno de esos historiadores “de  corte” que, en lo que respecta a la versión oficial del Holocausto, acepta todos los testimonios de los "testigos oculares", no muestra ningún escepticismo, permite todas las posibilidades, no plantea preguntas incómodas y no rompe ningún tabú.


Insignia anti partisana.
Otro autor que no estaba a la vanguardia era el francés MacLean, cuyo “Crueles cazadores. El estudio "definitivo" de la famosa brigada SS Dirlewanger”, una unidad de Einsatz supuestamente involucrada en asesinatos masivos de judíos y que a menudo trabajaba estrechamente con los Einsatzgruppen , estima un total de matanzas de alrededor de 1,3 millones de judíos que cita como una especie de consenso de los historiadores sobre cuántos judíos fueron asesinados en el este. Estos números por supuesto no incluyen los millones desaparecidos de Auschwitz. MacLean por cierto deja claro que todas estas unidades estaban tan abrumadas con su responsabilidad de combatir a los partisanos que tenían poco tiempo para cualquier otra cosa.

La unidad de Oskar Dirlewanger es digna de atención porque era bien sabido que era  enormemente efectivo en sus operaciones en el frente del este. En la mayoría de los casos tenía entre 300 y 500 hombres, es decir, era del tamaño de un Einsatzgruppen. Dirlewanger y sus hombres ganaron innumerables medallas, condecoraciones, citas y toda clase de premios de valentía. Fueron victoriosos en casi todas las operaciones y acciones, se movieron rápidamente, y fueron muy motivados y disciplinados. Los altos líderes de las SS y el propio Himmler los respetaban enormemente. Incluso Hitler observaba sus acciones y quería que les dieran toda la ayuda posible. Sin embargo, a pesar de todo, se les atribuyó haber matado "sólo" a unas 15.000 personas durante sus años en acción como unidad Einsatz. Si las otras unidades de Einsatz eran tan exitosas, los números se vuelven relativamente insignificantes cuando se cuadran contra las cifras reclamadas de 1,3 o 1,5 millones, por no hablar de 3 millones.

Rhodes sugiere que las SS estaban a menudo borrachas y desordenadas y típicamente involucradas en violaciones, saqueos y asesinatos indiscriminados. El autor se basó en gran medida en los cuentos de testigos oculares "supervivientes". MacLean demuestra que tales unidades eran mucho más disciplinadas y sus miembros eran severamente castigados por infracciones menores. Incluso cita un caso en el que a un soldado SS le fue negada licencia durante seis meses por  contraer una enfermedad venérea después de no usar un condón. MacLean se basa principalmente en los informes de eficiencia de las SS y en memorandos internos y otra documentación, ninguna de las cuales estaba destinada para su publicación o información general.

De interés conexo es la cuestión de los informes reales de los Einsatzgruppen después de la acción transmitida desde el campo a la sede en Berlín. Muchos de estos informes decían que regiones enteras estaban "limpias" de judíos, es decir, que se habían convertido en “judenfrei” gracias a las acciones de Einsatzgruppen. Pero un ensayo poco conocido de la posguerra, el del mariscal de campo alemán Erich von Manstein, desmentía la exactitud de dichos informes. Los soviéticos estaban enojados con von Manstein debido a sus muchas victorias sobre el Ejército Rojo durante la guerra y querían que lo ejecutaran. Intentaron afirmar que un gran número de judíos fueron asesinados en las zonas de retaguardia por los Einsatzgruppen bajo su mando general y que él era así responsable. Sin embargo, su abogado británico RT Paget demostró que áreas enteras supuestamente limpias de judíos contenían muchas comunidades judías florecientes que en realidad eran completamente funcionales e intactas durante toda la guerra. Claramente los informes en esta área al menos, eran falsos o por lo menos muy exagerados. La corte miró de cerca esto y aceptó el factor de falta de fiabilidad de los informes acerca de los  Einsatzgruppen y von Manstein fue absuelto. Este número de informes falsos que se presentaron podría ser explicable a través de ciertas especulaciones, pero se necesita más investigación. El propio Manstein no hizo referencia a los Einsatzgruppen o incluso a los judíos en absoluto en sus memorias.

Los informes reales de los Einsatzgruppen también fueron transmitidos por radio a la SSHA (oficina principal de la SS) en Berlín. La inteligencia británica, supervisando tales transmisiones y habiendo descifrado los códigos alemanes, recibió los informes, pero no hizo mucho uso de ellos durante la guerra. ¿Por qué no? Seguramente tal información, si era tan condenatoria para Alemania como se podría suponer, sería inestimable en la guerra de propaganda. Esta es otra área que vale la pena estudiar más a fondo.

El magistral estudio de Colin Heaton de las operaciones anti partisanas  alemanas en Europa deja claro que todas las unidades de la retaguardia, incluidas las SS, estaban empleadas abrumadoramente en funciones anti partisanas. Está claro que aunque las SS hicieron una distinción clara entre los judíos como partidarios del régimen soviético, y los rusos ordinarios, los ucranianos y otros que eran más a menudo víctimas de ese régimen, la guerra anti partisana siempre tuvo que tomar prioridad en cuanto a seguridad. Era un requisito previo para cualquier otro tipo de operación.

Los documentales pseudo-históricos recientes hablan mucho de los Einsatzgruppen y plantean acciones y acusaciones asombrosas sobre los Einsatzgruppen. Un oficial de Einsatzgruppen llamado Paul Blobel, por ejemplo, fue supuestamente encargado de descubrir y borrar todos los restos y pruebas de los judíos asesinados. Esto supuestamente consistió en desenterrar fosas comunes e inmolar su contenido, triturar los huesos en polvo y dispersarlos cuidadosamente a lo largo de los bosques, recubrir los sitios de muerte y plantar árboles sobre ellos, etc. Y de nuevo, esto sobre una enorme área geográfica y dentro de un tiempo limitado y con un pequeño número de vehículos y hombres.

Francamente, afirmaciones como estas no son sólo increíbles, sino imposibles. No tengo ninguna duda de que los Einsatzgruppen mataron a un gran número de judíos, al menos en parte como consecuencia de sus acciones anti partisanas,  ya que muchos judíos eran conocidos como partidarios o activistas de la resistencia y muchos otros participaban en el sabotaje y el espionaje. También un gran número de comisarios del Ejército Rojo eran judíos y los judíos colectivamente eran ampliamente conocidos como partidarios o funcionarios del sistema comunista soviético. Pero los judíos no podrían haber sido asesinados en millones ni en muchos cientos de miles. No se puede matar a tantas personas con recursos muy limitados durante un corto tiempo en un área enorme, y especialmente cuando se tienen cosas mucho más importantes que hacer. Los números, incluso las posibilidades, son escandalosamente improbables.

Una especie de proceso orwelliano está en juego en el que los historiadores, indignos del título, escriben sus libros o dan sus charlas de una manera en la que tratan de mantenerse en sintonía con la historia del Holocausto. En una cultura judeocéntrica, esto asegura la publicación y la revisión amistosa de sus libros, el pago de los honorarios de las conferencias y la progresión ascendente en  la carrera. Pero a veces se ponen verdaderamente en ridículo con las afirmaciones que realizan para mantener la figura simbólica de los seis millones intacta.

Estos "historiadores" mantienen sus investigaciones limitadas a la búsqueda de la historia estándar y no la toman en dimensiones morales más amplias. Por ejemplo, quisiera preguntar: ¿cómo es diferente, éticamente, moralmente, etc. que un pequeño grupo de hombres asesine a cientos o miles de personas con ametralladoras o rifles en un día o dos de operaciones, respecto a que otro grupo de hombres  realice bombarderos destruyendo vecindarios, escuelas, hogares y negocios, de civiles indefensos? ¿Un grupo se trata de asesinos masivos viciosos, sádicos, ideológicos y el otro es un "grupo de hermanos" que luchan por la libertad, la justicia y otros intangibles ideológicamente impulsados? ¿O son casi iguales?

El revisionismo tiene un largo camino por recorrer, especialmente para abordar la reciente llegada del llamado "Holocausto por las balas". Seguramente mucho interés se descubrirá en esta gran aventura intelectual que aún nos espera.

Fuentes:
  1. Walter N. Sanning, La disolución del judaísmo de Europa Oriental , Instituto para la revisión histórica, Torrance, 1983.
  2. Richard Rhodes, Maestros de la Muerte: Los Einsatzgruppen y la Invención del Holocausto , Alfred A. Knopf, Nueva York, 2002.
  3. Francés MacLean, los cazadores crueles: SS-Sonderkommando Dirlewanger, la unidad anti partisana más notoria de Hitler , historia militar de Shiffer , Atglen, 1998.
  4. RT Paget, KC, MP, Manstein: Sus campañas y su juicio , Collins, St. James Place, Londres, 1951.
  5. Mariscal de Campo Erich von Manstein, Victorias Perdidas , Henry Regnery Company, Chicago, 1958.
  6. Colin Heaton, Guerra anti partisana alemana en Europa, 1939-1945, Historia militar de Schiffer, Atglen, 2001.
  7. Copyright 2009 por Joseph Bishop


2 comentarios :

  1. Muchas gracias camarada por este excelente escrito, el tema de los Einsatzgruppen era el único que me tenía intrigado y a veces me hacía pensar en la veracidad del holocausto; pero ya no más, a partir de ahora no tengo la menor duda de que el holocausto es una de las mentiras más grandes de la historia inventada por judería internacional y sus súbditos capitalistas-marxistas dañando la moral e imagen de nuestro amado Furher, del partido NSDAP y del glorioso ejército alemán.

    Aprovecho también para agradecer al camarada Pedro Varela por su incesante trabajo, no ha sido en vano todo ese esfuerzo, por lo menos yo me he convertido en un convencido y ferviente Nacionalsocialista Colombiano gracias su labor, y como no gracias también a los aportes de este blog.

    Sin más que decir me despido deseándole lo mejor a usted camarda.

    Sieg Heil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti camarada por tus comentarios. Eres muy amable con nuestra labor.
      El camarada Pedro Varela ha sido y es un gran divulgador de nuestra Idea y lo ha pagado con cárcel y con persecución. Merece todo nuestro apoyo, respeto y solidaridad.
      Te esperamos siempre por estas páginas.
      Sieg Heil!!!

      Eliminar