-----------------------------f- EL EDITORIAL DE LOS VIERNES - PORQUE QUIENES TENEMOS SANGRE EUROPEA DEBERÍAMOS RECHAZAR LA FALSA IDEA DE QUE HITLER Y EL NACIONALSOCIALISMO ERAN MALVADOS. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

jueves, 29 de junio de 2017

EL EDITORIAL DE LOS VIERNES - PORQUE QUIENES TENEMOS SANGRE EUROPEA DEBERÍAMOS RECHAZAR LA FALSA IDEA DE QUE HITLER Y EL NACIONALSOCIALISMO ERAN MALVADOS.


Si eres  descendiente de europeos, aunque sea en un cincuenta por ciento, pregúntate con sinceridad lo siguiente: ¿No sería mejor para ti y los tuyos si Hitler y los nacionalsocialistas hubieran ganado la Segunda Guerra Mundial?

Responde la pregunta anterior como un hombre o una mujer blanca. Antes de continuar convengamos a que nos referimos por blanco. Entendemos este concepto como una persona  descendiente de europeos o que por lo menos tiene la mitad de sus ascendientes provenientes de los pueblos europeos y que además en este segundo caso se siente parte de esta comunidad biológica (1). Una vez explicado lo anterior volvamos a la pregunta. Decíamos que la respondas como un hombre o una mujer blanca, es decir en lo que te afecta a ti personalmente y a tu propia familia y no en términos universales o en términos de lo que es bueno para la humanidad o para otros tipos de seres humanos.

Resalto el punto de responder personalmente como un blanco  porque cuando se le prengutan sobre tales cosas, demasiados conraciales están condicionados a responder en términos universales y van a balbucear una respuesta socialmente aceptable pero equivocada sobre “Hitler y los nazis mataron a muchas personas no europeas, no blancas” y por tanto era un ser totalmente maligno.

Cuando se señala que Hitler fue forzado hacia la guerra y que defendía a los europeos, a los descendientes de europeos y a sus intereses, tratan de negar esta verdad muy real y volver a clichés universalistas y suelen salirse con los esperados bromuros anti arios, junto con el anti Hitler y el “anti nazismo”, que han sido alimentados con fuerza durante años, pero que igualmente hoy se encuentra padeciendo de anemia crónica. En realidad si tu estás en contra de lo que Hitler y los nacionalsocialistas realmente defendían, entonces tu estás en contra de los europeos y sus descendientes en todas partes el mundo. Estás en contra de nuestra supervivencia, evolución y desarrollo. Y si tu estás en contra de quienes tenemos sangre indoeuropea, si tienes esa misma sangre, repito, aunque sea en un cincuenta por ciento de tu ser, entonces eres francamente estúpido, eres tu propio  enemigo o eres un traidor a tu pueblo.

La primera ley de la naturaleza que se aplica a todos los organismos es la auto preservación, lo que realmente significa preservar su genoma, su código de ADN. Sólo aquellos que están locos no trabajan para su propia preservación. Francamente cuando escucho a algunos conraciales con el cerebro lavado lanzando conceptos absurdos sobre la humanidad, un elemento totalmente e irreal, inmedatamente me surge la imagen de un rebaño de ovejas siguiendo el cencerro hacia el matadero.

Quienes descendemos de las poblaciones europeas o directamente las integramos en ese continente o en cualquier otro, necesitamos desprogramarnos del pensamiento universalista dañino. Tenemos que empezar a usar un pensamiento más particularista que nos hará empezar a buscar por nosotros mismos. Esto significa que lo que es bueno para nuestro pueblo, es generalmente bueno para cada uno de nosotros como individuos de ese pueblo y por lo tanto para nuestras familias. Tenemos que preguntarnos siempre: ¿es esto bueno para mi pueblo? Debemos tomar conciencia de que no somos individuos aislados, sino que junto a nosotros hay otras personas muy similares, con la misma historia, la misma forma de encarar la vida, la misma tradición cultural y sobre todo, con el mismo patrimonio genético. Lo que desde siempre, no en vano, se ha llamado “la misma sangre”.

Para ser claros, la situación de otros pueblos que no comparten nuestro tronco racial, sus problemas, sus necesidades, no son nuestra situación, nuestros problemas o nuestras necesidades. Esto es así a menos que pasen a representar un peligro para nosotros. Debemos permanecer separados de ellos e incluso tratar de estar completamente aislados de ellos si podemos. No debemos mezclar sus intereses con nuestros intereses y no debemos interferir en sus asuntos. Esto no significa que debamos ser descorteses, odiosos o crueles, pero si significa que sólo debemos cuidarnos a nosotros mismos y dejar que ellos busquen lo suyo. Esto es lo que la Naturaleza (o si se quiere, Dios), ha establecido como parte de la forma natural de las cosas. Ser una persona blanca buena, justa y compasiva significa, en parte, ocuparse de sus propios asuntos y dejar que quienes no pertenecen a nuestra comunidad racial se ocupen de los suyos.

Pensemos un poco en la llamada “diversidad racial”. Si se le pide su opinióon a la mayoría de las personas de nuestros pueblos sobre el aumento de la diversidad racial en los países blancos tradicionales, demasiados de ellos opinarán que la diversidad racial es “maravillosa”. Con frecuencia se expresarán en términos universales o dirán que la diversidad racial es buena porque ayuda a los otros pueblos o une a las naciones, o alguna variación de estos argumentos. Pero si persistimos y les pedimos que digan cómo la diversidad racial es buena para ellos y para sus familias, no podrán darnos ninguna clase de respuesta racional. La razón de esto es que este tipo de diversidad racial no es bueno para nosotros como pueblo y es realmente uno de los principales  peligros que enfrentamos  pues amenaza nuestra supervivencia continua como blancos, como indoeuropeos o como arios. Usa el concepto que más te guste.

Volviendo a Adolf Hitler. Si los nacionalsocialistas hubieran ganado la guerra, ahora no estaríamos viendo nuestras tierras invadidas por millones de no blancos que están causando nuestro genocidio tanto por matarnos directamente, como también por mezclarse genéticamente con nosotros y transformar a nuestra descendencia en mestiza. Sin dudas los pueblos europeos en todas partes del mundo, no sólo en Europa, estarían mucho mejor hoy si el nacionalsocialismo hubiera triunfado.

Tenemos que entender claramente que los nacionalsocialistas no eran demonios encarnados, sino nuestros hermanos de raza. No eran ajenos a nuestra cultura, a nuestra historia y a nuestra sangre. Buscaban proteger a nuestros pueblos, no dominarlos como ahora, ni empobrecerlos, ni mucho menos mezclarlos con elementos extraños. Y no sólo eso. No sólo buscaban proteger lo existente. Buscaban mejorar nuestro capital genético con las excelentes consecuencias que ello implica en todos los aspectos, sociales, culturales, económicos, políticos y fundamentalmente  biológicos.

Quienes hemos comprendido todo esto debemos despertar a quienes no lo han hecho. Es cuestión de entender los fundamentos de la Naturaleza y de la Evolución. Entre estos fundamentos está el hecho de que todos los organismos deben luchar para sobrevivir y existir.  Debemos entender que el mayor enemigo para la existencia continuada de cualquier tipo particular de organismo es usualmente que organismos similares puedan reproducirse entre ellos y contaminar su genoma y así reemplazarlos genéticamente . Eso es simplemente un genocidio e implica indefectiblemente la extinción.

Señalaremos para concluir este artículo, tres frases de tres autores diferentes, que señalan la importancia de nuestra supervivencia como raza:
“La variedad de la humanidad es tan elevada, que diferencia similares encontradas en otros animales, justificarían su clasificación en especies, sino en géneros diferentes”.
- Charles Darwin.
“Los organismos vivos deben competir necesariamente para la comida, para los compañeros y para el espacio vital, especialmente con los miembros de su propia especie. Deben evitar los depredadores y otros peligros. Por todas estas diversas razones, algunas dejarán más descendencia que otras y son las características genéticas de tales replicadores preferidos, las que se transmitirán preferentemente a las generaciones sucesivas. Esta es la esencia de la selección natural”.
-  Francis Crick. Premio Nobel y co descubridor de la estructura del ADN.
“El hombre es algo que se vencerá. El hombre es una cuerda atada entre la bestia y el súper hombre. Una cuerda sobre un abismo. Lo que es grande en el hombre es que es un puente y no un fin”.
- Friedrich Nietzsche.
_____________________
Nota:
[1] Para definir biológicamente a los integrantes de nuestra comunidad usamos los mismos criterios que usó la "Ley para la protección de la sangre y el honor alemanes". Creemos que este cuerpo legal, mejor conocido como "Leyes de Nüremberg" permiten de manera práctica definir quien es blanco. Un artículo interesante sobre "¿Quién es blanco?" lo puedes leer aquí.




0 comentarios :

Publicar un comentario