-----------------------------f- FE Y ACCIÓN. MANUAL DE EDUCACIÓN POLÍTICA DE LA HITLERJUGEND. ÚLTIMA PARTE. ~ DOCTRINA NACIONALSOCIALISTA

Difusión y estudio del Nacionalsocialismo. Formación doctrinaria de los simpatizantes.

sábado, 29 de abril de 2017

FE Y ACCIÓN. MANUAL DE EDUCACIÓN POLÍTICA DE LA HITLERJUGEND. ÚLTIMA PARTE.

En la quinta y última parte del Manual de Educación Política de la Hitlerjugend nos ocupamos de los conceptos de HONESTIDAD, PROPIEDAD, DERECHO Y JUSTICIA.

Honestidad.

¡No debe haber nada falso en ti! El judío es deshonesto. Él nace de esa manera y siempre está lleno de engaño. Naciste para ser honesto y para seguir siendo honesto. Tu rostro no miente, tus palabras son verdaderas, tus acciones son claras y pueden estar delante de todos.

No dirás ninguna palabra sobre un compañero que no puedas decirle a su cara. Si lo haces, destruyes la comunidad y lesionas tu honor y el de la otra persona. Te vuelves deshonesto.

No pensarías en robarte diez pfennig de un compañero. Qué trivial que es cuando se compara con robar el honor de alguien que no se da cuenta de ello, que es incapaz de defenderse. Comparado con eso, el ladrón que ponemos en la cárcel ha cometido una ofensa pequeña. Las posesiones son menos valiosas que el honor. Un ladrón tiene más honor que un calumniador. La primera exigencia de honor es que debemos tener el honor de los demás como su posesión más alta. La siguiente demanda de honor es que se debe respetar la propiedad de los demás, si se ha ganado por la palabra y la industria.

Debe volver a ser tal Alemania que uno pueda dejar las puertas desbloqueadas por la noche. De nuevo debe ser tal que cada pieza perdida de la propiedad se devuelva y que uno puede confiar en los ciudadanos desconocidos respecto a su dinero y posesiones.

Queremos una vez más tener el honor de un granjero. Debe ser como todavía está en el norte, donde uno puede salir de su casa sin cerrar la puerta, porque no hay deshonestidad.

Hay que acabar con todo comportamiento deshonesto. Debe ser arrancado de nosotros. Debe haber una nueva generación en Alemania, honesta en palabra y obra, porque el honor es para ella más necesario que la vida misma. ¡Ay del que peca contra ella!

PROPIEDAD.

En el estado nacionalsocialista, ya no hay propiedad con la que el individuo pueda hacer lo que quiera. No hay un derecho ilimitado de propiedad, sólo un derecho que se ha ganado para administrarla para el bien del todo.

La propiedad es un préstamo. Uno puede ciertamente usarla, pero sólo para avanzar los intereses del todo.

Un granjero tiene un campo. Le pertenece. Y debe pertenecer a él, porque su antepasado lo cultivó, sus padres trabajaron en él. Le pertenece a él siempre que lo haga para que la comida de otros ciudadanos crezca en él. Pero el campo debe serle quitado si lo deja en barbecho porque es demasiado perezoso o poco ambicioso para cultivarlo.

¡Una casa! ¿Por qué no debería un alemán tener una casa, un hogar para sus hijos? El apartamento en la ciudad ha tomado un pedazo de la patria del alemán. Su propia casa y su jardín le dan de nuevo un pedazo de Alemania, y él tiene derecho a eso.

Pero no es un regalo no ganado. La propiedad debe ser ganada por el trabajo de la mano o la mente. El colonizador ambicioso y trabajador en la tierra recién ganada arará más tierra para sí mismo y sus niños que otros. ¿Es un fracaso de su parte? Él siembra grano no sólo para sí mismo, sino también para otros. Lo que él siembra es de su propiedad.

Pero el que por medio de la traición y el engaño adquiere posesión de lo que la mente y las manos de otros han creado es un ladrón y un engañador. Es como el estafador y el judío que, sin crear nada, viven avariciosamente de lo que roban de otros usando la justicia corrupta. Eliminarlos de Alemania es nuestra ley más alta. Una vez los bosques de Alemania fueron liberados de lobos. De la misma manera, Alemania debe ser liberada de los que son peores y más dañinos que lobos.


DERECHO Y JUSTICIA.

Es mejor que el individuo sufra bajo la ley que el hecho de que no exista ley.

La ley derrota a la arbitrariedad, pues todos le son iguales. A la humanidad no se le permite ejercer la suprema justicia. Pero la ley da al juez individual la medida de justicia y castigo. La justicia ya no descansa en lo que el individuo piensa, sino que la ley debe estar anclada en los sentimientos de todo el pueblo. Ese es el caso cuando un pueblo tiene su propia ley, no la de otro pueblo.

El Estado está fundado en la justicia. La injusticia lo destruye. Un estado sin justicia es el patio de recreo de los boteros y de los salteadores. El agricultor, el obrero y el ciudadano necesitan ley para proteger sus labores. La ley protege el honor, la vida, el matrimonio, las posesiones, todas esas cosas que queremos y debemos tener como fundamentos de nuestro estado. El juez, totalmente independiente, proyecta justicia. El policía no es el representante de algún orden arbitrario, sino más bien de lo que un pueblo encuentra bien y derecho.

Ningún sacrificio es demasiado grande en la causa de la justicia. "Es mejor que mi hijo muera que la justicia perezca en el mundo", dijo una vez un gran rey prusiano.

Queremos una vez más la justicia para gobernar en Alemania, esa gran justicia no escrita que vino a nosotros con nuestra sangre. Debe ser la ley en Alemania que todos obedezcan esta justicia.

La justicia no es aquello que sirve al individuo, sino aquello que sirve al pueblo. Esa es la ley suprema del nacionalsocialismo, a la que todos deben inclinarse.

CONSTRUYENDO UNA VIDA.

La vida comienza en la juventud. Llega a su punto más alto en el hombre y la mujer. Se hunde como el sol en la vejez.

Hay que ver la vida como un todo, como un proceso natural, que se perfecciona en cada momento. No hay nada malo en la juventud o la vejez. La juventud es la juventud y la vejez es la vejez, ni buena ni mala, sino más bien natural.

La juventud es esperanza y madurez. Juventud significa la posibilidad de una vida adecuada y de grandes hechos. Si uno ve en la juventud los signos de una vida mala e inútil que viene, ese es el peor reproche, porque el mayor regalo está siendo desperdiciado.

La juventud no tiene el objetivo de permanecer joven, sino de convertirse en hombre o mujer. En un hombre se encuentra el valor y la fuerza, la seriedad y la experiencia. La vida sigue su curso a grandes hechos. Para el hombre como para la mujer.

Después de que la gran batalla se libra y el trabajo pesado se realiza, las personas se han formado interiormente y exteriormente. El cuerpo y el alma han demostrado lo que son, a dónde pertenecen, ya sea a la fuerza que construye o a lo que destruye. El ablandamiento de la edad viene. La impaciencia de la juventud, la fuerza del hombre, se desvanecen. Una amplia visión viene, el claro conocimiento de lo que es valioso e inútil en este mundo.

Después de que una persona ha luchado una buena pelea, su última expresión es la mejor, porque revela la grandeza de su vida. Revela todo, necesidad y trabajo, lucha y alegría, y un reflejo del mundo por venir. Sentimos lo mismo que cuando vemos la máscara de muerte de Federico el Grande. ¿Hay una cara que nos habla con más elocuencia?

El que ha luchado tal lucha gana honor en la vejez. No respetar a los ancianos es un fracaso de respetar la vida misma.
-Me he pasado al servicio de la Patria -dijo Bismarck-. ¿Quién no debe honrar a los que han envejecido y desgastado en tal causa. ¿O queremos honrar a aquellos que dicen: "He evitado el servicio a la Patria?"

Cada etapa de la vida es buena: la juventud llena de esperanza, la madurez en la plenitud de la fuerza, la edad llena de honor. ¡Sólo merece honor aquello que es más grande que nosotros!
- FIN -
Si quieres leer la quinta parte de este artículo haz click AQUÍ.
Si quieres leer la primera  parte de este artículo haz click AQUÍ.





4 comentarios :

  1. Fantasticos manuales,mucho corazon en ellos,que se reflejan en los buenisimos valores que les inculcaban,ahora solo se bastardiza a la juventud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente es así. Son las primeras víctimas de este orden perverso. Saludos Blas.
      Sieg Heil!

      Eliminar
  2. Muy buen post. Sirve para entender el Nacional Socialismo más profundamente. Sobre todo a los jovenes como yo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegramos de ello. Te esperamos siempre por el blog. Sieg Heil1!!

      Eliminar