-----------------------------f- 20 DE ABRIL - UN ANIVERSARIO MÁS DEL NACIMIENTO DE ADOLF HITLER. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

jueves, 20 de abril de 2017

20 DE ABRIL - UN ANIVERSARIO MÁS DEL NACIMIENTO DE ADOLF HITLER.



La fecha de hoy es 20 abril: El 20 de abril de 1889 nacía en Braunau, el fundador del Nacionalsocialismo, Adolf Hitler. Hitler fue un artista, político, escritor, comandante y líder del pueblo. Aquí está la historia de su vida,

Luego de la derrota de Alemania en la  Segunda Guerra Mundial, la imagen real de Adolf Hitler y del Tercer Reich ha sido  dibujada por las potencias vencedoras, fundamentalmente el Poder Judío. El trabajo de historiadores y personas comprometidas con la idea nacionalsocialista  han logrado en los últimos tiempos llevar al gran público, la verdadera historia de este hombre y de su gobierno. Hoy el relato de la historia no es ya un monólogo de los enemigos del Führer. Hoy somos multitud quienes levantamos la bandera nacionalsocialista y que vemos en el Führer Adolf Hitler el paradigma del héroe de la raza blanca y la cultura occidental.

En oportunidad de conmemorar un nuevo aniversario de su nacimiento, no podemos considerar nada mejor que realizar una reseña de su vida y su obra.

INFANCIA DE ADOLF HITLER.

Adolf Hitler nació el 20 de abril de 1889 en la ciudad de Braunau, en Alta Austria. Braunau había pertenecido a Baviera, pero en 1779 se convirtió en Austría. Hitler nació en la frontera entre Alemania y Austria y esta fue una poderosa razón por la que más tarde llegó a luchar por una Gran Alemania unida, ya que consideraba que "la misma sangre debe estar concentrada en un mismo estado" .

Después de unos años la familia de Hitler se trasladó a Passau y más tarde a Linz, capital de Alta Austria. Su padre, Alois Hitler , era un funcionario de aduanas  casado con Klara Pölzl . Ella tuvo tres hijos antes de Adolf. Con posterioridad a su nacimiento, dio a luz otros dos hijos, un niño, Edmund y una niña, Paula. Paula Hitler, fue la única de sus hermanos que llegó a la edad adulta, muriendo en 1960. Siempre afirmó que Adolf Hitler no habría sido capaz de realizar ningún  "holocausto" y en caso de haber existido, estaba segura que el no sabía del mismo.

La conciencia nacional de Hitler llegó a una edad temprana y tuvo mucho que ver su profesor de historia, Leonard Pötsch, que le dio clases a Hitler en la Realschule de Linz, según se menciona en Mein Kampf. Hitler consideró que la escuela era "ridículamente fácil" y pasó más bien una gran cantidad de tiempo al aire libre. Sus temas preferidos eran la historia del mundo y la geografía, y mostró un talento precoz para el dibujo. El interés artístico de Hitler más tarde daría  lugar a un conflicto con su padre, que quería que Adolf se dedicara al servicio civil como funcionario público. Hitler se rebeló contra este destino, no sabiendo quizás que terminaría siendo el mayor funcionario público de la Gran Alemania.

A los 12 años, Hitler entró en contacto con la cultura del teatro cuando vio Guillermo  Tell en el teatro en Linz. Unos meses más tarde escuchó por primera vez una ópera, Lohengrin de Richard Wagner . El interés por el arte y la cultura le seguiría durante toda la vida.

Su padre murió de un derrame cerebral cuando tenía sólo 13 años de edad. A los 17 años, Hitler trató de ingresar a la Academia de Arte de Viena, pero fue rechazado y se le aconsejó que mirara más bien a la Escuela de Arquitectura de la universidad, ya que estaba dentro de la zona que tenía su talento. Más adelante, los judíos que en gran medida dominaban la escena del arte en Viena, utilizarían este evento, que tuvo lugar antes de que Hitler hubiera llegado a reconocer la cuestión judía, como prueba de que Hitler estaba obsesionado con ellos a quienes culpaba porque era un artista "fracasado ". Esto no es cierto. Si bien Hitler unos años más tarde percibió la perniciosa influencia judía en el arte, también aceptó el rechazo que recibió de la Academia de Arte de Viena. Hitler escribió en Mein Kampf :
Abatido, abandoné el soberbio edificio de la Schillerplatz, sintiéndome, por primera vez en mi vida, en lucha conmigo mismo. Lo que el director me había dicho respecto a mi capacidad actuó sobre mí como un rayo deslumbrante para evidenciar una lucha interior que, desde hacía mucho tiempo, venía soportando, sin hasta entonces poder darme cuenta del por qué y del cómo. Me convencí de que un día llegaría a ser arquitecto. (Mein Kampf, Tomo I, Cap. 1, pág. 11. Ed. Kamerad)

Hitler decidió al final ir a Viena a probar suerte, como artista y no como un arquitecto. Un acelerador para la decisión fue que su madre murió de cáncer de mama cuando el  tenía 17 años. Ahora era un huérfano, financieramente indigente y no tenía nada que perder al ir a Viena.

Hitler escribió acerca de sus padres en Mein Kampf :
“A mi padre lo veneré, pero por mi madre había sentido adoración”. (Mein Kampf, Tomo I, Cap. 1, pág. 10. Ed. Kamerad)
Viena.

En 1907, Hitler fue a Viena con "un baúl con ropa, y con una voluntad inquebrantable del corazón" . Pero la vida en Viena era extremadamente difícil para muchos. Hitler pasó varios años trabajando como personal de mantenimiento y pintor en obras de construcción. Un trabajo duraba unas pocas horas o días como máximo, y cuando la obra se completaba Hitler estaba obligado a buscar nuevos empleos. Fue una época muy dura, donde se vio obligado a vivir en refugios públicos. Describió su estancia en Viena como "cinco años de tristeza y dolor" .
"El antiguo patio del castillo residencia en Munich" de Adolf Hitler.
Pero también fue en Viena que Hitler se hizo políticamente consciente, en primer lugar sobre la cuestión social, más adelante en relación al problema judío. Hitler escribió en Mein Kampf:
“Delante de los palacios de la Ringstraße pululaban miles de desocupados, y en los trasfondos de esa Via Triumphalis de la antigua Austria, vegetaban vagabundos en la penumbra y entre el barro de los canales. En ninguna ciudad alemana podía estudiarse mejor que en Viena el problema social. Pero no hay que confundir. Ese estudio no se deja hacer desde arriba, porque aquel que no haya estado al alcance de la terrible serpiente de la miseria jamás llegará a conocer sus fauces ponzoñosas. Cualquier otro camino lleva tan sólo a una charlatanería banal o a un mentido sentimentalismo; ambos igualmente perjudiciales, la una porque nunca logra penetrar el problema en su esencia, y el otro porque no llega ni a rozarla”. (Mein Kampf, Tomo I, Cap. 2, pág. 13. Ed. Kamerad)

Hitler comenzó a leer todo lo relacionado con la política y se dio cuenta del grado de influencia que tenían los judíos en Viena. También señaló que los judíos dominaban el arte y la cultura en Viena, los medios de comunicación y apoyaban a la monarquía. En un  principio, Hitler no condenó esta influencia judía. No podía entender por qué la gente en Viena despreciaba a los  judíos.
“Mal podría afirmar que me hubiera parecido particularmente grata la forma en que debí llegar a conocerlos. Yo seguía viendo en el judío sólo la cuestión confesional y, por eso, fundándome en razones de tolerancia humana, mantuve aún entonces mi antipatía por la lucha religiosa. De ahí que considerase indigno de la tradición cultural de este gran pueblo el tono de la prensa antisemita de Viena”. ”. (Mein Kampf, Tomo I, Cap. 2, pág. 29. Ed. Kamerad)
Fue cuando Hitler descubrió que los medios de comunicación expresaban una fuerte hostilidad hacia Alemania que comenzó a "tener en cuenta a la gran prensa con mayor cautela" . Con el tiempo, empezó a observar a los hombres que se encontraban detrás de la prensa con gran cuidado realizó una observación personal:
“Cierta vez, al caminar por los barrios del centro, me vi de súbito frente a un hombre de largo chaflán y de rizos negros. ¿Será un judío?, fue mi primer pensamiento.
Los judíos de Linz no tenían ciertamente esa apariencia racial”.
Observé al hombre sigilosamente, y, a medida que me fijaba en su extraña fisonomía, rasgo por rasgo, fue transformándose en mi mente la primera pregunta en otra inmediata: ¿será también éste un alemán? (Mein Kampf, Tomo I, Cap. 2, pág. 31. Ed. Kamerad)
Judíos en Viena en 1915. Una vista común durante el tiempo que Hitler vivió en la ciudad.
Cuando Hitler se dio cuenta de lo que dictaminó como la prostitución de Viena, fue el primer "escalofríos por la espalda" antes de que "explotó" . Entonces empezó a discutir y buscar activamente información acerca de ellos:
“No pude más, y desde entonces nunca eludí la cuestión judía. Por el contrario, me impuse ocuparme en adelante de ella. De este modo, siguiendo las huellas del elemento judío a través de todas las manifestaciones de la vida cultural y artística, tropecé con ellos inesperadamente donde menos lo hubiera podido suponer: ¡judíos eran también los dirigentes del partido socialdemócrata!”.
“Ahora que me había asegurado que los judíos eran los líderes de la socialdemocracia, comencé a ver todo claro. La larga lucha que mantuve conmigo mismo había llegado a su punto final. [...]De ser un ciudadano pasivo del mundo me había convertido en un fanático antisemita”. (Mein Kampf, Tomo I, Cap. 2, pág. 31. Ed. Kamerad)
La Primera Guerra Mundial.

A principios de 1912 Hitler dejó Viena para dirigirse a  Münich, capital bávara que era todo menos la “Babilonia” en la que había vivido en los últimos cinco años. Para él fue el tiempo “más feliz y armonioso” vivido antes de la guerra. En este momento, Hitler dedica más atención a la política exterior que a la política social. Estudió la Guerra de los Boers, así como la guerra ruso-japonesa. Hitler también entiende en ese momento que Alemania, rodeada por tres grandes potencias, se dirigía hacia una gran guerra.
Adolf Hitler sendado a la izquierda con sus camaradas de combate.
En agosto de 1914 estalló  la primera guerra mundial y Hitler solicitó permiso para unirse a un regimiento bávaro,  a pesar de que era austriaco. Se unió entonces a un regimiento de infantería, donde revistaría durante toda la guerra, distinguiéndose por su valor y por ofrecerse de voluntario para las misiones más peligrosas. Comenzó a ser reconocido por su “coraje y conducta ejemplar durante cualquier acción de combate”, que “combina con su admirable modestia, ganando el respeto de sus superiores y camaradas”. Si bien tuvo la oportunidad de ser promovido a sargento, rechazó el ascenso y prefirió mantenerse como cabo, realizando arriesgadas misiones de mensajería, propias de ese grado. Durante la guerra recibió varios premios, siendo condecorado con dos Cruces de Hierro, de segundo y primer grado. También fue herido en combate en dos oportunidades.

En noviembre de 1918 Alemania se rindió. Hitler había sido herido (cegado por el gas venenoso) y se encontraba en un hospital militar en Berlín, cuando recibió la noticia  a través de un sacerdote católico. Con lágrimas en los ojos, le dijo a los soldados heridos que el emperador se había visto obligado a abdicar y los socialistas habían proclamado la República. Hitler tenía el corazón destrozado.

EL DESARROLLO TEMPRANO DEL NSDAP.

Mientras que los soldados alemanes luchaban en el campo de batalla, en la retaguardia, un frente marxista dirigido por los socialdemócratas, se dedicaban a difundir el derrotismo y a presionar por una paz a cualquier precio.

El objetivo de la  socialdemocracia era llegar al poder, derrocando a la monarquía y estableciendo una república, pero una Alemania victoriosa echaría por tierra sus planes. Por ello la socialdemocracia fue el buque insignia del derrotismo y el sabotaje contra el esfuerzo de guerra.

El resultado de esta puñalada por la espalda fue que Alemania perdió la guerra y que la revolución de noviembre, que comenzó como un motín en la marina alemana, estalló. Diferentes grupos marxistas, socialdemócratas y bolcheviques luchaban para ver quién tendría el poder. El comunista judío Kurt Eisner establecía en Munich el 7 de noviembre  una dictadura soviética, liderado principalmente por judíos. El 9 de noviembre renunció el emperador alemán (Kaiser). La gran amenaza de la guerra civil obligó a los socialistas a buscar el apoyo de los militares y los líderes más extremos bolcheviques fueron capturados y asesinados, incluyendo a los judíos espartaquistas Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg . En agosto de 1919 fue proclamada la Constitución de Weimar y Alemania se convirtió en una democracia parlamentaria.
Espartaquistas en Berlín.
Hitler regresó a Munich hacia noviembre de 1918 y en marzo de 1919 aceptó una oferta para convertirse en un agente político de la defensa nacional y fue asignado para investigar una pequeña asociación llamada Partido Alemán de los Trabajadores, que tenía sólo seis miembros. Hitler escuchó una charla de la "Asociación aburrida" , como él la llamaba, y estaba listo para irse cuando se anunció que se llevaría a cabo una discusión abierta. Uno de los participantes de la reunión sostuvo que Baviera debía separarse de Alemania. Ese tipo de personas que pregonaban la desunión del pueblo alemán, eran detestadas por Hitler y lucharía contra ella siempre en los años por venir. Tomó entonces la palabra y dijo  su opinión. Esto causó tal impresión que inmediatamente pretendieron reclutar a Hitler, el que por fin, después de muchas dudas, aceptó la oferta.

Hitler comenzó su labor política en la propaganda oficial del partido. Él quería que el partido aumentara su cantidad de  miembros y logró que los demás miembros estuvieran de acuerdo con ello y aceptaran comenzar a realizar actos públicos más masivos.. Al principio sólo eran unas pocas docenas de personas las que concurrían a sus reuniones, pero pronto  el número de visitantes llegó al centenar. Durante el invierno de 1919-1920, Hitler habló constantemente, y sus discursos comienzan a ser escuchados por cientos de personas.

El 24 de febrero de 1920, el Partido organizó su primera reunión a gran escal en la Hofbräuhaus reuniendo a miles de oyentes. En esta reunión se aprobó el programa de veinticinco puntos. En abril del mismo año, el nombre del partido dejó de ser Partido Alemán de los Trabajadores, para convertirse en Partido Nacional Socialista Obrero Alemán. en el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores, el NSDAP.

Muy pronto las reuniones del partido empezaron a estar protegidos por la SA, fundada en 1920, Hitler dejó claro desde el principio que la  SA no podía ser una organización secreta, sino una organización estrictamente militar. En Mein Kampf, Hitler escribe que la educación de SA "no estar bajo autoridad militar, sino del partido ". Otro punto esencial de Hitler era que el partido debe proveer  su propia seguridad, ya que "cada reunión, protegidos únicamente por la policía, desacreditaba a los organización a los ojos de la audiencia" .
Marcha de la SA.
El 3 de febrero, 1921, el NSDAP fue su primer gran convocatoria, que tuvo lugar en el Circo Krone reuniendo 6500 oyentes. Hitler habló durante dos horas y media y es entonces que comienza a ser considerado como el líder no oficial del partido. En julio de ese año, este reconocimiento tácito se transformaría en oficial y Adolf Hitler sería el líder reconocido del NSDAP.

El 4 de noviembre d 1921 una reunión del NSDAP, que iba a tener lugar en Hofbräuhaus de Munich, fue atacada por cientos de comunistas. Sólo cuarenta y seis nacionalsocialistas estaban en el lugar para protegerla. Este sería el primer enfrentamiento grande de la SA con la turba bolchevique. Hitler escribió en Mein Kampf:
Apenas comenzó el ataque entraron mis tropas de asalto, como desde entonces las llamé. Como jóvenes leones, en grupos de ocho o diez, caían sucesivamente sobre sus adversarios y poco a poco éstos fueron arrollados y echados del recinto. No habían transcurrido cinco minutos cuando vi que casi todos los míos sangraban y estaban heridos. ¡A cuántos de ellos me fue dado conocerlos entonces! A la cabeza, mi bravo Maurice, además de mi actual secretario privado Rudolf Hess y muchos otros que, aún gravemente heridos, atacaban siempre de nuevo, mientras podían mantenerse en pie. El escándalo infernal se prolongó durante veinte minutos. Al final, los adversarios, que podían ser setecientos u ochocientos, ya habían sido expulsados de la sala, rodando escaleras abajo, vencidos por mi pequeño grupo de valientes, que no superaba los cincuenta. (Mein Kampf – Tomo II – Cap. 7 – pág. 77 – Ed. Kamerad).
EL PUTSCH DE MÜNICH.

La  mañana del 9 de noviembre de 1923, Hitler marchó con 2.000 hombres de la SA al Ministerio de la Guerra en Munich. Había llegado el momento de lo que pasaría a la historia como el Putsch de Hitler, Putsch de Münich o el “golpe de la cervecería”, ya que comenzó en la cervecería  Bürgerbräukeller.

El objetivo era hacerse cargo de Münich y dirigir la marcha hacia Berlín. En 1923 tropas francesas y belgas ocuparon  el Ruhr con el fin de cobrarse cantidades no pagas de reparación de guerra impuestas por el Tratado de Versailles y aceptadas por los traidores de noviembre en Berlín. La hiper inflación afectó a Alemania y la economía se derrumbó. El apoyo a los nacionalsocialistas había aumentado y en ese momento se estimaba su fuerza efectiva en 55.000 miembros, la mayoría de ellos en Baviera.
Odeonsplatz, Munich, durante el intento de golpe.
El golpe fracasó. Hitler fue traicionado por el Comisario general Gustav von Kahr , que había estado profundamente involucrado en su planificación, el general Otto von Lossow y el Coronel Hans Ritter von Seisser . El intento de golpe fue aplastado en la Feldherrnhalle y dieciséis nacionalsocialistas y cuatro policías murieron en tiroteos.

Hitler fue visto por muchos alemanes como un héroe y  fue condenado a la pena mínima. Adolf Hitler , Friedrich Weber , Hermann Kriebel y Ernst Pöhner fueron condenados a cinco años de prisión cada uno, y cinco de los otros  procesados fueron declarados culpables de participar, con prisión de un año y tres meses. Hitler estuvo un total de trece  meses y medio tras las rejas. Ahora era conocido en toda Alemania y recibía regalos todo el tiempo que a menudo entregó a otros internos o para los niños que concurrían a la prisión los días de visitas.

Durante este tiempo  se dedica a poner en papel  las ideas nacionalsocialistas. El libro, cuya primera parte fue escrita en la prisión de Landsberg, recibió el título de Mein Kampf y se dedicó a los mártires que murieron en Feldherrnhalle.
Hitler en prisión en Landsberg am Lech
EL CAMINO HACIA EL PODER.

Hitler fue puesto en libertad poco antes de Navidad de 1924 y el 27 de febrero de 1925, volvió a hablar en Bürgerbräukeller. La audiencia llenaba la sala y escucharon  a Hitler llamando a unificar el movimiento cada vez más fragmentado, bajo una sola bandera. Hitler declaró que el NSDAP continuaría la lucha contra el sistema, pero con medios exclusivamente legales. La propaganda se intensificó. El partido creo diversos departamentos y aumentó las funciones de la SA que fue incorporada al mismo de manera formal. Se dispuso que la misma además de ser una unidad de protección realizaría tareas de propaganda directa. Es en este momento que la SA adopta la camisa marrón.

Hitler en marzo de 1925 recibió la prohibición de hablar en público en Baviera y otros estados. Esta prohibición se mantuvo hasta marzo de 1927, es decir, por dos años. En Prusia se levantó la prohibición recién a finales de 1928. Sin embargo, esto no pudo reprimir la voluntad de Hitler. Hitler escribió artículos para el  “Volkischer Beobachter”, escribió la segunda parte de Mein Kampf y habló en áreas fuera de Baviera, donde la prohibición no era válida. La capital alemana tampoco quedaba desguarnecida. En 1926 es nombrado Joseph Goebbels como Gauleiter de Berlín. Como Hitler, Goebbels tenía una voluntad de hierro y un gran dominio de las técnicas de propaganda. La lucha en las calles de Berlín fue extremadamente dura y la actitud inflexible de la SA de Berlín se hizo legendaria y contribuyó sobremanera a aumentar la cantidad de simpatizantes y afiliados al partido.  

En noviembre de 1928 se le prohíbe específicamente a los nacionalsocialistas portar armas. La República de Weimar hacía lo imposible para que los hombres de la SA fueran fácil presa de las hordas armadas comunistas. Efectivamente, fueron sometidos a un terror comunista sin igual, que tuvo como punto culminante la llamada “Noche de Sangre en Wöhrden”. Se estima que la violencia roja se cobró más de mil víctimas nacionalsocialistas y muchos más resultaron gravemente heridos.
Funeral de Horst Wessel.
El más famoso de esos mártires  fue Horst Wessel que era temido y odiado por los comunistas porque podía entrometerse en sus reuniones, agitando para el nacionalsocialismo y reclutando descaradamente entre sus filas. Uno de los poemas de Horst Wessels, “Die Fahne Hoch” (Horst Wessel Lied) se convirtió en la canción oficial del NSDAP, y posteriormente durante el Tercer Reich, sería un segundo himno nacional.

La terca SA continuó la lucha y el propio partido no cesó de crecer. En 1930 el NSDAP era el segundo partido más grande y en abril de 1932, el partido tenía más de un millón de miembros afiliados. Más tarde ese mismo año, en julio y noviembre, se llevaron a cabo dos elecciones en que el NSDAP recibió el 37,4 por ciento y 33,1 por ciento de los votos. A pesar del ligero descenso en la segunda elección, el NSDAP era ahora el partido más votado y el 30 de enero de 1933 consolidó el poder aún más cuando Hitler fue nombrado canciller por Hindenburg.

En la noche del 1 de febrero, Hitler pronunció su primer discurso como el nuevo canciller en un concurrido Sportpalast en Berlín. Hitler pidió al pueblo alemán que le dieran cuatro años en el poder. Prometió que el nuevo gobierno estaba dispuesto a trabajar para el levantamiento alemán, pero ese resurgir no vendría por sí mismo, sino  que el pueblo alemán debería trabajar para ello. Habló de no depender de las potencias extranjeras y de la necesidad de que Alemania fuera fuerte e independiente.

EL TERCER REICH.

El 27 de febrero de 1933 el edificio del Reichstag en Berlín fue víctima de un incendio intencional . El responsable fue un comunista holandés, y el otro sospechoso, que fue absuelto, sin embargo, era el líder del Partido Comunista Alemán, Ernst Torgler . Durante mucho tiempo los historiadores tendenciosos dieron a entender que los nacionalsocialistas estaban detrás del incendio del Reichstag con el fin de encontrar un pretexto para prohibir a los comunistas. Ese rumor fue fabricado por los comunistas, quienes finalmente serían prohibidos por un decreto firmado por el Presidente del Reich Hindenburg. Muchos comunistas, gracias al sistema imperante durante la República de Weimar, habían sido capaces de cometer impunemente una gran cantidad de homicidios contra militantes nacionalsocialistas y contra otras instituciones nacionales. El decreto presidencial los prohibió entonces, considerándolos enemigos del Estado.

El 5 de marzo se llevaron a cabo elecciones parlamentarias y los nacionalsocialistas se convirtieron en el partido mayoritario con gran diferencia sobre el resto, con más de 17300000 votos, llegando al 43,9 % de los votos. El resultado no fue suficiente para lograr la mayoría simple del parlamento, pero se llegó a un acuerdo con el Partido Popular Nacional Alemán, lográndose entonces una mayoría parlamentaria del 51,8 por ciento. Las elecciones del 5 de marzo se llevaron a cabo en Alemania cuando los nazis todavía no estaban en mayoría.
Judíos en el Madison Square Garden, 27 de Marzo, 1933
Una semana después de esta victoria electoral aplastante la judería mundial declaró la guerra económica internacional contra el Reich Alemán. Un país que se encontraba con una economía sumamente frágil, producto de las injustas y leoninas imposiciones del Dictado de Versalles, se veía ahora enfrentada a un boicot internacional, producto del control que los judíos ejercen sobre el comercio mundial. El gobierno del Reich respondió el 1º de abril con un boicot nacional contra los comercios de propiedad judía radicados en Alemania. A diferencia de la guerra económica desatada por el judaísmo, el boicot alemán duró solamente un día y fue en realidad un acto simbólico.
El Reichstag se consume en las llamas.
En junio de 1933 se llevó a la destrucción por el fuego gran cantidad de  libros en Alemania, destruyéndose literatura anti alemana o considerada decadente, casi toda de autores jurídicos. Fue un verdadero acto de purificación espiritual e intelectual. En realidad la quema de estos libros no implicó la prohibición de su lectura ni su comercialización. Fue esencialmente un acto simbólico, y no una censura, que no existió en absoluto, como quieren hacerlo creer los historiadores del judaísmo. Esta situación debe ser comparada con la fuerte prohibición y censura que hoy, 85 años después, rige en los países democráticos, donde se prohíbe la publicación y venta de libros nacionalsocialistas o revisionistas de la historia oficial del Holocausto. Esta prohibición tiene como efecto la criminalización de escritores y editores, que han terminado en la cárcel como el español Pedro Varela, por citar un caso a modo de ejemplo de entre muchos otros.

Los años 1933-1939 fueron  de paz interna, mejora social y crecimiento económico. El gobierno de Adolf Hitler tuvo un éxito sorprendente en eliminar los altos índices de desempleo que la República de Weimar tenía ya como endémicos. Una cifra de desempleados superior a los seis millones y medio de personas fue abatida a un millón para 1937 y a 1938 Alemania se encontraba necesitada de mano de obra. Pero además, la creación de empleo fue de alta categoría, posicionándose el Reich en la cúspide de nivel salarial y en el logro de beneficios sociales para los trabajadores, desde el aguinaldo, pago de horas extras y vacaciones. La calidad de vida en Alemania era muy superior al resto de los países europeos y al nivel norteamericano,que continuaban sufriendo los embates de la crisis económica internacional desatada por el judaísmo en 1929. La atención a la salud de las personas, al cuidado del medio ambiente y a la integridad animal fueron signos del gobierno de Hitler.

Una gran proporción de los trabajadores en la construcción de las Autobahn en 1938 fundaron la Organización Todt. Esta organización gigante, que empleaba a un millón y medio de trabajadores, no sólo llevó adelante la construcción de vías de comunicación terrestre, como el sistema de autopistas, sino  además otras tareas de ingeniería civil como la reparación de puentes, construcción de caminería y vía férreas, desecación de bañados para transformarlos en áreas de cultivo, construcción de canales y la construcción del muro del Atlántico.

Varias ONG se fundaron en  Alemania. Una de ellos fue Winterhilfswerk des Deutschen Volkes (Ayuda de Invierno), que era una organización benéfica que recogía comida, dinero y ropa para los necesitados. La consigna era: "Nadie debería tener  hambre o  frío". Para 1939, esta organización  contaba con un millón de miembros voluntarios. Ese año, se juntaron 419 millones de marcos alemanes, en los que una gran parte del dinero también vino de  donaciones de los alemanes más ricos. Uno de los fines de la “Ayuda de Invierno” era "fortalecer el sentido social y nacional de la comunidad del  pueblo". Si se estudian los libros de cuentas del la “Ayuda de Invierno” se podrá apreciar de que muchas personas judías aportaban a la misma, lo que demuestra que se les permitió vivir en el Reich Alemán en calidad de huéspedes, siempre y cuando no actuaran de forma hostil contra el Estado o las personas. La investigadora judía Lyoka Rosberg admite que :
"Durante los años 1933 y 1934, 14.053 personas de nacionalidad no alemana colaboraron en la campaña de ayuda de invierno, incluyendo 8791 judíos nacidos en Alemania y  2250 judíos extranjeros ".
Una imagen común en Alemania en ese tiempo.
En 1936 se  celebraron en Alemania los Juegos Olímpicos, donde el Reich ganó el mayor número de medallas en todas las disciplinas, estableciendo un récord que se mantiene hasta hoy en día. En esa Olimpíada se inició la tradición de portar la antorcha olímpica. Los falsificadores de la historia afirman repetidamente que Adolf Hitler se negó a entregar medalla y felicitar al velocista de raza  negra Jesse Owens de Estados Unidos. En realidad Hitler no felicitó a ningún competidor victorioso ya  que el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos le informó que eso no estaba permitido. Sin embargo Hitler saludó con su mano a Jesse Owens, como él mismo lo detalla en sus memorias:
“Cuando pasé frente al  Canciller éste se levantó, agitó la mano hacia mi y yo le devolví el saludo. Creo que los escritores mostraron una mala decisión en la crítica de los líderes de Alemania de ese momento”.
Durante los primeros siete años de su gobierno, Adolf Hitler cumplió con sus promesas electorales de invalidar las injustas disposiciones del Tratado de Versalles. El mismo se determinó después de la Primera Guerra Mundial de forma unilateral por Francia, los EE.UU. y Gran Bretaña para mantener a Alemania postrada. De acuerdo con este tratado, Alemania era  responsable de la guerra y quedaba obligada a pagar una enorme suma por concepto de reparación, valuada en doscientos sesenta y nueve mil millones de marcos oro (que más tarde se redujo a ciento treinta y dos mil millones de marcos oro). A través de este tratado se mutiló el territorio alemán, y se prohibió al estado germánico ejercer su propia defensa. También se vio obligado a reconocer la independencia de Austria, no sólo contra la voluntad del pueblo alemán, sino también contra la del austriaco.

El 12 de marzo de 1938 las tropas alemanas llegaron a Austria siendo recibidas con gran júbilo . La anexión se había producido debido a que la dictadura católica de derecha de  Dollfuss -Schuschnigg perseguía ferozmente a sus  oponentes políticos nacionalsocialistas y se aprestaba a realizar un escandaloso fraude electoral. Al mismo tiempo Austria sufría una catastrófica situación económica que tenía sumido en la pobreza al pueblo. Por encima de todo, estaba el hecho de que casi todos los  austriacos quieren pertenecer a Alemania. Esto se demostró un mes después del ingreso del ejército alemán, cuando en un plebiscito perfectamente legal y honesto,  el  99,7 por ciento del electorado, votó a favor de la unión con el  gran Reich alemán.
Hitler habla ante 200.000 personas en el Heldenplatz de Viena.
Por este acto Alemania estaba rechazando explícitamente el Tratado de Versalles. En el exterior, diferentes fuerzas se coaligaban para desatar una guerra de mayores proporciones que la anterior.

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

La  ciudad de Danzig, con una población alemana de más del noventa por ciento, había sido gravemente afectada por el Tratado de Versalles. Formalmente, la ciudad era un "refugio seguro" bajo los auspicios de la Sociedad de Naciones, pero la ciudad pertenecía de facto a Polonia. Durante la primavera y el verano de 1939 se realizaron negociaciones entre el gobierno alemán y el polaco para la construcción de una carretera que uniera Alemania y Danzig,  y se discutía una legislación que garantizara la protección de la población alemana de la ciudad. Debido a la intromisión anglo francesa, ofreciendo garantías de apoyo militar al gobierno polaco, éste se negó a todas las demandas de negociación alemanas.

El 1º de septiembre de 1939 comenzó una batalla entre las tropas alemanas y polacas y la guerra estaba en marcha. Francia y Gran Bretaña declararon la guerra a Alemania unos días más tarde. Polonia rápidamente fue capturada por las tropas alemanas y se rindió el 6 de octubre de 1939. Hitler ya en septiembre de 1939 le ofrecía a  Francia y Gran Bretaña la paz total. Este llamamiento de paz se repitió innumerables veces haca el gobierno británico durante la guerra. Hitler consideraba la guerra con  los británicos como una pelea fratricida y nunca estuvo en su ánimo luchar contra ese país. Cuando Winston Churchill llegó al poder en Inglaterra, las propuestas de paz ni siquiera fueron consideradas. Churchill odiaba a Alemania y la  consideraba  como una gran amenaza para la dominación británica del mundo.

El 6 de abril, se inicio la operación Weserübung consistente en la invasión de Noruega y Dinamarca, como una respuesta a los planes de expansión británicos en el norte de Europa . Las batallas en Noruega duraron hasta el 10 de junio de 1940. Las fuerzas alemanas abrieron un segundo frente contra el enemigo el 22 de mayo, cuando se atacó a Francia. El ejército francés y la Fuerza Expedicionaria Británica fueron aplastadas de forma rápida y Francia aceptó la paz el 16 de junio. Hitler decidió que las conversaciones de paz se celebrarán en el bosque de Compiegne, en el mismo vagón de ferrocarril, donde los negociadores alemanes fueron obligados a firmar el tratado de paz humillante de 1918.
La rendición francesa.
Una fuerza expedicionaria al mando del general alemán Erwin Rommel llegó a África en febrero de 1941 para ayudar al ejército italiano que se encontraba en una grave situación. Gracias a los refuerzos alemanes  los británicos debieron retirarse. Debido a los fracasos italianos en su guerra con Grecia, Hitler se vio obligado a entrar de nuevo en ayuda de Italia y tropas alemanas derrotaron a Grecia y los refuerzos británicos fácilmente. Mientras que se realizaba  la campaña contra Grecia, un golpe de estado puso en el gobierno de Yugoslavia a un régimen militar pro británico. El Capitán de las SS Fritz Klingenberg y diez soldados tomaron la capital yugoslava, Belgrado, el 12 de abril de 1941. Yugoslavia se rindió menos de una semana más tarde.

El 22 de de junio de 1941 se puso en marcha la mayor campaña militar de la historia ya que las fuerzas armadas alemanas lanzaron la Operación Barbarroja consistente en la invasión de la Unión Soviética. Las tropas alemanas avanzaron rápidamente en todos los frentes, derrotando y capturando grandes cantidades de tropas soviéticas. Ya en el otoño de 1941 se encontraban  a las puertas de Moscú. Gracias a la gran fuerza de tropas asiáticas, se pudo contener la ofensiva. En diciembre de 1941,  debido a una agresión japonesa, los Estados Unidos se involucraron en la guerra, y por fin Franklin Delano Roosevelt le pudo declarar las hostilidades a Alemania.
La SS captura Jarkov.
Para la ofensiva de verano alemana en 1942 Hitler cambió sus planes. El objetivo de esta ofensiva no fue  Moscú, sino los principales campos petroleros rusos en el Cáucaso. A finales del verano, el ejército alemán llegaba a la ciudad de Stalingrado, donde se libró una batalla feroz. En ese teatro de operaciones las tropas alemanas sufrieron su primera derrota importante cuando el traidor Friedrich Paulus se rindió con todo el Sexto Ejército alemán.

Después de la derrota en Stalingrado el gobierno del Reich consideró que no había ninguna razón para tratar de encubrir el fracaso. Por el contrario, querían decirlo claramente al pueblo alemán. El ministro alemán de propaganda, Joseph Goebbels, celebró el día 18 de febrero de 1943 su famoso discurso de la guerra total en la que se insta a la gente a luchar hasta la última gota de sangre.

Los grandes refuerzos  estadounidenses que recibieron los británicos en el norte de África, le permitieron a ese país pasar a la ofensiva. Una gran batalla se libró en  El Alamein, donde lErwin Rommel se vio obligado a retirarse mientras tropas estadounidenses aterrizaban también en las posesiones francesas en el norte de África. Después de la rendición traicionera en Stalingrado, el ejército alemán pasó en febrero de 1943 al contra ataque, destruyendo cincuenta divisiones soviéticas y recuperando la ciudad de Kharkov en Ucrania.

En un último intento por recuperar la iniciativa en el frente oriental, Hitler decidió implementar un plan que, si tenía éxito, podría incapacitar a enormes tropas soviéticas. Debido a varias razones, el alto mando soviético llegó a conocer los planes alemanes, y las fuerzas soviéticas estaban bien preparados cuando el ataque se produjo el 5 de julio de 1943. A pesar de esto, las fuerzas alemanas causaron a sus enemigos muchas más pérdidas que las que ellos mismos sufrieron. El punto de inflexión se produjo el 11 de julio, cuando los soviéticos realizaron un contraataque masivo, mientras que las fuerzas aliadas occidentales aterrizaban en Italia. Debido a ello las tropas alemanas en África se vieron obligados a retirarse hacia Italia. Italia se rindió casi inmediatamente y además se unió a los aliados contra el Reich Alemán.

La ofensiva de verano soviética en 1944  apenas  pudo ser detenida temporalmente en la frontera de Alemania. Prácticamente la totalidad del territorio conquistado en el este se perdió. Los aliados occidentales desembarcaron casi al mismo tiempo en Francia y ahora la posición de Alemania empezaba a complicarse. Detrás del frente de combate, un grupo de oficiales aristocráticos intentaron realizar un golpe de estado. El 20 de julio de 1944 los golpistas colocaron una bomba en el cuartel general de Hitler, sobreviviendo éste milagrosamente.

“HOLOCAUSTO”.

En 1942 comenzó "el Holocausto". El término "Holocausto" se basa en la idea de que Alemania, bajo las órdenes de Adolf Hitler, mató a unos seis millones de Judios, utilizando principalmente las "cámaras de gas". Después que  la guerra terminó en 1945, la idea de lo que sucedió surgió en diferentes descripciones dramáticas, que fueron promocionadas por las potencias vencedoras. Hoy en día, cualquier persona que cuestiona la versión oficial del llamado Holocausto es condenado a prisión en una docena de países europeos. Por ejemplo un tribunal austriaco, condenó al historiador británico David Irving a tres años de prisión por haber "negado el Holocausto de los judíos de Europa". Como dijéramos anteriormente, un tribunal español condenó al librero Pedro Varela a dos años y nueve meses por haber comercializado  libros “que justifican el holocausto”. Una corte alemana condenó a Horst Mahler a seis años de prisión por distribuir en sus conferencias libros de carácter revisionista sobre el Holocausto. Hay muchos ejemplos más de personas, hombres y mujeres, que han sufrido la persecución y la cárcel por crimenes “de pensamiento”.

El historiador David Irving y el editor y librero Pedro Varela, dos de las muchas víctimas de la persecución democrática por delitos de pensamiento.
La cuestión del "Holocausto" debe ser discutida, analizada y reformulada, porque no hay evidencia real de que millones de judíos y  de personas de otras nacionalidades hayan sido sistemáticamente ejecutadas en los campos de concentración. Si la hay de que muchos prisioneros, murieron por epidemias como el tifus o por la grave hambruna que desató el final de la guerra.

Ya en 1938 Hitler y otras figuras destacadas en el Tercer Reich se ocupaban del problema judío con el Plan Madagascar. El mismo implicaba la intención de crear un estado judío en esa isla, que en aquel momento era una posesión francesa, llevando allí un millón de judíos anualmente. Este plan fue frustrado por Gran Bretaña cuando se hizo cargo de Madagascar en 1942. El mismo año se llevó a cabo la famosa Conferencia de Wannsee en Alemania, donde se discutió la  "solución final" a la cuestión judía. Los documentos de esta conferencia existen aún  y demuestran que esta solución final significaba la emigración de los judíos hacia el este  a campos establecidos que servirían como una vía alternativa de radicación fuera de Europa.

Una de las pruebas más fuertes confirmando la veracidad del “Holocausto” ha sido la carta que menciona as cámaras de gas, conocido como Informe Vrba-Wetzler. Sin embargo la persona que redactó el informe, Rudolf Vrba, interrogado en un juicio en 1985 admitió que nunca había visto en su vida una cámara de gas en Auschwitz y que en realidad escribió lo que había escuchado, “armando una historia”. Las "confesiones" provenientes de los guardias de los campos, hoy se ha comprobado sin lugar a dudas, que se obtuvieron  a través de la tortura, como en el caso de Rudolf Höss . Además, el estado alemán realizaba un permanente control sobre la administración de los campos de concentración y castigaba gravemente cualquier irregularidad cometida. De esta forma el coronel de las SS Karl Otto Koch fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento alemán . Koch había sido encontrado culpable de dos asesinatos de auxiliares de enfermería y se sospechaba que también había asesinado a prisioneros haciéndolo pasar por un intento de fuga. Tal abuso fue considerado suficientemente grave para que un oficial de alto rango fuera ejecutado. ¿Cómo entonces se puede entender esta situación frente a la afirmación de que también se gaseaba sistemáticamente a millones de prisioneros judíos?
Una de las últimas fotografías de Adolf Hitler. Acaricia la mejilla de un hitlerjunge.
EL FINAL.

La última ofensiva soviética contra el Reich alemán comenzó en la primavera de 1945, se avanzó rápidamente y pronto las tropas comunistas se encontraban en las afueras de Berlín. Las pocas tropas restantes alemanas luchaban con valor, contra un enorme poder frente al cual poco podían hacer. Con las tropas soviéticas, luchando casa por casa en Berlín, Adolf Hitler contrajo matrimonio el 29 de abril con su amor de años, la señora Eva Braun. Como líder de una gran nación, Hitler se negó a rendirse y en su lugar optó por terminar con su vida por su propia mano. El 30 de abril de 1945 el matrimonio Hitler se quitó la vida.



12 comentarios :

  1. Feliz natalicio del guia de los pueblos europeos,HH.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades. El Führer vive en el corazón de cada nacionalsocialista.

      Eliminar
  2. Hitler uno de los estadistas más grande de todos los tiempos.
    Por cierto se pasó por alto que en la invasión a Polonia los alemanes sólo tomaron la mitad occidental del país el resto lo compartieron con la Unión Soviética, sin embargo las potencias occidentales sólo declararon la guerra a Alemania, con la excusa de liberar a Polonia; cuando termina la guerra le entregan toda Polonia a los soviéticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Esa es una linda pregunta para hacerle a los "demócratas". ¿Porqué junto a Alemania, no le declararon la guerra a la URSS?
      Saludos.

      Eliminar
  3. Muy interesante artículo, cada día se pone mejor el hecho de conocer la verdad detrás del relato impuesto por los ganadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Alex. Nos alegra que así sea. Siempre eres bienvenido en nuestras páginas.
      ¡Heil Hitler!

      Eliminar
  4. Lástima que tenga tantas faltas de ortografía.

    Sieg Heil !!! Heil Hitler !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Pedimos disculpas. Se nos fue sin corregir. A veces nos falta tiempo para seguir todos los procedimientos previos a la publicación.
      Sieg Heil!!!

      Eliminar
  5. Pensar que sobre Hitler solamente tenemos confirmado su nacimiento, el 20 de Abril de 1889, pero no hay certeza sobre la fecha de su muerte.La verdadera fecha de nacimiento de Jesucristo es el 6 de Abril del año 0, nunca murió. Ambos fueron enemigos de la doctrina de los fariseos (que se basaba en las enseñanzas de los ''ancianos'', plasmadas en el Talmud y las consideran superiores a los mandatos de la Torá). El judaismo, luego de la caida de Jerusalen, perdió la influencia de los saduceos (quienes mantenían a la Torá por sobre las tradiciones de los ancianos) y sobrevivió la agrupación político-religiosa de los fariseos. Tanto Hitler como Jesucristo nacieron en el mismo mes. Ambos tuvieron a los mismos enemigos. Ambos fueron duramente condenados por la influencia de estos enemigos. Ambos trajeron paz y bienestar a sus respectivos pueblos mientras los judíos aún no habían interferido seriamente en aquella tarea. Sobre ambos fueron escritas terribles difamaciones difundidas e ideadas por los los fariseos y sus descendientes. Hasta el día de Hoy está prohibido hablar bien de Hitler porque el dominio de los fariseos es aún vigente, mientras que se está borrando progresivamente la memoria de Jesucristo y difamandolo mediante los mass mierda. Sin dudas que debe haber mayor cantidad de paralelismos, habría que estudiar este asunto con detenimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estiamdo Alex, lamento en esta no poder estar de acuerdo contigo respecto a la falta de certeza de la muerte de nuestro amado Führer.
      Si pones en el buscador de nuestro sitio 30 de abril - La muerte del Führer, verás que estamos convencidos de que murió el 30 de abril. Ahí exponemos las razones.
      Mas allá de ello, el resto de tu post es compartido por muchos camaradas y es una visión muy interesante sobre el tema.
      Sieg Heil!!!

      Eliminar