-----------------------------f- SUDÁFRICA : ESTUDIANTES BLANCOS ATACADOS POR CONVOCAR A REUNIÓN Y USAR CARTELES SIMILARES A LOS NACIONALSOCIALISTAS. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

viernes, 12 de mayo de 2017

SUDÁFRICA : ESTUDIANTES BLANCOS ATACADOS POR CONVOCAR A REUNIÓN Y USAR CARTELES SIMILARES A LOS NACIONALSOCIALISTAS.



Unos  carteles totalmente inocentes, causaron  una furia casi insana entre blancos ignorantes e izquierdistas aliados con negros, contra tres alumnos blancos que usando como logo la runa de la vida, convocaban a una reunión en la Biblioteca de la universidad sudafricana de  Stellenbosch.

La universidad más antigua de Sudáfrica, Stellenbosch ha sido un punto focal de  tensión racial desde que el apartheid terminó en 1994. Antes del fin del apartheid, la universidad era una institución de élite para la minoría blanca africana. Ahora está abierto a todas las razas.

Los carteles, con el título 'El estudiante anglo afrikaner' y el eslogan 'Lucha por Stellenbosch' convocaban a una reunión organizada por el grupo llamado Nueva Derecha para el día jueves en la Biblioteca de la Universidad.

Los carteles son iguales que otros de propaganda nacionalsocialista, con modificaciones en las banderas para eliminar la esvástica y cambiar los colores para hacerlos coincidir con los del citado grupo

El portavoz de Stellenbosch, Martin Viljoen, dijo a la oficina local News24 que los carteles fueron colocados en el campus sin el conocimiento de la universidad. Agregó que la biblioteca de la universidad sólo recibió una "consulta" sobre la reunión y no se hizo ninguna reserva oficial.

Con motivo de las investigaciones tres estudiantes sudafricanos blancos fueron suspendidos el jueves bajo la sospecha de la colocación de los mencionados carteles convocando a la reunión de “estudiantes anglo-afrikaaners”.

La universidad de Stellenbosch también divulgó una declaración que condenaba los carteles para "incitar polarización racial":
"La Universidad de Stellenbosch (SU), su Biblioteca y Servicio de Información y su Consejo de Representantes Estudiantiles condena el racismo, la superioridad racial y cualquier intento de polarizar nuestra comunidad universitaria en los términos más fuertes posibles y no permitirá ningún evento promoviendo la superioridad racial en el campus.
"La Universidad quisiera destacar que sólo se recibió una consulta sobre la disponibilidad del lugar y que no se hizo ninguna reserva oficial en el momento en que se mostraron los carteles. No se proporcionó información sobre el evento”.
Jaco Greeff Brink, jefe de la unidad de igualdad de la universidad, que lidera la investigación, dijo:
"Los carteles y el evento anunciado promoviendo la polarización y la superioridad racial combinadas con referencias altamente ofensivas a la propaganda nazi y al neonazismo son totalmente inaceptables. Dado los valores de la Unión Sudafricana y su Constitución, no podemos condonar opiniones, eventos, campañas publicitarias o insinuaciones que socaven nuestra igualdad innata como seres humanos ".
En tanto Wim de Villiers, rector y vicerrector de la Universidad dijo:
 “He decidido suspender los tres estudiantes sospechosos de mala conducta mientras están en curso los procedimientos disciplinarios”.
Decenas de estudiantes, principalmente negros y algunos académicos se reunieron el jueves para condenar públicamente los carteles, un miembro del Consejo de Estudiantes llamado Kamva Somdyala, dijo.
“El racismo es todavía muy vivo, y los carteles sólo nos lo mostró una vez más”.
El campus se está alejando de sus raíces sólo para blancos y hoy en día pretende “mejorar”  su composición racial reflejando la demografía mixta del país. Los estudiantes negros y asiáticos constituyen alrededor de un tercio de la población de la universidad en comparación con sólo unos pocos no-blancos en 1990. Se enseña en inglés y afrikaans.

Las tensiones raciales han aumentado en África del Sur en los últimos meses. En abril, dos granjeros blancos fueron detenidos bajo sospecha de asesinato de un negro en una comunidad agrícola en la provincia del noroeste.
Estudiantes negros y traidores blancos toman parte en una protesta en la Universidad de Stellenbosch, presionando para que deje de usarse el idioma afrikaaner por ser considerado "racista".
La situación de la minoría blanca en Sudáfrica es cada vez más precaria y su persecución por el partido de gobierno no es tenida en cuenta por Occidente. Cuando se trata de la raza blanca, los derechos humanos dejan de importar.

Desde la caída del Apartheid y la toma del poder del Congreso Nacional Africano en 1994, más de 38.000 personas de raza blanca han sido torturadas, violadas y asesinadas en Sudáfrica, además de la confiscación de sus propiedades y negarles puestos clave en el gobierno. Esta situación no recibe cobertura mediática y los medios de comunicación internacionales silencian o minimizan las atrocidades cometidas contra la población blanca.La tasa de homicidios contra los bóers se ha elevado últimamente a 16,259 por año, es decir, 45 homicidios diarios.

La alarmante ola de criminalidad (50.000 homicidios por año incluyéndose negros contra negros), proporcionalmente, 8 veces más que en Estados Unidos) y la nueva legislación creada por el ANC, que prohíbe a los blancos ocupar numerosos puestos de trabajo, ahora reservados a los negros, están empujando a miles de blancos a abandonar el país. Desde el fin del Apartheid en 1994 hasta la actualidad ya han emigrado casi un millón de blancos. Los altos índices de delincuencia y la creciente sensación de que el ANC no ha sabido gobernar bien el estado, no hacen más que agravar la incertidumbre.

Desde 1994, unos 850.000 sudafricanos blancos (un 16% del total) han emigrado, sobre todo a Reino Unido y Australia ante el incremento de la inseguridad y de las medidas de discriminación antiblanca por parte del gobierno.

El número de la población eurodescendiente se ha reducido a la mitad. Las propiedades de los blancos se han reducido un 33% al serles confiscadas sus tierras para entregárselas a la población negra. En la actualidad esas tierras han dejado de ser productivas.

Henk van de Graaf, vicepresidente de la Unión de Agricultores de Transvaal, ha lanzado un SOS al mundo frente a los ataques antiblancos, denunciando, además, que cuando los campesinos llaman a la policía para denunciar algún intento de ataque, ésta se niega a acudir bajo cualquier excusa, como que no tienen combustible. También denunció que en 2010 durante la Copa del Mundo en Sudáfrica (cuando el gobierno sudafricano estaba preocupado por su imagen y presentaba al “País del Arcoiris” como un “paraíso multicultural”, los asesinatos se detuvieron milagrosamente, pero solo de forma temporal.


1 comentario :

  1. Gracias al capitalismo-Bolchevique, por su afán de apoderarse de los recursos de Sudáfrica, pues empezaron a meter su zarpa para expulsar a las colonias prósperas europeas asentadas allí, y que habían llevado desarrollo para hacer una potencia mundial económica a esa nación del sur africano. Y ahora están como están, con falsos igualitarismos y todas esas falsedades marxistoides durante décadas, que han pútrido aquel país en todos los aspectos!

    ResponderEliminar