-----------------------------f- COMBATE POR LA SALUD – LA LUCHA DE ADOLF HITLER CONTRA EL CÁNCER DE PULMÓN. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

jueves, 22 de junio de 2017

COMBATE POR LA SALUD – LA LUCHA DE ADOLF HITLER CONTRA EL CÁNCER DE PULMÓN.



La primera investigación mundial que une el tabaquismo y el cáncer de pulmón fue concebida y pagada por Adolf Hitler.

La madre del Führer murió de cáncer. Con los beneficios de su libro más vendido "Mein Kampf", donó 100 000 marcos a la investigación del cáncer que encargó personalmente a la Universidad de Jena. ¿Existe un vínculo entre el tabaquismo y el cáncer? Adolf Hitler lo creía así y la investigación que encargó lo probó concluyentemente. Hay un vínculo muy fuerte y los fumadores son muy propensos a contraer cáncer - como lo demuestran los resultados de investigación en la parte inferior .

La investigación se llevó a cabo en 1941 en el "Instituto Científico para la Investigación de los Peligros del Tabaco", establecido en la Universidad Friedrich-Schiller en Jena. Este fue el primer instituto de este tipo en el mundo.

Con pruebas científicas para apoyar sus iniciativas, Hitler hizo leyes prohibiendo fumar en lugares públicos. Él comenzó una campaña para decir a la gente cómo es de peligroso fumar y gracias a ello el uso del tabaco disminuyó en Alemania. Esta fue la primera campaña oficial contra el tabaquismo en el mundo.

Entre las medidas tomadas podemos señalar:

- Fumar fue prohibido en las oficinas de la Fuerza Aérea y  los servicios postales.
- Fumar fue prohibido a la  la policía uniformada.
- A los restaurantes y cafés se les prohibía vender cigarrillos a las mujeres.
- Se negaron cupones de tabaco a mujeres embarazadas.
- Era ilegal que cualquier persona menor de 18 años fumar en público.
- Los anuncios de productos de tabaco estaban estrictamente regulados.
"Antes de retirarme, ordenaré que todos los paquetes de cigarrillos a la venta en Europa tengan en la etiqueta, en letras de fuego, el lema: 'Peligro, el humo del tabaco mata y Peligro: Cáncer".
Adolf Hitler.

Durante la guerra se distribuyeron raciones de tabaco a soldados alemanes. Adolf Hitler ordenó que se diera de una manera que disuadiera a los soldados de fumar. A los fumadores se les dieron seis cigarrillos por hombre por día, pero los no fumadores consiguieron chocolate o comida extra. Las mujeres de la Wehrmacht no podían fumar en absoluto.

La frase "fumador pasivo" fue acuñada por Fritz Lickint, autor de “Tabak und Organismus” ("El tabaco y el Organismo"). Colaboró ​​en este libro con la Liga Nacionalsocialista Anti-Tabaco.

La campaña de salud de Adolf alentó a la gente a evitar el alcohol y la nicotina, y comer y beber alimentos frescos y saludables.

Debido al fuerte apoyo del NSDAP a la ciencia y a la investigación médica, la mayoría de los científicos, médicos y biólogos se convirtieron en miembros del mismo.

Los alemanes fueron alentados a realizar ejercicio, comer un montón de verduras, beber agua mineral en lugar de alcohol y dejar de fumar. Para reducir el cáncer de mama, a las mujeres se les enseñó auto-examen. En ninguna otra parte del mundo existía una campaña de salud patrocinada por el gobierno hasta ese momento.



El científico nacionalsocialista, Muller, publicó el resultado anterior de su investigación.

Se le considera como el padre de la epidemiología del tabaco.

Para entender el gráfico anterior, considere que un fumador muy frecuente tiene 16,6 veces más probabilidades de contraer cáncer de pulmón que un no fumador.

BASE IDEOLÓGICA DEL MOVIMIENTO ANTI TABACO.

Aparte de las preocupaciones de salud pública, el nacionalsocialismo  se oponía al consumo de tabaco por parte de la población alemana en virtud de razones ideológicas y de estado. En concreto, se manejaron argumentos de higiene racial y pureza corporal. Los líderes del Partido creían que no era correcto para la raza aria fumar y que el consumo de tabaco conducía a una  "degeneración racial", como se ha comprobado hoy, gracias a estudios que demuestran que los hijos de fumadores son propensos a adquirir ese hábito y nacen con menor peso corporal y tamaño. Con total razón se veía el tabaco como un "veneno genético". Los higienistas raciales se oponían frontalmente a su consumo , por temor a que corrompiera el "plasma germinal alemán".


También se demostró que los judíos eran responsables de introducir el tabaco y por tanto de sus efectos nocivos. La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Alemania anunció que fumar era un vicio poco saludable difundido por los judíos. Johann von Leers , editor del Nordische Welt (Mundo Nórdico), durante la ceremonia de apertura de la Wissenschaftliches Institut zur Erforschung der Tabakgefahren en 1941, proclamó que "el capitalismo judío" era responsable de la propagación del consumo de tabaco en toda Europa. Afirmo que el primer tabaco en suelo alemán fue traído por los judíos y que controlan la industria del tabaco en Ámsterdam, el principal punto de entrada europeo de la nicotina .

SITUACIÓN EN LA POSGUERRA.

Cuando los Aliados invadieron Alemania al final de la Segunda Guerra Mundial, al ver el hambre y las privaciones terribles entre el público indigente, importaron inmediatamente 93.000 toneladas de tabaco para que los alemanes volvieran a fumar. Mientras tanto les negaba la alimentación más indispensable.

Después del colapso de la Alemania en el final de la Segunda Guerra Mundial, los fabricantes de cigarrillos americanos entraron rápidamente en el mercado negro de contrabando de tabaco y su consumo se difundió. La campaña contra el tabaco iniciada por Adolf Hitler dejó de existir después de la caída del Tercer Reich.  En 1949, aproximadamente 400 millones de cigarrillos fabricados en los Estados Unidos entraban en Alemania ilegalmente cada mes. En 1954, casi dos mil millones de cigarrillos suizos fueron introducidos de contrabando en Alemania y Italia. Como parte del Plan Marshall , los Estados Unidos enviaron a Alemania tabaco de forma gratuita. La cantidad de tabaco enviado a Alemania en 1948 era de 24.000 toneladas y llegó a  69.000 toneladas en 1949. El consumo de cigarrillos anualmente en  Alemania de la posguerra aumentó de manera constante de 460 en 1950 a 1.523 en 1963. A finales del siglo XX, la campaña anti-tabaco en Alemania no fue capaz de acercarse al nivel de la era nacionalsocialista en los años 1939-1941 y la investigación alemana  de la incidencia en la salud del consumo de tabaco fue descrita por Robert N. Proctor como "silenciada". 


0 comentarios :

Publicar un comentario