-----------------------------f- GEORGES DUMÉZIL : LAS TRES FUNCIONES EN LAS SOCIEDADES INDO EUROPEAS. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

martes, 27 de junio de 2017

GEORGES DUMÉZIL : LAS TRES FUNCIONES EN LAS SOCIEDADES INDO EUROPEAS.



La trifuncionalidad indoeuropea (o hipótesis trifuncional o funciones tripartitas indoeuropeas) es una hipótesis que postula que los pueblos indoeuropeos desarrollaron un esquema "mental" (psicológico, ideológico, social y político) de tipo tripartito (tríada). Ello redundó en que desarrollasen sociedades divididas en tres castas o estamentos, donde cada uno de ellos desarrollaba una función, sin tener mucho en cuenta su poder económico (consultar: sociedad de clases). La hipótesis constituye un modelo explicativo de la sociedad indoeuropea.

Este planteamiento fue sustentado principalmente por Georges Dumézil, filólogo y mitógrafo francés, aunque Jean Boissel sostiene que la primera descripción de la trifuncionalidad indoeuropea la hizo Gobineau, que la propuso en 1929 en su libro Flamen-Brahman. Ya Adalberón de Laon, aunque en su época aún no se concebía el concepto de «indoeuropeo», postulaba una teoría de los tres órdenes sociales: el de « los que rezan» (oratores), el de « los que combaten» (bellatores) y el de « los que trabajan» (laboratores).

Asimismo, mucho tiempo antes de Dumézil, Tito Livio también hablaba de las tres tribus que dieron origen a Roma: Los Ramnes (latinos descendientes de Rómulo, función político-religiosa), los Luceres (etruscos, la función guerrera) y los Tites (sabinos, la función productora). Estrabón ya contaba algo similar a su Geografía, donde definía Europa como un continente donde "por todas partes se encuentran tanto la clase campesina como la política y la guerrera a la vez". Con ello Estrabón quiere dar una visión de equilibrio y la presencia por todo el continente de las tres funciones y, para él, esto justifica la preeminencia de Europa respecto a otras tierras.

Dumézil arribó al concepto de funciones tripartitas indoeuropeas mediante estudios de mitología comparada, pero aunque esta estructura trina se encuentra esencialmente en los mitos, también es evidente en las estructuras narrativas y en la organización social.

División tripartita en lo religioso-mitológico.

Primera función: divinidades relacionadas por una parte con la magia y por otra con la justicia: Mitra, Varuna (India védica), los héroes Yudhishthira (Majabhárata), Odín y Týr (mitología nórdica), Júpiter (uno de los tres dioses de la tríada precapitolina de la mitología romana).

Segunda función: divinidades relacionadas por una parte con la fuerza física, por otra con el mando, la victoria y la sabiduría. Indra (India védica), los héroes Arjuna y Bhima (Majabhárata), Tor (mitología nórdica), Ares y Atena (la fuerza física y la sabiduría, respectivamente, en la mitología griega), Marte (uno de los tres dioses de la tríada precapitolina de la mitología romana).

Tercera función: divinidades relacionadas con la paz, la belleza física, las cosechas, el ganado, la prosperidad, la riqueza y abundancia, el amor y la sensualidad. Los dos Ashuín (India védica), los héroes Nakula y Sajádeva (Mahábharata), Freyr, Freyja y Njord (mitología nórdica), Quirino (uno de los tres dioses de la tríada precapitolina de la mitología romana).

División tripartita en lo social.

Según Dumézil, la sociedad indoeuropea abarcaba tres grupos principales, cada uno con una función social muy clara:

Grupo de la autoridad: el primer grupo se asocia con la autoridad, que abarca dos aspectos distintos y complementarios, el aspecto jurídico y sacerdotal pero mundano, y el aspecto también sacerdotal, pero enraizado en el mundo sobrenatural.

Grupo de la guerra: el segundo se vincula con el ejercicio de la fuerza y con lo militar.

Grupo de la productividad: el tercer grupo cumple la función del trabajo en la tierra (o el agua) para obtener sus frutos, o bien la del comercio.

Ejemplos de divisiones tripartitas en culturas indoeuropeas antiguas.

La mitología indoeuropea se dividiría del mismo modo tripartito y a cada grupo social le correspondería su propia deidad o familia de dioses. Según Terje Leiren, este orden tripartito del mundo divino, que refleja el orden de la sociedad humana, se ve llamativamente ilustrado en la agrupación de dioses que se ve en un tapiz sueco del siglo XII. En el tapiz puede verse a Odín (el dios supremo, con un solo ojo, patrono de los sacerdotes y los magos), a Tor (el dios que guerrea con su martillo tonante) y a Freir (un dios menor, patrono de la fertilidad y la agricultura, que en la imagen del tapiz sostiene trigo).
Los tres dioses Odín, Tor y Freyr que para Terje Leiren, supuestamente, se corresponderían con los grupos de la división trifuncional. Tapiz sueco del siglo XII.
Las tres castas hindúes: brahmanes o sacerdotes, kshatriya o gobernantes y vaishya o criadores de ganado y comerciantes (Shudra; el grupo de los "intocables" es una cuarta casta, pero es una casta excluida, al parecer de origen ajeno al indoeuropeo, pues quienes pertenecen a ella descenderían principalmente de los primitivos habitantes del subcontinente indio: los que vivían allí antes de las invasiones arias).

La teoría tripartita del alma que propuso Platón en La República, donde argumenta que el alma se compone de tres partes: la racional, la espiritual y la apetitiva, las cuales se corresponden con los tres estamentos que existen en una sociedad justa, en la que cada una de las clases sociales se caracteriza por el predominio de una de las tres partes del alma.

La supuesta división, entre los antiguos germanos, en un rey, nobles y hombres libres.

N. del Editor: Otro ejemplo es el modelo de la sociead espartana, establecido por Licurgo. Tres clases bien diferenciadas: éforos o sacerdotes, gobernantes y ciudadanos guerreros.

Las tres funciones en la actualidad.

Según Georges Dumézil:
El esquema tripartito en Occidente ha muerto con los Estados generales de 1789, cuando la nobleza y el clero arriaron la bandera ante el tercer estado. Por fin se ha respondido a la pregunta: ¿qué es el tercer Estado? Pues bien, era la ruina del sistema trifuncional.
Si bien la teoría de Dumézil es ampliamente aceptada, la izquierda marxista y el pensamiento progresista han tratado de controvertirla. Como veremos más adelante, esto es así porque de ser correcta, ataca una base fundamental del marxismo, cual es el materialismo histórico. Historiadores como Carlo Ginzburg han criticado las teorías de Dumézil acudiendo al argumento “ad hominem”. Su autor era un hombre que simpatizaba políticamente con la derecha, tanto con Acción Francesa, como con Benito Mussolini. Estos ataques no han podido desacreditar ni la teoría de Dumézil ni su valor profesional, siendo hoy una referencia para todos en el campo de la filología y la mitología.

LA AUSENCIA DE LA DIVISIÓN POR CLASES ECONÓMICAS EN LA TRADICIÓN INDOEUROPEA.

Un aspecto sustancial de esta teoría, es que demuestra que el concepto de división por clases puramente económicas es totalmente ajeno a la idiosincracia de los pueblos indoeuropeos.

Esto tira por tierra la hipótesis marxista referida a que el motor de la historia ha sido el enfrentamiento entre los dueños de los medios de producción y quienes trabajan en ellos. Demuestra la falsedad del materialismo dialéctico. Que hoy la propiedad de los medios de producción así como la propiedad del capital financiero sea fundamental para un estudio sociológico de nuestra época, no significa otra cosa que el hecho de que hombre ario se ha apartado trágicamente de su tradición primordial.

No muy lejos, en la baja Edad Media, los judíos eran los dueños del capital, tal como lo son ahora, sin embargo eran considerados lo peor de la sociedad. Un poco más atrás en el tiempo, la Esparta de Licurgo penaba con la muerte al ciudadano espartano que poseyera oro.

El rechazo del poder económico como divisor de aguas en la comunidad no es algo casual en los pueblos indoeuropeos y tampoco es de menor importancia.  Señala una forma de ver el mundo –una cosmovisión – muy diferente a la de los demás pueblos del orbe. Es el único pueblo que constituyéndose en una civilización desarrollada, construye su estructura social donde los roles en la misma se jerarquizan por su servicio al todo y no por el poder meramente económico. 

El Nacionalsocialismo, con su rechazo al materialismo histórico y a la concepción semítico-oriental de la vida en sociedad, se adhiere a una visión tradicional de la sociedad ideal. Si bien por razones obvias no busca restaurar modelos perimidos, si pretende inspirarse en los saberes ancestrales de nuestro pueblo para forjar la sociedad moderna del mañana.



0 comentarios :

Publicar un comentario